Contar con tu presencia es importante para la pareja, razón por la cual, te han hecho llegar la tarjeta de matrimonio. Desean que luzcas tu mejor traje o vestido de fiesta, los acompañes y disfrutes de todos los detalles de su planificación como la decoración para matrimonio.

Sin embargo, es preciso que antes de asistir recuerdes las normas básicas que garantizarán que seas la invitada o el invitado perfecto de boda.

Recibiendo la invitación

Una vez reciba la tarjeta de matrimonio original no la pierda o la deje olvidada en alguna mesa. Verifique la fecha y la hora en la que solicitan su presencia, decida si asistirá o no. Es importante que confirme, pues la pareja necesita planificar cada detalle: el menú, su sitio en la recepción, entre otros.

¿Cómo responder? Puede ser a través de la Web de Matrimonio que cree la pareja. También es posible que en la misma invitación se incluyan las siglas RSVP, una expresión de origen francés que corresponde a “Répondez S’il Vous Plait” en español “Responda por favor” con esto sabrá que debe hacerlo efectuando una llamada o enviando un correo electrónico, según lo que se indique.

Por último, si decidió no asistir, evite aparecer de sorpresa y menos con un acompañante si la tarjeta no lo especificaba.

Una tarjeta de agradecimiento

Relacionado al punto anterior, si no puede acompañar a la pareja en una fecha tan especial, puede optar por hacerles llegar una tarjeta con sus agradecimientos por querer que haga parte de la entrega de las argollas de matrimonio.

El regalo de boda

Identifique qué alternativa proporciona la pareja, por ejemplo: una lluvia de sobres, una donación, una lista de regalos u obsequios. En caso de no acudir no estará en la obligación de enviar un regalo, si lo desea puede hacerlo, será recibido como un gesto de agradecimiento por la invitación y una felicitación por la nueva etapa.

Sea puntual para la ceremonia

Llegue a tiempo, es decir, sea puntual, pues si la ceremonia comienza no querrá interrumpir de manera abrupta el momento. Lo ideal es que esté 20 o 30 minutos antes de la hora indicada en la tarjeta de matrimonio moderna. Si por algún motivo llega tarde, ingrese de manera discreta – en silencio – y ubíquese en las bancas de atrás. En caso de no existir un lugar vacío quédese de pie en un sitio donde no gane protagonismo.

Por otro lado, no desaparezca en la mitad de la ceremonia solo porque el aburrimiento se manifestó y luego aparezca nuevamente en la recepción. Será un acto de mal gusto y podría hacer sentir incómoda a la pareja.

Respete el código de vestimenta

Como se mencionó en el punto número uno, no deje la tarjeta en el olvido o que se manche con café. Contiene información valiosa sobre la hora, el lugar y el código de vestimenta.

Compruebe qué tipo de evento será, por ejemplo: si es un matrimonio al aire libre, en horas de la mañana como estilo brunch informal, podrá optar por un vestido de fiesta largo o corto con estampado floral o colores claros. En el caso de los caballeros podría tratarse de un pantalón de dril, acompañado por una camisa blanca sin corbata y, un blazer azul.

Si el matrimonio es en la noche y requiere de formalidad, entonces un vestido elegante de fiesta y un esmoquin con corbatín será un acierto. Por último, tenga en cuenta el lugar de la ceremonia, si será un recinto religioso deberá comprobar que cumple con las normas mínimas, en algunas iglesias se restringe vestimentas muy escotadas o que enseñen más de lo indicado.

En el caso de las mujeres lo aconsejable es evitar vestidos de cóctel blanco, a menos que la invitación lo especifique. Para lucir uno lo mejor es que rompa con la homogeneidad y no compita, quizás, con el de la novia. Para ello, se prefieren los bicolor o con algún estampado.

En caso de profesar otra religión...

Si su religión o creencias son distintas a las de la pareja, no debe arrodillarse, por ejemplo, si no lo desea o hacer cualquier otro acto con el que usted no se sienta identificado/a, nadie lo o la obligará a hacerlo. Deje que los demás sigan el momento y permanezca en su lugar.

Dispuesta/o a aceptar las normas de la celebración

Si la pareja decidió que no se utilicen los celulares en momentos clave, respete esa elección. Ellos solo quieren que sus invitados estén atentos y puedan disfrutar tanto como ellos de este importante paso por el altar.

En cambio, si no se especifica nada sobre el uso de dispositivos tecnológicos tenga algo de prudencia. Recuerde que la novia caminando por el pasillo en su vestido de novia con manga lo que quiere ver es su rostro, en lugar del plano de la cámara de la tablet o del celular.

Consulte la Web de Matrimonio de la pareja, pues en ella estará toda la información sobre cómo acontecerá la celebración o las peticiones expresas para familiares y amigos.

Es preciso que se respeten las especificidades de la pareja. Si solo quieren compartir fotografías del matrimonio a través de WedShoots es importante no hacer videos o fotos para publicar en Instagram o cualquier otra red social que ellos no deseen. En caso contrario, espere para ver si la pareja ha subido alguna imagen para que no se adelante.

En la recepción

Una vez que esté en la recepción aguarde para ver cómo se desarrolla este momento, no vaya directamente a la mesa los aperitivos sin antes saber si ofrecerán un cóctel o se indica que se ha de esperar a los recién casados.

Ubique su lugar a través del seating plan, cuando esté en su mesa preséntese ante los demás invitados que lo acompañarán (si no conoce a ninguno); será el momento para generar una conversación con ellos, sea abierto/a y sociabilice.

Posteriormente, identifique el instante más adecuado para saludar y felicitar a la feliz pareja. ¡Ah! e intente no acapararla de principio a fin, tendrán muchas personas por atender y querrán estar un minuto con cada una.

Evite la crítica

¿Hace parte de la familia? Si es así y está pasando por alguna situación de diferencias con un miembro de esta, recuerde que no es momento de reproches. De igual forma, tampoco para comunicar una buena noticia (compromiso, embarazo, etc.). Espere otra ocasión para hacerlo, tenga en cuenta que es la celebración de la pareja.

Por otra parte, no haga preguntas incómodas a los recién casados como: por qué decidieron ubicar una fuente de chocolates y no una mesa de dulces o que conocía un DJ mejor, entre otros comentarios fuera de lugar.

Cuidadoso/a con las tradiciones

Si la pareja decidió incluir el lanzamiento del ramo o la entrega de la liga y no desea participar, quédese en su asiento y disfrute ver a los demás cómo se disputan el detalle, no huya o corra al baño. Tampoco haga gestos de desagrado, recuerde que hay más personas y algún familiar podría percatarse de ello y no sentarle muy bien.

Beba con responsabilidad

Tanto si habrá una barra libre como bebida servida en mesa lo más indicado es guardar la compostura. No excederse, sabemos lo tentador que puede llegar a ser el primer caso, pero es preciso que sea consciente de la exposición a la que puede someterse en caso de ingerir desmesuradamente. Nadie querrá tropezar con usted en la puerta de salida.

Tome solo un recuerdo

Los recuerdos de boda originales están contados y, seguramente, marcados para cada invitado. En caso de que no lo estén, solo tome uno. Permita que los demás también tengan la oportunidad de llevarse un grato detalle de la celebración.

Preste atención a sus hijos

La pareja estará muy feliz de que pueda acompañarlos junto a sus hijos, por tanto, esté pendiente de ellos, recuerde que, es probable que haya camareros yendo y viniendo con bandejas y platos calientes, por lo que si están correteando en el lugar podría ocurrir una situación desafortunada.

Es probable que exista un punto de entretenimiento para ellos, sin embargo, tenga a la mano la actividad favorita que los distraiga (libro para colorear, juguetes pequeños, etc).

Despídase 

La recepción suele durar 3 o 4 horas, de manera que, si necesita irse despídase de la pareja o ubique un familiar cercano a la novia (madre o padre) y de las gracias por la invitación.

¡Disfrute del día!

De ningún modo lo anterior impide que pueda pasar un buen día junto los recién casados. De hecho, el objetivo por su parte es que disfrute, comparta su alegría. Simplemente son situaciones que es mejor evitar y que les hará las cosas más fáciles a la pareja.

Prepare las mejores frases de amor y dedíqueselas a los enamorados, con certeza agradecerán el gesto y que haya estado presente en el intercambio de sus argollas de matrimonio en oro.