Dairo Casadiego Fotografía

Muchas veces las parejas de fe cristiana se sienten incomprendidas al visitar a un/a wedding planner ya que generalmente les ofrecen un paquete genérico sin importar su credo. Sin embargo, pueden encontrar diferentes tipos de decoración para matrimonio, compartir este día especial con los familiares y amigos que decidan invitar a través de las tarjetas de matrimonio y aun seguir fiel a sus creencias. Es por esto que decidimos ayudarles para que organicen su matrimonio conservando el espíritu de culto y destacando todo aquello que les permita que esta unión que sellaran con las argollas de matrimonio sea especial, romántica y poniendo como base y centro de su nueva familia a Dios.

1. El elegido

Antes de casarte evalúa si elegiste a la persona correcta. Si realmente esa persona desea unir su vida a la tuya, conformar un hogar y evitar a toda costa la ruptura. Si ya estás segura de que la persona con la que te casarás te respetará y vivirán bajo las doctrinas cristianas entonces continuemos al siguiente paso.

2. El dress code para invitados

Estas ceremonias al ser tradicionales, generalmente son usuales las temáticas. Las más populares son las campestres, elegantes y tipo cóctel. Vestidos de cóctel y faldas con un largo mínimo a la rodilla, hombres con corbata y colores neutros como el azul, café, negro, bronce, beige, pasteles, adecuados para la celebración.

3. La música

En toda boda la música es primordial. Para el caso de las ceremonias cristianas, debes realizar un listado de los cantantes o grupos que más te gusten. Podemos nombrar algunos como Alex Campos, Laura Barrientos, Diego Alejandro Buriticá, Annete Moreno, Ingrid Rosario, Danilo Montero, Marcos Barrientos, Marcos Witt, Lilly Goodman, entre otros. Con ellos y todos los que conozcas podrás armar diferentes momentos para cada instante de tu matrimonio, manteniendo la esencia cristiana.

Héctor Parra

4. El preludio

Es la apertura de la ceremonia religiosa, para este momento les recomendamos cuidar los detalles de la decoración de iglesia para matrimonio ya que todos los invitados deberán estar sentados a la espera de los novios, adoptan un comportamiento solemne. Aquí podrás elegir música cristiana o instrumental según los gustos de los novios y sus familiares para darle una ambientación más personalizada a tu matrimonio.

5. Pajecito nupcial 

En un lindo cojín, el niño o la niña, llevará las argollas de matrimonio en plata o en oro según lo prefieran, las que serán el símbolo de la unión de los novios. La pareja elegirá el diseño y material de sus anillos matrimoniales, estos pueden ser en oro, plata, platino, titanio y tendrá un mensaje corto que los hará propios para la pareja que dará el siguiente paso.

6. Entrada de las damas de honor

Elige a tu corte de honor como lo prefieras. Amigas, hermanas en la fe, familiares, compañeras de trabajo, cualquier alternativa es válida siempre y cuando haya una conexión entre las damas de honor y la novia. El código de vestuario puede ajustarse a usar el mismo color, el mismo estilo de vestido o todas con un traje diferente que en conjunto hacen parte de la misma temática.

Dairo Casadiego Fotografía

7. Ingreso del novio

El contrayente ingresa con su madre, tía o abuela. Esto dependerá de la situación familiar del novio y con quién quiera acompañarse. Otros chicos prefieren hacerlo solos y estaría bien. Luego siguen, según el protocolo, los padres de los novios, cada uno se sentará en la primera banca al lado que corresponde la familia. En Colombia se usa que en el lado derecho se ubica la novia y sus familiares y en el izquierdo el novio con los suyos.

8. El niño con la Biblia

La Biblia puede ser un regalo que le hayan hecho con antelación a la pareja próxima a casarse, una Biblia familiar o una que hayan comprado para que haga parte en el nuevo hogar que conformaran luego de la ceremonia. Esta Biblia puede ser de color blanca para estar a tono con la boda y significa que el libro será el manual de vida, su guía de ahora en adelante para los esposos y los hijos que vendrán.

9. Pajecito con los anillos

En un lindo cojín, el niño o la niña, llevará los anillos que serán el símbolo de la unión de los novios. La pareja elegirá el diseño y material de sus anillos matrimoniales, estos pueden ser en oro, plata, platino, titanio y tendrá un mensaje corto que los hará propios para la pareja que dará el siguiente paso.

Yeison Chavez Fotografía

10. Pajecito con los pétalos

Va justo delante de la novia. Prepara el camino para que la novia haga su entrada triunfal, lanzando pétalos o flores naturales. Esto debes coordinarlo con la iglesia donde celebrarás tu matrimonio ya que en algunas no lo permiten debido a que al pisar los pétalos o las flores se mancha el piso o la alfombra. Te proponemos un cambio y que este pajecito lleve un canasto con los pétalos (sin arrojarlos) anunciando la llegada de la novia o una vela que será parte de la ceremonia de las velas.

11. Entrada de la novia y su padre

El momento más esperado de la ceremonia, la entrada de la radiante novia para dar el paso más importante de su vida. Estará acompañada de su padre o de una persona que ella haya elegido para este momento. Elige una canción especial para este preciso momento.

The Making Of

12. La ceremonia

Un ministro dará inicio a la ceremonia, empezando por unas palabras de bienvenida, seguidas de una oración y lectura Bíblica, de esta forma se prepara el momento para un precioso tiempo de alabanza y adoración a Dios. Puedes imprimir las letras de las canciones para que todos tus invitados puedan participar. El pastor hará la predicación de la Palabra para luego enlazarla con el momento de los votos e intercambio de anillos. Esta predicación puede durar aproximadamente unos 45 minutos, en otros como los matrimonios campestres, la duración puede ser menor, entre los 15 y 25 minutos. Todo estará sujeto a sus deseos, si optan una corta, háblenlo anticipadamente con su pastor para que puedan gestionarlo de mejor manera.

Algunas parejas realizan la ceremonia de las velas, ritual que complementa la solemnidad de la boda y se finaliza con una oración, donde el pastor imparte la bendición de Dios a los recién casados, quienes se concentran en hacer peticiones para el bienestar de su nuevo hogar. Una vez hecho esto, el pastor hace girar a la pareja para presentarlos como una familia y se dan su primer beso como marido y mujer.

13. El banquete

Los matrimonios celebrados por la religión cristiana se caracterizan por ser cálidos, familiares y tradicionales. En vez de licores, puedes ofrecer a tus invitados jugos y batidos refrescantes. Contrata un grupo, una banda o un cantante que amenice con la música que mejor se acople al estilo de la boda. Si es de día podrá ser tranquila y romántica, si es en la tarde-noche podrá tener un poco más de movimiento. El menú será tan creativo y delicioso como la pareja lo prefiera, la abundancia en los alimentos es una manera de atraer la abundancia en la familia, ten cuidado de no desperdiciar comida. Aprovecha este espacio para tomarte decenas de fotos con tus invitados y compartir este momento especial con tus familiares y esposo. Es importante que orientes previamente a tus invitados que no son de tu misma religión sobre cómo celebrarás tu matrimonio, respetando tus creencias, en caso no realicen el típico brindis con licor, ni la hora loca o el lanzamiento del ramo, es mejor que lo sepan para que no esperen situaciones que no pasarán y así te evites los comentarios de mal gusto.

Cindy Decoración

14. Los regalos

Cada pareja elegirá qué prefieren que sus invitados les obsequien: lluvia de sobres o lista de regalos. En la tarjeta de invitación, deberán indicar este punto para guiar a los asistentes de la boda.

En cuanto a los requisitos previos para celebrar su gran día, cabe mencionar que cada iglesia tiene los propios, los invitamos a que revisen nuestro artículo informativo requisitos para un matrimonio cristiano en donde mencionamos aquellos tramites básicos, para que se vayan preparando, con las frases de amor que incluirán en sus votos, la lista de invitados que asistirán a la ceremonia y para la celebración, tal vez, de un matrimonio campestre con un almuerzo al aire libre como recepción para compartir con ellos y puedan celebrar una boda como siempre lo soñaron.