Dairo Casadiego Fotografía

Elegir el vestido de novia es ya una tarea compleja si se tienen en cuenta el sinnúmero de posibilidades de diseños y estilos que ofrece el mercado y las ganas que tienes de encontrar exactamente ese modelo que traduce la imagen que mantienes en la mente. Conocer los tejidos y las posibilidades que estos ofrecen te permitirá orientar la búsqueda e ir teniendo más claro hacia qué texturas debes orientarte. Así como evaluaste junto a tu futuro esposo varias calidades de papel para las tarjetas de matrimonio que se adaptaran a su gusto. La tela que elijas para tu ajuar también se debe adecuar al tipo de vestido que deseas, el clima, la hora de la celebración y a tu silueta. Hoy hablaremos de los dos tejidos más usados y de las cualidades que cada uno puede otorgarle al atuendo para que logres, en conjunto con el peinado de novia, la imagen con la que siempre anhelaste caminar al altar.

Conociendo las texturas

Lim Studio Fotografía & Video

Los diversos tejidos usados en la moda bridal se dividen en dos grandes grupos teniendo en cuenta su estructura y obedeciendo a las necesidades de diseño y caída que cada casa de moda quiere imprimirle a su catálogo de vestidos de novia. El primero son las telas consideradas pesadas, de mayor densidad y cuerpo ideales para atuendos de cortes limpios y formas muy definidas. El segundo grupo son las telas más livianas y fluidas que juegan con las transparencias y permiten diseños más sinuosos. Dentro del abanico de tejidos que se ofrecen en el mercado, los diseñadores se centran en dos específicamente que son los favoritos a la hora de confeccionar los modelos para novias.

El satén

Es una tela de tejido plano elaborada en hilos de seda que le da un refinado brillo natural perfecto tanto para vestidos de novia sencillos como para diseños más elaborados. Por su peso, esta tela tiene una caída suave, con algo de firmeza convirtiéndose en un material muy presente en las propuestas de vestidos de novia 2018, ideal para diseños corte princesa, faldas de prenses amplios o corte A. Funciona muy bien en atuendos de falda recta tipo columna dando una imagen muy lisa o como sobrefalda abierta al frente.

Sottero and Midgley

Es un tejido que se ajusta a las formas del cuerpo y da la estructura perfecta para vestidos de corpiño con escote corazón, strapless o barco con bordados en piedras y cristales. El satén puede usarse igualmente en modelos inspirados en cuentos de hadas, con faldas amplias y voluminosas, o en vestidos de novia civil con un diseño más tranquilo y ajustado, aprovechando la fluidez de la tela para dar forma a creaciones con faldas asimétricas o en capas. Su peso ligero lo hace perfecto para matrimonios que van a celebrarse en clima cálido.

El encaje

Lillian West

Es un tejido de punto elaborado con hilos de seda, lino o algodón. Para los vestidos de novia se usa principalmente el primero. Su construcción en formas orgánicas y delicadas obedeciendo a patrones de dibujo hacen que la tela tenga distintos grados de transparencia lo que permite jugar con el diseño moviéndose entre vestidos muy románticos y bohemios ideales para novias que quieren celebrar con una decoración vintage de boda o más sensuales e insinuantes con espalda descubierta, efecto tattoo lace o escote ilusión.

Alma Novia

El encaje puede ser usado en todo el cuerpo del vestido o solo en algunas zonas resaltando las mangas, detalles en la cintura o el escote. Es ideal para modelos con corte sirena, muy ajustados a las formas del cuerpo, de los cuales puede desprenderse la cola o para creaciones en corte A dando continuidad al superior del vestido y abriendo la falda a partir de la cintura. Es ideal para celebraciones más formales, en la noche y climas más fríos, pues por su estructura es bastante abrigador. 

El presupuesto

Sottero and Midgley

Por su delicada elaboración y el esmerado cuidado con que debe manipularse la tela, los vestidos confeccionados con detalles o totalmente en encaje, suelen tener un precio mayor que los hechos en satén. Debes tener en cuenta también que el encaje es más sensible a engancharse por lo que es necesario que lo guardes y transportes adecuadamente, tratándolo con especial delicadeza al momento de vestirlo. Con el satén debes tener la precaución de plancharlo por el revés y ponértelo con cuidado para que no se arrugue.

Willowby

Ambas telas son de especial belleza y tu elección dependerá exclusivamente del gusto y el estilo que quieras lucir el día del intercambio de argollas de matrimonio. Explora nuestro catálogo y descubre los hermosos modelos en encaje o satén que esperan por ti para hacerle juego a la decoración de matrimonio en el día en que más sonreirás.