Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

La elección del estilismo nupcial puede ser una de las tareas más agotadoras y más emotivas en la planeación de tu enlace. Ya pasaste un tiempo sumergida entre los distintos vestidos de novia y encontraste ese especial que consiguió sacarte algunas lágrimas. Ahora estás preparada para decidirte entre los distintos peinados de novia, pero hay un elemento adicional, del que no quieres prescindir, y es clave para esta elección: el velo de novia. Si aún no tienes claro cómo vas a integrar este elemento tradicional o cuál va mejor contigo y tu decoración para matrimonio, estas claves para encontrarlo seguro te ayudarán.

Aspectos básicos

Hay unas reglas generales que han sentado los expertos para que puedas comenzar a buscar el velo perfecto para ti. Lo primero es entender que este es un accesorio, es decir, debe complementar al vestido que previamente seleccionaste y todas las decisiones deben ser acordes a este. Siendo así, el velo debe ser del mismo color que el vestido de novia puesto que un contraste entre distintos tonos de blanco u otro color va a desentonar. Además, deben acoplarse a la forma del atuendo, por ejemplo, para vestidos de novias sencillos y con poco volumen, se recomienda un velo que respete esas características.

En cuanto al largo del velo dependerá de qué tan formal sea la ceremonia de matrimonio, si vas a decidir usarlo durante la recepción, si quieres que haga parte de tu peinado o sea un accesorio, entre otros aspectos. Teniendo esto presente, los velos de mayor extensión son los más formales, perfectos para enlaces religiosos. Imagina tu entrada a la ceremonia, caminando entre la decoración de iglesia para matrimonio que elegiste, con un velo largo que te hará sentir que flotas camino al altar. ¡Será muy romántico!

Por otro lado, si te gustan los peinados de novia con velo, para ellos se recomiendan velos cortos o medianos que puedan acoplarse con tu cabello y no te vayan a generar incomodidades a lo largo de la velada. Si por el contrario quieres quitarte el velo para la recepción, el que selecciones debe ser fácil de retirar para que no se altere tu peinado. Para la prueba de peinados elegantes es importante llevar el velo y así junto a tu estilista pueden pensar en la mejor opción para lucirlo.

Según la forma de tu cara

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

El velo, además de ser un elemento tradicional, también es un accesorio con el que seguramente querrás destacar tus mejores rasgos. Esta pieza sirve, a su vez, para enmarcar tu rostro por lo que estos consejos te ayudarán a elegir el que más te favorece:

  • Cara redonda: trata de seleccionar un velo que te ayude a que tu cara parezca más larga y delgada. Evita los velos cortos o muy cargados a los lados de tu rostro. Los que superen el largo de tu cara o con un poco de volumen en la parte superior te sentarán mejor.
  • Cara cuadrada: te favorecerá un estilo que la suavice y la haga más larga. Si puede llegar al menos a los hombros, te quedará muy bien. Los velos en cascada o con estilos circulares te ayudarán a suavizar la naturaleza angular de tu mandíbula.
  • Cara ovalada: un rostro con estas proporciones te permite experimentar distintos estilos de velos, pero eso no significa que puedas irte a los extremos. Trata de que tu elección mantenga las proporciones para que no desequilibre la forma de tu cara.
  • Cara rectangular: intenta que al elegir tu velo no sea ancho alrededor de tu rostro y que tampoco sea alto en la parte superior de la cabeza. Un velo largo con volumen puede ser tu mejor opción.

De acuerdo con el vestido de novia

Daniel Arcila Fotografía

El vestido es una de las claves fundamentales a la hora de elegir el velo. Pues para que haya un equilibrio idóneo debes saber los detalles que tendrá o no este complemento. Si tienes los ojos puestos en un atuendo que está adornado por perlas o brillantes, prefiere una opción más sencilla para el velo, que tenga en el borde un mínimo de ornamento. Si en cambio se trata de uno más sencillo, podrás elegir uno con encaje, bordado con gemas o strass (piedras), por ejemplo.

Si lo que quieres es mostrar los detalles de la espalda, entonces deberás buscar entre los de una sola pieza y que no tenga ningún decorado. En el caso que cuente con una larga cola, entonces un velo de tipo catedral que se extienda más allá para dar más dramatismo. Para uno de corte sirena y escote corazón, podrás usar uno de estilo catedral o largo al codo. Para los de corte princesa también quedará muy bien el catedral o el largo a la punta de los dedos, el borde puede ir con pequeños brillos o minimalista, todo dependerá de la proporción que necesite el vestido. Y, ¿qué pasa con aquellos vestidos cortos o con toque vintage? pues en este caso optar por uno más atrevido y juguetón como el tipo jaula o birdcage.

Conocer los tipos de velo

Diego Erazo Fotografía

Los velos de novia se clasifican según su longitud y esta se determina de acuerdo a donde le llega a cada novia, ya que por la diferencia de estaturas no es posible estandarizar una medida. Cada uno de ellos funciona de acuerdo a los estilos de vestidos y las formas del rostro de cada novia. Los principales tipos son:

Velos cortos

Aica Films

  • Blusher: el largo de este velo no pasa la punta de los hombros. Si buscas entrar a la ceremonia con un velo que tape tu rostro, este es ideal porque será fácil retirarlo. Se suele acompañar con adornos discretos o pequeños, al ser un estilo sencillo. Va muy bien con vestidos con hombros descubiertos o strapless.
  • Largo al hombro: llega casi a media espalda y no es uno de los largos más comunes. Lo seleccionan sobre todo aquellas novias que no quieren que su velo oculte ningún detalle importante de su vestido. Es un complemento perfecto para los vestidos de novia cortos y las novias que quieran adoptar un estilo divertido y desenfadado.

Velos largos

Dairo Casadiego Fotografía

  • Largo al codo: Se considera un velo mediano y es una buena opción para una boda formal si lo que buscas es estar cómoda, ya que tiene la ventaja de permitirte mover con soltura. 
  • Largo a la punta de los dedos: llega un poco más debajo de la cadera y es de los más utilizados. Este largo funciona para la mayoría de novias y vestidos y tiene una caída ligera.
  • Ballet: Es una de las opciones más inusuales y llega aproximadamente a las rodillas. Perfecto para aquellas novias que buscan algo diferente.
  • Vals: la altura de este velo está más o menos en un punto entre la pantorrilla y el tobillo. Una opción formal para ceremonias pequeñas.
  • Capilla: uno de los velos más elegantes y formales, se usa principalmente en enlaces religiosos. Su largo se extiende unos cuantos centímetros del suelo. Ideal para ceremonias medianas o grandes donde se quiera impactar a los invitados.
  • Catedral: si tu ceremonia va a ser en una iglesia grande y con muchos invitados, este velo es el idóneo. Su extensión más usada son los 2.5 metros desde que empieza en la cabeza, y después de esa medida puede tener el largo que desees. Con este velo, que te creará una cola muy elegante, podrás conseguir ese efecto dramático al entrar a la iglesia con el que tanto soñaste.

Otros estilos de velos

Más Que 1000 Palabras

  • Birdcage: Si lo tuyo es un estilo vintage o retro para tu boda, este elegante velo corto que solo cubre la mitad de tu cara, quizás sea lo que has estado buscando. Se ve muy bien con peinados con moños y acompañarlo de un tocado.
  • Mantilla: Una opción muy romántica y sencilla ya que no tiene volumen ni pasa de la punta de los dedos. Esta prenda tradicional española es cada vez más seleccionada por distintas novias alrededor del mundo gracias a su elegancia. Suele ser de tul o encaje y llevar unos bordados muy finos hechos a mano.
  • En capas: Como su nombre lo indica este velo se compone por más de una capa, pueden ser dos o más que vayan escalonadas. Puedes optar por llevarlo con una capa corta que sirva como blusher y que vaya con una capa más larga que puedas desmontar terminada la ceremonia.

Después de conocer estas claves tendrás más herramientas para lucir el velo que más te favorezca. Igual recuerda que, así como cuando revisabas las tendencias de vestidos de novia 2018, es importante que te asesores con el proveedor a la hora de hacer la compra. Seguro serás objeto de todas las frases de amor por parte de tu prometido cuando te vea caminar al altar con tu look nupcial por primera vez.