Antes el velo se asociaba a la virginidad y pureza de la novia, ha sido un elemento atemporal en el look de novia el cuál siempre se ha mantenido a lo largo del tiempo, prácticamente en todas las culturas. Hoy es uno de los elementos claves para marcar el estilo de la novia desde un velo en maya para una novia vintage o un velos largos que se posan suevamente sobre el pelo para un novia tradicional y clásica.

 

Jorge Duque Fotógrafo

Las tendencias en velos para el 2015 incorporan algunas originalidades como los velos cortos, en malla y los que van acompañados de preciosas piezas como diademas, tiaras, broches y coronas con incrustaciones.

Velo corto o cortísimo. Los velos cortos se toman las pasarelas de los diseñadores más reconocidos en moda nupcial. Vemos velos tan cortos que se reducen a una simple malla de encaje que solamente cubre los ojos.

El blusher es una muestra de la versión más corta con una simple red en medio del rostro de la novia.

Las diademas acompañadas de flores, broches y tiaras también marcan tendencia para sostener el velo tipo malla estilo años 50.

Los velos asimétricos se tomaron las pasarelas introduciendo esta novedosa forma de posar el velo suavemente sobre el pelo con fijaciones invisibles. Su nombre de debe a que caen a media altura sobre el rostro de la novia y son largos en la parte de atrás.

Otra de las tendencias, es un sombrero con velo incorporado ideales para novias con el cuello estilizado y para un matrimonio al aire libre.

Los tejidos para esta tendencia son los encajes, satines, sedas y el tul, estructurados en dos capas para ponerle volumen al velo de novia. Los diseño de velos más lujosos y elegantes llevan incrustaciones de pedrería para adornar el velo. Es muy importante apostar por el equilibrio si tu vestido de novia también tiene pedrería, en este caso te aconsejamos usar un velo liso para no recargar tu look.

¿Qué opinas de las nuevas tendencias en velos? ¿Vas a llevar velo con tu look de novia?