sesion trash the dress novios con pintura
Loopstudios

La sesión fotográfica ‘trash the dress’ permite a las parejas más irreverentes tener unas tomas originales después de su matrimonio, luciendo el vestido de novia y traje de novio, mientras realizan alguna actividad que implique que estos ya no queden tan impecables como el primer día.

Pero ¿De dónde nace este estilo fotográfico? o ¿Cuáles pueden ser los mejores escenarios para llevarlo a cabo? Si quieren saber más sobre estas fotos después de la boda, presten mucha atención a la siguiente guía porque no solo sabrán en qué consiste, también les van a quedar muchas ganas de querer hacerlo.

1. ¿Qué es una sesión ‘trash the dress’?

‘Trash the dress’ (o desechar el vestido en español), es el nombre de una sesión fotográfica en donde de una manera alocada y única, los esposos despiden los atuendos que lucieron el día del matrimonio. Es decir, en este estilo de fotografía para matrimonio -que aún se mantiene-, la solemnidad y la pulcritud del vestido de novia y el traje del novio pasa a un segundo plano para darle el protagonismo a las poses divertidas, sin importar los ‘daños’ a sus vestimentas.

Si bien el término ‘trash the dress’ se utilizaba desde antes en la fotografía fashion, al parecer fue en el año 2001 que John Michael Cooper, un famoso fotógrafo de Las Vegas (EE.UU.), fue uno de los primeros profesionales que, mientras pensaba en las bodas modernas, invitó a posar a las novias en lugares poco comunes o que jamás se elegirían para una sesión fotográfica de boda y quiso introducir entonces, este escenario a la fotografía de boda.

Por otro lado, se dice que al Este de Europa, a finales del siglo XIX, era una tradición que las novias luego del matrimonio quemaran sus vestidos, simbolizando fidelidad a sus nuevos esposos y la quema del atuendo significaba que nunca más volverían a usar un vestido de novia en su vida.

trash the dress playa
Acevedo Fotografia

2. ¿Cuál es el mejor momento para hacerlo?

Pueden elegir una fecha próxima luego del matrimonio, en la que ambos estén disponibles y con muchos ánimos para pasar un momento muy divertido como nuevos esposos. Si planificaron una luna de miel después de su celebración, podrán hacer la sesión ‘trash the dress’ al regreso de su viaje. Lo importante es que puedan coordinar los tiempos con su profesional en fotografía para que separe un espacio en su agenda, sobre todo, si debe desplazarse a un lugar muy específico.

3. Ya en la sesión fotográfica... ¿Qué hacemos?

Si tienen el día y la hora para hacerlo, pónganse de acuerdo en cómo les gustaría hacerlo, es decir, piensen si... ¿prefieren solo mojarse en alguna piscina, río, cascada o mar? ¿Quieren jugar con pintura o con la arena a orillas del mar? ¿Se animan a interactuar usando barro o arcilla? Coméntenle a su profesional en fotografía para que también pueda ayudarlos a decidir cuál será su mejor opción. Y recuerden: la idea es que se diviertan y sean ustedes mismos.

 pareja en sesión de fotos después de la boda
LH Film

4. Aspectos a tener en cuenta

Como se trata de un día en el que van a gozarse esas fotos, lo primero que deben tener en cuenta es que es para divertirse al máximo, ella debe olvidarse de llevar un peinado muy elaborado al igual que el maquillaje, pues la idea es que estén relajados y lo más naturales posible.

Está bien que se trata de llevar puesto por segunda vez el vestido y el traje de novios, pero esta vez de una manera más cómoda, así que usen zapatos descansados o una buena idea es estar descalzos, dependiendo de dónde la hagan. También para que las fotos sean únicas y graciosas, pueden utilizar elementos complementarios como lentes, sombreros, pelucas, etc. Sean creativos, inventen poses, olvídense de la presión háganse reír mutuamente y todo saldrá de maravilla y tengan presente que la sensualidad y la ternura pueden ser también la inspiración para estas fotos.

5. Ideas y lugares para tener un ‘trash the dress’ perfecto

Para elegir el lugar de su ‘trash the dress’ piensen en los gustos que comparten, por ejemplo, si a ambos les gusta caminar por la ciudad, pueden ir a una de las calles más reconocidas de su ciudad y tomarse las fotos en los semáforos, cruzando la calle por la cebra o en un parque. Si, en cambio, les agrada más caminar por las montañas o bosques, busquen alguno de estos cerca a ustedes y una vez allí, caminen descalzos por el lugar o acuéstense en el pasto.

Si lo de ustedes realmente es más el sol, la playa y la arena, está claro cuál es el lugar perfecto. Allí pueden nadar en el mar, caminar descalzos para sentir la arena en sus pies y hacer dibujos en ella. Si prefieren algo más llamativo y con un poco más de adrenalina, una zona de paint ball puede ser su lugar para divertirse.

Otros sitios particulares y originales para estas sesiones, pueden resultar siendo los que están abandonados, por ejemplo, una antigua estación de trenes o unas ruinas de alguna edificación, ¡ojo¡ que no implique ningún riesgo para ustedes y su fotógrafo. Para saber qué tipo de lugar es el que más les llama la atención para estas fotos, inspírense en el lugar donde realizaron su boda, es decir, si fue un matrimonio al aire libre o en la playa, esto también les dará más ideas para que el ‘trash the dress’ salga perfecto. Inspírense con esta galería de imágenes.

novios en sesión fotográfica trash the dress divertida
LH Film

Siéntanse en completa confianza de hablar sobre esta sesión con su profesional en fotografía que, por lo general, suele ser la misma persona contratada para el matrimonio. Pregúntenle si ha realizado este estilo antes y cuáles fueron los resultados, pues esto les dará pistas para que organicen el suyo como quieren.