Si acabas de recibir una tarjeta de matrimonio a través de la cual has sido invitado/a a la celebración de un matrimonio entre personas del mismo sexo, es muy importante que tengas en cuenta que, aunque estas celebraciones no tienen nada de extraño o diferente, no es buena idea asumir que se apliquen todas las tradiciones de bodas, y ante esto, la prudencia es uno de los mejores accesorios para vestido de fiesta que cualquier invitado podría llevar. Las frases de amor sin duda serán siempre bienvenidas, pero hay otro tipo de comentarios y/o preguntas que debes evitar a toda costa…

1. “¿Cuál de ustedes hace el papel de la novia (o de novio)?”

Si una pareja está conformada por dos hombres o por dos mujeres, no hay ninguna razón para suponer que uno de los dos tenga que jugar el papel del género opuesto, así que hacer este comentario no podría ser calificado sino como una impertinencia.

2. “¿Y esto sí es legal?”

Más allá del tipo de celebración que haya elegido la pareja para sellar su amor, lo que debe destacar cualquier invitado/a es su unión, la conformación de un nuevo hogar y la fortuna de haber sido convocado/a a la celebración del matrimonio campestre, más no debe cuestionar la forma en la que se realice el evento. Por otro lado, si realmente tienes dudas a cerca de la legalidad de las bodas entre parejas del mismo sexo, podrías consultar algunas fuentes oficiales. 

En Colombia el matrimonio igualitario por lo civil es legal desde 2016, y puede llevarse a cabo en cualquier notaría o juzgado con los mismos requisitos de un matrimonio heterosexual. 

3. “¿Y cómo van a hacer si deciden tener niños?”

Esta pregunta puede resultar bastante discriminatoria para la pareja, pues tan solo con hacerla ya se está dando a entender que no es normal que una pareja del mismo sexo piense en conformar una familia con hijos. Si quieres preguntar a cerca del tema, quizá puedes hacerlo diciendo “¿quieren tener hijos?”, lo cual naturaliza el hecho de que así lo quieran.

4. “¿Por qué no vino ‘x’ persona de la familia?, ¡pensamos que aquí estaría ‘x’ persona!...”

Puede que él o ella esté pasando por un momento delicado y no desee dar explicaciones o detalles de lo que ocurre en su vida familiar, es muy posible que las ausencias no estén directamente relacionadas con el tipo de matrimonio, pero si lo estuvieran, para la pareja no será fácil responder un cuestionamiento de este tipo, así que mejor evitar momentos incómodos.

5. “¿Qué piensan sus papás de esta relación?”

La posición de los padres y la aceptación de que su hijo o hija sea homosexual en ocasiones no puede ser muy fácil para las familias y para su pareja, y además no es un tema que deba importarle a nadie más que a los directamente implicados, así que no hacer esta pregunta puede salvarte de un momento de miradas y respuestas fuera de lugar.

6. “En la luna de miel, ¿cómo harán para tener sexo?”

Otra pregunta bastante incomoda y que no es de incumbencia de nadie, es la forma en la que la pareja tiene relaciones sexuales, así que es importante cancelar toda posibilidad de querer averiguar más de lo debido, y dejar que cada pareja disfrute de su privacidad como mejor le parezca.

7. “No imaginé que quisieran casarse”

El hecho de que una pareja sea homosexual no quiere decir que no tenga una proyección de casarse y tener una familia. Pensar en el matrimonio, hacer planes de luna de miel e incluir hijos en su proyecto de vida, son cosas que no varían si una pareja es homosexual o heterosexual.

8. “¡No se les nota que son homosexuales!”

¿Quién dice que los homosexuales tienen que lucir de una u otra forma? Esta también puede ser una mala jugada de imprudencia así que se debe estar atento/a para no pisar en falso con este comentario, las apariencias de una persona no la clasifican o califican de ninguna manera.

Andres Torres Art Photographer
Andres Torres Art Photographer

9. “Si son mujeres, ¿por qué no están usando vestido de novia?”

Esta pregunta puede ser calificada como homofóbica, pues el hecho de que sean mujeres no significa que tengan que usar vestidos de novia 2021 si no lo quieren así, la feminidad no la aporta simplemente una falda o una prenda calificada socialmente como tal.

10. “¿Esta relación si es aceptada en su religión?”

Hacer esta pregunta puede dar la sensación de que se le está restando importancia al compromiso que dos personas acaban de asumir, por el simple hecho de tratarse de una relación homosexual que quizá no haga parte de la creencia y aceptación de muchas religiones. Así que se debe procurar no cuestionar este aspecto, y por el contrario halagar siempre que sea posible, el amor que se tienen y el orgullo con el que ahora portan sus argollas de matrimonio.

No permitas que los prejuicios sociales te arrastren a lanzar expresiones desafortunadas, por el contrario, saca tu mejor traje o el vestido de fiesta para asistir al evento y celebra la unión con frases de amor cortas que les lleguen al corazón.