Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Equivocadamente se cree que las bodas cristianas por no servir alcohol o no invitar especialmente al baile, son ceremonias aburridas o faltas de emoción, pero esto es totalmente errado. La celebración cristiana puede ser igualmente emotiva, original y alegre como cualquier otra boda. Si bien es cierto que se tiene especial cuidado en la elección del vestido de novia para encontrar un modelo que dé cuenta de la fe y que de igual manera se elige el lugar, la hora y la decoración para matrimonio, existen muchas actividades y dinámicas especialmente pensadas para ese día que lograrán que todos los que respondieron al llamado hecho por la tarjeta de matrimonio, pasen un rato inolvidable, recordando los valores de su congregación y gozándose cada minuto.

Animador

Actualmente existen muchos profesionales expertos en animación de fiestas, especializados en bodas cristianas. Esto les ayudará a mantener un tono alegre y festivo durante toda la celebración y en especial en el momento de la hora loca, pues es el encargado de proponer las dinámicas y controlar que la música sea adecuada para las mismas. Es importante reunirse con él días antes explicarle un poco cual es el espíritu de su boda para que pueda sugerirles actividades a realizar.

Milan

El animador motivará con juegos para matrimonio cristiano como el de las palabras construyendo frases de amor cortas entre las parejas de casados o proponiendo retos como el que encuentre alguna sorpresa escondida o se gane el ramo de la novia con la mejor anécdota de infancia. Tener a alguien al frente del desarrollo de toda la celebración será realmente un apoyo invaluable.

Gozando como niños

Para las parejas que quieren llenar de color y sonrisas su celebración nupcial, nada mejor que planear una piñata en la hora loca, pueden complementar la decoración de salón para matrimonio con festones y bombas de colores, que aparezcan a mitad de la fiesta de mano de los meseros y propiciar juegos agrupándose por los colores. También pueden colgar una piñata de papel y que cada invitado hale una cuerda para obtener su regalo. El hombre y la mujer a la que no les salga nada son los ganadores del ramo de la novia y un recuerdo de parte del novio. Asimismo, si quieren incorporar algo diferente pueden disponer de un profesional para que elabore retratos con tinte de caricatura de sus invitados, y quienes deseen pueden llevarse su dibujo.

Dos Puntos Estudio

Juegos y roles

Proponer actividades en las que todos participen y que se vayan desarrollando a lo largo de la fiesta es una manera original de hacer que todos los invitados interactúen y se diviertan. Entre las favoritas de los novios están el karaoke, en el que todos pueden cantar su canción predilecta, iniciando por los novios. También pueden incluir en los centros de mesas para boda, un cuestionario con preguntas divertidas para que todos los invitados contesten, recolectarlas en una urna y leerlas a mitad de la fiesta. Las respuestas más originales y que causen mayor volumen de risas pueden premiarse con algún recuerdo especial. Juegos de encontrar la invitada más alta, el zapato más grande, el invitado de más edad o dinámicas en las que se dibuja por equipos a los novios en un papelógrafo, pueden ser igualmente tareas que animen a todos. Sin duda, estas se convierten en ideas divertidas para una boda cristiana.

Todos al mismo ritmo

¿En las bodas cristianas se baila? Si bien los bailes cercanos entre parejas, en especial de personas solteras, no son muy acordes a la fe y conductas cristianas, proponer un baile grupal con una coreografía apropiada en que se dejen de lado movimientos insinuantes y el contacto físico puede ser una actividad de integración sana y muy divertida. La recomendación es encargarla a un/a coreógrafo/a profesional que comprenda los principios y valores que envuelven toda la celebración, eligiendo una canción con letra apropiada, evitando ritmos como el reggaetón y por supuesto viéndola antes para evitar impases y que la pareja se sienta totalmente tranquila con todo lo que pasará en la fiesta de su intercambio de argollas de matrimonio.

Casandra Films

Historias de vida

Para las parejas que definitivamente prefieren hacer de su matrimonio un momento significativo y en comunión con su congregación, pueden pedir a dos o tres parejas casadas y mayores, que cuenten su historia de amor; cómo se conocieron, qué frases de novios se dedicaron, cómo ha sido su experiencia matrimonial y que al final les regalen un consejo y a los invitados solteros. Conseguirán hacer de su matrimonio un día inolvidable para todos los asistentes.

Tomen estas ideas como inspiración, incluyan en su celebración las que más les gusten o diseñen las suyas propias para que personalicen, de la misma forma que hicieron con el anillo de compromiso, todo lo que sucederá en este día único en la historia de pareja.