Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

La boda es uno de los eventos más especiales y destacados en la vida de una mujer, y cómo no serlo si el solo hecho de portar un anillo de compromiso la convierte en el tema de conversación en un encuentro de amigas y familiares. Escoger el vestido, los complementos, el peinado de novia, los zapatos y en general todo su ajuar, son temas de mirar con lupa para que todo le quede muy bien y luzca su belleza como ella más quiere. Así que, si estás preguntándote en qué debes basarte para elegir los zapatos de novia, date por enterada que el gusto y estilo de tu personalidad definen solo una parte de las condiciones de búsqueda. Puede que encuentres unos increíbles zapatos de tacón alto perfectos para una velada nocturna y glamurosa, si, por el contrario, lo que lucirás es un vestido de novia para embarazada deberás encontrar unos que sean cómodos, prácticos y lindos. Sin embargo, existen otros aspectos en los que deberás basar tu elección y en eso no enfocaremos en esta oportunidad.

1. Forma y diseño del calzado

Los tipos de zapatos de novias que por lo general encontrarás son los clásicos, las sandalias altas, las cuñas, sandalias planas, bailarina o baletas. De aquí se desprenden sus variaciones, como los stiletto o de punta redonda para un vestido de novia sencillo, ideales para esas novias tradicionales, sobrias y elegantes.

Las variaciones glamurosas y sensuales son las sandalias altas, si lo que quieres es salir de lo convencional y buscas una excusa para utilizar el calzado para otras ocasiones posteriores a la boda. Y las cómodas y seguras cuñas, perfectas para una decoración vintage de boda y poder caminar tranquilamente en cualquier tipo de suelo. Los zapatos bajos, ya sea sandalias, bailarinas o baletas, son muy recomendables para mujeres embarazadas o perfectas para ese vestido de novia corto que elegiste, pero también aquellas que buscan comodidad en una boda que se celebra al aire libre, como en una playa, por ejemplo.

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

2. Su material también condiciona una elección

La piel y el ante (gamuza) son los materiales más usados para zapatos de novia, especialmente por su flexibilidad. Aunque también el glitter es un material ícono de la moda de novias. Los brillos para un traje elegante, van con cualquier novia, ya sea elegante, vintage o moderna, la cantidad que lleve el zapato dependerá del gusto.

En cuanto a los encajes, también se han adaptado a los deseos de las novias, iniciando con el tradicional y romántico encaje blanco, hasta el plumeti, (tejido a base de tul, que en algunas ocasiones incorpora bordados) y piel con encaje o aplicaciones en pedrería, perlas o taches, que se aprecian también en algunas propuestas de botines. Existen otras opciones en cuanto a materiales como el raso o el satén, para los peeptoes, y otros tejidos interesantes como el crepe, tweed (un tejido rugoso al tacto, pero algo elástico) o el cuero brillante, más conocido como charol; siempre focos de elección por su belleza, estilo y detalle en cada diseño.

Amaka

3. Para la época del año

La tradicional recomendación para elegir el color del calzado para un evento importante: colores delicados y divertidos, para día; intensos, metalizados o brillantes, para la noche. Sin embargo, también están las condiciones climáticas. En época de verano, los matrimonios al aire libre son un boom y para ello, la cobertura para zapatos de novia se amplía grandemente, ya que puedes escoger desde unas zapatillas al estilo hípster, hasta unos tacones altos de 15 centímetros glamurosos si estás acostumbrada a usarlos. Para las bodas en invierno o épocas frías, el terciopelo es un material básico con personalidad y textura, perfecto para la temporada, a parte de la nueva tendencia de botines en los outfits de novias modernas, fuertes, y a veces explosivas.

4. El lugar de la boda

Ya sea una iglesia, un salón, en la playa o un matrimonio campestre, el lugar de la boda es una de las emocionantes elecciones de los novios para cumplir su sueño, pero también guía en la forma y diseño del calzado tanto de los novios como de los invitados. De hecho, dentro de los modelos de tarjetas de invitación, algunas parejas modernas, incluyen en el código de vestir el calzado más recomendado para los asistentes. Así también la novia debe saber que, si su boda tiene un camino de herradura, lo recomendable es usar zapatos de tacón grueso, como unas lindas cuñas y plataforma, para mayor seguridad al andar. Si es un jardín y quieres usar tacón de punta, usa unos peeptoes con cubretacones para proteger el calzado y así poder usarlo después. Y para las damas que cumplieron su sueño de un matrimonio en la playa, unas sandalias artesanales, delicadas y elegantes, en tonos beige, nude o marfil te harán olvidar de la arena al caminar.

Un Sueño de Boda

5. Según el ajuar personal de la novia

Los diseñadores recomiendan un tipo de calzado para tu colección. Si es un vestido de novia con mangas acompáñalo con unos pumps de material transparente e incrustaciones de perlas; y si es corto, no suelen llevarse con zapatos cerrados por lo que se puede lucir unas sandalias con tacones, o zapatos de punta abierta o unos flats o bailarinas si se prefieren zapatos bajos. Sin embargo, lo más importante a la hora de elegirlos, es el estilo de vida de la novia. Se suele recomendar un tacón medio de 10cm, pero si no estás acostumbrada a llevar zapatos altos, no vale la pena sacrificar la diversión de la fiesta por cumplir una norma que a la larga siempre es flexible.

En cuanto al color, destacan el blanco, como favorito de las novias que prefieren contrastar los tonos que les regala el ambiente donde se desarrollará el enlace, por ejemplo, el verde de los jardines o la belleza de la arena y el mar, para bodas en la playa. La tendencia en zapatos de novia, está dirigida al uso de colores alegres y vistosos, como el rosa (en sus diversas tonalidades), el azul para conservar la tradición, plateados para la noche, y están los multicolores, pensados para novias que les gusta estar a la vanguardia.

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

6. El mejor momento para comprarlos

Otra pregunta que podría surgir cuando eliges los zapatos de la novia es ¿cuándo comprarlos? Los expertos recomiendan que el mejor momento es justo después de haber elegido el vestido del catálogo de vestidos de novia y mientras lo confeccionan o ajustan para que quede a tu medida. Aunque el ajuar de la novia condiciona estilos, diseños y algunos materiales de tu calzado, no es bueno comprarlos para lo último. Lo ideal es que los lleves el día de prueba del vestido para admirar el look completo y ajustar la altura del dobladillo.

Ingemar M. Moya

Además, con frecuencia pasa que después de tener listo el vestido de novia y haber comprado los zapatos que lo complementan, los usas unas cuantas horas y te das cuenta que quedan algo ajustados e incómodos. ¡Clásico de todo zapato nuevo! Así que, como tienes tiempo, mientras definen el resto de la decoración para matrimonio y cada detalle de la planeación, puedes aplicar algunos trucos caseros en tus nuevos zapatos, para que no vayan a ser un karma el día de la boda. Puedes meterlos al congelador con bolsas herméticas llenas de agua o usar medias gruesas con el calor del secador. Verás que, el día de la boda, serán una seda en tus pies.