Wtoo
Por Wtoo
Asos
Por Asos

Siempre es una gran alegría acompañar a los familiares o amigos en el día más importante de sus vidas y luego de emoción de la noticia, de ver el anillo de compromiso y de enterarse de los detalles de la boda, es tiempo de corresponder luciendo un maravilloso vestido de fiesta, que obedezca al código de vestuario propuesto por la pareja y esté acorde con tu figura. Así que sigue nuestros consejos, recorre la hermosa galería que hemos preparado para ti y elige entre las tendencias de vestidos de fiesta 2019.

Para el día y el verano

Por etiqueta sabemos que los vestidos de fiesta cortos, están recomendados para usarse en ceremonias celebradas en la mañana, tipo desayuno o brunch, en matrimonios campestres, en especial en regiones cálidas. Fiestas que comienzan al mediodía o cuando las tarjetas de matrimonio lo indican.

Cada vez con más frecuencia los novios prefieren celebraciones frescas y tranquilas en las que se olvida un poco el protocolo y se da vía libre para experimentar con el atuendo como invitada. Lo primero que debes hacer al momento de elegir tu look y poder tener claro que una falda corta es lo adecuado es apegarte al dress code. Si este está algo confuso puedes preguntar a la mamá de alguno de los novios o a la pareja misma.

Es importante tener en cuenta que estas asistiendo a la celebración más especial de la vida de una pareja y aunque el estilo del festejo se aleje de lo tradicional, el largo de la falda debe ser el adecuado teniendo en cuenta la edad y la solemnidad del momento, evitando incomodar a los asistentes u opacar a la novia. Ante la duda lo mejor es llevarla sobre la rodilla y en ningún caso por encima de la mitad del muslo. Siempre la elegancia es la mejor opción.

¿Unicolor o estampado?

Dar viveza, originalidad y alegría a tu vestido de fiesta corto, es posible si pensamos en la amplia paleta de colores y diseños que están disponibles para combinarlo, todo dependerá de tu silueta, el espíritu que quieras proyectar y por supuesto del tipo de celebración.

Las celebraciones comenzando la mañana y los matrimonios al aire libre, son ocasiones perfectas para lucir estampados llamativos con flores grandes, figuras orgánicas o rayas gruesas en colores vibrantes como amarillos, rojos, verdes, morados y fucsia. Si tu personalidad es un poco más recatada o prefieres la sobriedad de un diseño discreto, los colores pastel como el rosa pálido, el verde agua, el azul claro, las lilas y los arena serán tus mejores aliados. Puedes además darle un toque de originalidad y glamour decorándolos con delicados apliques de otro tono en contraste, toques de brillo o apliques bordados, para resaltar la cintura, dar forma a los hombros o enmarcar el escote.

Los estampados blanco y negro, conocidos como medio luto, funcionan mejor para eventos en recintos cerrados o más entrada la tarde. Si la celebración es un poco más formal o cercana a la noche, lo más acertado es decidirse por un único tono y jugar con el brillo o los accesorios para el vestido de fiesta.

Aquí el abanico de colores oscuros llega con fuerza. Azul turquesa, verde esmeralda, naranja, negro o vestidos cortos rojos que llegan para posicionarse como los reyes de la noche y la temporada.  Los complementos vistosos también están a la orden del día. Sombreros de ala ancha o estrecha en caña flecha o fique, adornados con cintas de seda a juego con el vestido, tocados en fieltro de lana, guantes, zapatos en contraste, bolsos sobre o clutch y bellísimas tiaras o diademas en flores artificiales que dan un toque de vivacidad y van perfectos tanto con peinados de cabello suelto o el recogido que prefieras. 

Formas y diseños

No solo los colores nos presentan infinidad de alternativas para personalizar los vestidos de fiesta cortos, la temporada también llega cargada de diseños diferentes y atrevidos que se adaptan a todos los estilos y personalidades. Faroles, sobrefaldas, mangas campanas, elaboradas en géneros livianos que atribuyen vuelo y movimiento a las piezas son una de las líneas de diseño constante en la propuesta para este año.

Superiores e inferiores separados en trajes de dos piezas que juegan con colores y texturas, ofreciéndonos tops de cortes sugerentes, ajustados al busto o con sobrecargo de adornos como cintas y flores en unicolor y faldas en estampados de rayas, flores o figuras geométricas. 

Las túnicas tipo romana y los vestidos plisados sujetos al cuello son otra de las líneas de diseño presentes en las tendencias 2017, desdibujando la figura y mostrándonos una silueta totalmente cómoda y glamorosa. 

El catálogo es amplísimo y las posibilidades infinitas al momento de elegir tu vestido de fiesta corto. Si te gustó nuestra selección no pierdas de vista el catálogo completo de vestidos de cóctel y entérate también de las tendencias en peinados elegantes, para que seas la invitada más bella.