Loopstudios

En el universo nupcial suenan las campanas para darle la bienvenida a la tendencia trash the dress. Una nueva actividad para los novios más irreverentes que quieren aprovechar todo su evento matrimonial hasta la última gota.

El trash the dress es una sesión fotográfica que se hacen los novios meses después del gran día y básicamente en esta sesión, el vestido se unta, se mancha, se llena de color, agua, barro, pintura o lo que la pareja esté dispuesta a explorar con esta tendencia. Has leído bien, el vestido de novia deja de ser blanco puro y se convierte en protagonista de lo que parecería un “verdadero desastre”.

M42 Agencia

Esta tendencia surge a partir de crear fotografías más artísticas capturando imágenes teatrales, divertidas, atrevidas, sensuales o románticas y entre los escenarios más apetecidos están los bosques, la playa, el desierto, la ciudad bajo la lluvia, una fábrica abandona o un callejón de piedras, entre otros.

Flavio Roberto Fotógrafo

Pero no es tan grave como crees y las ventajas de hacer un trash the dress son las siguientes:

  • Volverás a usar tu vestido, esta vez sin temor a que se arruine y lo disfrutarás al máximo.
  • Tendrás más fotos con tu amado esposo para seguir atesorando momentos increíbles.
  • Esta sesión será más divertida, sin protocolos, afanes ni estrés porque aparezca alguna mancha.
  • Podrás elegir escenarios diferentes, nunca antes pensados para una sesión fotográfica de boda.
  • Serán una pareja de vanguardia y nadie dudará de tu espíritu aventurero.
  • Si temes por el buen estado de tu vestido o el traje de tu novio, pueden usar unos que hayan comprado en rebajas o alquilarlos y antes de entregarlos, pasar por la lavandería.
  • En caso de que no hayas podido hacerte una sesión de fotos pre-wedding ya sea por falta de presupuesto o de tiempo, con el trash the dress podrás desquitarte y con honores.
  • Tus hobbies, deporte favorito o una actividad diferente caben dentro de las ideas para encontrar la mejor manera de que tu sesión de fotos trash the dress sea fantástica.

Jhon Fernández

Lo mejor de esta sesión tan diferente a las demás, es que por medio de imágenes se captura la esencia verdadera de la pareja de recién casados, que se ríen, se aman y disfrutan de su vida de casados sin importar lo que pasa a su alrededor.

Parece una locura, pero es una tendencia que cada día toma más relevancia en las parejas con alma libre, soñadora y aventurera. Contrata un fotografo profesional que trabaje este tipo de fotografías poco convencionales, elijan la locación que más los represente en su personalidad y estilo. Déjate llevar por la emoción y la adrenalina del momento, seguro no te arrepentirás y cada vez que veas tus fotos trash the dress, recordarás ese momento con alegría.