Paola Serna

El peinado de novia que lucirás para caminar al altar debe estar en armonía con los demás elementos del ajuar y responder totalmente a tus gustos y preferencias. Debe jugar perfectamente con los accesorios y complementar de forma maravillosa el vestido de novia que has elegido. Si el estilo de toda tu celebración, la decoración para matrimonio y el espíritu general de la fiesta es elegante, estas son las tendencias de estilismo nupcial indicadas para ti.

Descubriendo la cara

Gabo&Mafe Fotografía

La elegancia es sinónimo de distinción y nada mejor para caminar al altar que llevar un bellísimo peinado que reúna estas características. En estilismo nupcial no hay nada mejor para transmitir refinamiento que llevar un peinado recogido, que permita afinar los rasgos de la novia y dejar que tanto las facciones como el vestido brillen por sí mismos.

Puede usarse un peinado alto que afine y estire la figura regalándole sofisticación, orientando el cabello por encima de la cien ya sea en un moño impecable tipo bailarina o permitiendo que algunos mechones caigan sobre los costados o la frente en forma de ondas. El recogido también puede formarse ubicando bucles en la cabeza y sujetándolos todos hacia el centro, pero de forma separada. Los recogidos que son bajos de igual manera son una opción maravillosa para las novias que dan importancia a la elegancia. Jugar con la ondulación natural y enrollar el cabello sobre sí mismo con la tendencia conocida como up do, es una forma de lucir un estilo sofisticado. Para las de gustos más elaborados, el cabello puede moldearse con una forma más “ordenada” imprimiendo además volumen al recogido.

De vuelta a los setenta 

Morilee

Para este año y la temporada siguiente las pasarelas de moda bridal nos presentan igualmente cabellos llenos de bucles definidos, peinados con moños con toques abombados y flequillos que se ajustan al estilo tupé recordando las mejores épocas del rock and roll. Sofisticado y glamuroso este carácter puede llevarse tanto en largas melenas como adaptarse a peinados para cabello corto teniendo las ondas como protagonistas.

Trenzas

Andrés Gallo

Las trenzas parecen ser las favoritas también para peinados de novia 2019. Se usan en diferentes formas para dar un estilo delicado, romántico y al mismo tiempo elegante al estilismo nupcial. Pueden rodear la cabeza en forma de corona, en una trenza suelta orientada hacia un lado o formando un peinado semirrecogido en el que la trenza espiga moldee una especie de diadema de la cual se desprenda el cabello ya sea liso con las puntas hacia arriba o en ondulaciones. Las trenzas de lado también están en pleno furor esta temporada. Son ideales como peinados para cabello largo y permiten un aspecto sereno para las novias amantes de la distinción sutil o un look altamente refinado como el conseguido por medio de un camino de trenzas que recorre todo el cabello a la espalda.

Detalles de fina coquetería

Los accesorios usados en los peinados le dan ese toque final exclusivo y muy auténtico que redondea el peinado. Tiaras y diademas en plata lucen fantásticas en los peinados. Para los bajos encontramos peinetas y tocados de flores, piezas de joyería que simulan hojas de olivo y alfileres en perla. Para los estilos más sesenteros un pequeño sombrero confeccionado en tul y fieltro o los tocados confeccionados en plumas, cintas y piedras son los indicados.

Ten en cuenta que el peinado debe adaptarse a ti y al ajuar nupcial que elegiste y no al revés. Si eres de las que siempre ha soñado con un matrimonio de princesa y quieres que desde las tarjetas de matrimonio los invitados se preparen para compartir contigo un cuento de hadas, no te pierdas además la fabulosa selección de peinados de novia con velo y camina al altar seguida de tu larga cola.