Tomar una foto mientras te pruebas vestidos de novia, puede parecer una simple acción de dar tap al celular o apretar el botón del capturado. Pero su función es mucho más que eso. Una fotografía inmortaliza aquellos momentos especiales, como cuando tu prometido de entregó el anillo de compromiso, y mantiene vivos esos recuerdos que se marcaron en sus mentes, tal y como serán sus planes de luna de miel. Sin duda, casarse será uno de esos eventos que definitivamente quieren inmortalizar y para que capturen cada momento esencial en el álbum de los recuerdos, aquí les recomendaremos las fotos que no pueden faltar.

Tarjetas de invitación

Así es. Los diseños de tarjetas de invitación es la primera impresión del matrimonio y definitivamente debería incluirse dentro de las fotos que no pueden faltar. No solo dan a conocer a sus asistentes cómo será el gran evento, también cuentan el inicio de su historia de amor, por tanto, merece la pena tener un lindo recuerdo de ese detalle esencial.

El vestido de los novios

La foto del tan esperado estilismo de la novia es el que siempre se inmortaliza en el álbum de matrimonio, pero por qué no capturar el de ambos antes de ponérselos. El tiempo invertido en catálogos de vestidos de novia y las múltiples horas que gastaron para dar con los mejores complementos para que el traje del novio se viera tan genial como ella, es un objeto que carga mucho valor sentimental memorable.

Accesorios, complementos y detalles del estilismo nupcial

Como son artículos que difícilmente se pueden apreciar a distancia, los complementos del novio y la novia también son protagonistas y por eso retratarlos puede ser una excelente idea. La tiara para el peinado recogido, joyas diferentes a los anillos, zapatos, mancuernas, reloj. Recuerda el ramo de la novia y el boutonniere del novio.

En sus marcas…

Esas horas previas cuando se están preparando para el gran momento. Él ajustando sus gemelos o boutonniere del novio; y ella, con el estilista terminando el peinado de novia con velo mientras la consienten con una deliciosa copa de champán. El peinado terminado también merece un retrato especial. Y finalmente, qué te parece incluir una foto de mamá acomodando los últimos detalles del look de ambos y otra más recibiendo la bendición de papá.

Con las damas de honor y best men

Las personas que eligieron como compañía, seguramente son las mismas que siempre compartieron los mejores momentos de su vida. De modo que, capturar los momentos en que los acompañaron, antes y durante su “sí, acepto”, ayudará los nervios y sumará a la caja de los recuerdos de su valiosa amistad.

Los anillos de la unión

Y si hablamos de objetos con representación simbólica, ya sea que fueran argollas de matrimonio en oro o cualquier otro material, el retrato del símbolo eterno de unión y compromiso entre ustedes, no puede quedar por fuera de las memorias de su boda, antes que haga su desfile en la entrada nupcial.

Los novios, vestidos

Y si tomaron foto a los trajes antes de ponérselos, ¿cómo dejar por fuera cuando lo tienen puesto? Poses como la de frente, de lado, de espaldas, con expresiones sentimentales, divertidas, soñadoras. Todas son fotos que apoyan ese gran día, con cada uno de los prometidos, ya vestidos, arreglados y listos para el gran momento.

Acompañantes irreemplazables

Para las parejas que tienen como miembro de su familia un hijo, una mascota o alguien especial que protagonizó un momento importante en sus vidas, de seguro querrán que sean también protagonistas de su álbum de boda.

Camino a la boda

Cuando la novia va en el carro nupcial, rumbo al lugar donde se celebrará la ceremonia, es un momento en el que las emociones afloran. Tal vez, se trate de fotografías naturales que el profesional captará mientras miras por la ventanilla, cuando hablas con tu acompañante o al bajar del carro. Cuando veas esa foto en el álbum de bodas, revivirás ese instante y sonreirás.

La espera del novio

Y mientras ella viene en el camino, el novio de seguro está esperándola ansioso, feliz, emocionado, y esa espera son momentos que también querrán revivir. Estas fotos pueden ser mirando al altar, revisando el reloj, hablando con sus best men, o buscando en el horizonte la imagen de su princesa.

Entrada nupcial

Desde que sale la novia del auto, las fotos que capturen cada momento hasta que la novia llegue al altar, serán cruciales para el álbum. La corte dando paso, el gran desfile de los chiquitos, la novia en brazos de su padre o padrino, el novio viendo por primera vez a su prometida, el padre entregando a la novia. Todos son pequeños y fugaces instantes, que el fotógrafo seguro estará pendiente de capturar.

Por supuesto, la decoración

Hablamos de esa hermosa decoración de iglesia de matrimonio, del salón o del sitio donde se desarrollará la ceremonia. El altar, el camino real, la entrada y cada espacio decorado especialmente son detalles que reflejan el estilo y personalidad que los caracteriza y todo el tiempo invertido en elegir el ideal para ustedes debe ser inmortalizado en varias fotografías que enseñen cada detalle.

Emociones y complicidades

Mientras se celebra la ceremonia, hay momentos que despertarán emociones y miradas de complicidad y amor entre ambos, seguramente su profesional de fotografía estará atento a esos detalles naturales y espontáneos. No se preocupen tanto por posar o forzar poses. Déjense llevar por cada instante, olvídense que los están fotografiando, verán como obtienen las mejores tomas.

El gran beso

Luego del tan esperado “sí, acepto”, ese gran beso que cierra la ceremonia con un fuerte bullicio de felicitaciones, podría capturarse desde varios ángulos. Ese será el primer beso como marido y mujer y el inicio de su nueva aventura como esposos. Pregúntenle al experto qué tipo de fotografías suele realizar para ese preciso instante.

Primeros momentos como esposos

Desde que los invitados los reciben en la salida de la iglesia, son los primeros momentos como esposos y definitivamente no pueden faltar en el álbum. Las fotos en pareja en diferentes espacios que pueden ser en interiores como el salón o exteriores como la zona verde decorada para el matrimonio campestre, son retratos de felicidad, llenos de romance: mostrando sus argollas de casados, con las frentes juntas, abrazados o caminando cogidos de la mano.

Las fotos de la fiesta de celebración

Desde los invitados, el banquete, hasta los centros de mesa para boda, son recuerdos también de su gran día. La delicia de los pasabocas, los recordatorios, el libro de firmas, todos son detalles que demuestran el cariño y afecto invertido en la planeación para que esas personas que fueron testigos de su unión, se sientan como parte del gran día y sería imposible no incluirlos en el álbum de boda.

Momentos de la celebración

Cuando están ya en la fiesta, hay en la planeación diferentes actividades que de seguro van a querer capturar. Desde el primer baile como esposos, el lanzamiento del ramo, el baile con los padres, el corte del pastel o la hora loca. Cada momento inesperado o planeado, serán momentos divertidos de recordar para el futuro.

Recuerden hablar con su proveedor de fotografía, como hablaron con el de la decoración para matrimonio, y transmítanle eso que quieren inmortalizar, con su especial estilo y personalidad que tanto los distingue, asimismo, déjense aconsejar por los expertos y finalmente decidan si es lo que quieren. También, si así lo desean, podrían preguntarle si pueden acompañarlos para su luna de miel o que les regale algunos tips para que sean ustedes mismos quienes inmortalicen también ese momento como parte de su recuerdo de matrimonio.