Las argollas de matrimonio son un símbolo de amor y compromiso profundo entre la pareja y por esto, los novios prestan especial atención a la elección de la joya que los acompañará toda la vida. Igual que con los anillos de compromiso y los demás elementos de la celebración y el ajuar nupcial como el vestido de novia. Existen muchísimas opciones y diversos rangos de precio que hacen posible tener una boda romántica y bella sin gastar de más. Te presentamos una guía que les ayudará a saber qué aspectos componen el valor de la alianza de boda, para que puedan encontrar la suya sin que el dinero sea un dolor de cabeza.

Metales preciosos

Al pensar en las joyas que sellarán su promesa de amor, el primer material que aparece en la lista es el oro. Tanto el más tradicional amarillo como el oro blanco, por su durabilidad, belleza y el significado de abundancia y prosperidad para los recién casados. Para elegir argollas de matrimonio en oro es importante tener en cuenta que el precio variará dependiendo de la pureza del metal. Así un anillo de 9 quilates puede costar la tercera parte de uno de 24 quilates. Un anillo que tiene una buena relación entre pureza y precio es el de 18 quilates, siendo la opción más elegida por las parejas.

Otro metal igualmente bello y presente en este tipo de joyas es la plata, ideal para los novios que prefieren este brillo un poco más discreto. Las argollas de matrimonio en plata por lo general tienen valores inferiores a las de oro y también gozan de gran durabilidad. El platino y el paladio son metales muy presentes en las propuestas nupciales de las joyerías, pero su costo es mucho más elevado por lo que es posible que pueda salirse de algunos presupuestos. Algunas parejas exploran metales no tan comunes como el acero, titanio o un tungsteno debido a que su costo es muchísimo menor. Estos metales brindan la posibilidad de obtener una joya duradera, hipoalergénica y definitivamente muy original. Es necesario tener en cuenta que la maleabilidad de estos metales es menor por lo que los diseños suelen ser de línea sencilla. Son perfectos para parejas jóvenes o para novios con gusto por las alianzas sin sobrecargos. Pueden igualmente combinarse con incrustaciones de piedras o aleaciones de oro y plata.

Diseños y gemas

Otro factor que influye muchísimo en los precios de argollas de matrimonio es el tipo de diseño que quieran. Así las argollas lisas sin adornos, de superficie plana tendrán un costo menor que si quieren una joya más elaborada con efectos en la superficie o labrados en filigrana. Las piedras preciosas también añaden valor a la argolla y este aumenta a medida que se quieran mayor número de incrustaciones. Los modelos de argollas de matrimonio más usados son los solitarios con una sola piedra enganchada comúnmente de diamante. Estas gemas tienen un valor considerable, por lo que es apropiado buscar opciones en otras gemas bellas también pero más ajustadas al rubro disponible para la compra. Las incrustaciones en cristales son una opción hermosa y más económica para poner un toque especial en la alianza matrimonial.

De paseo por los anticuarios

Aunque la búsqueda comienza en las joyerías de prestigio por tratarse de un artículo de tan profundo significado, dense la oportunidad de visitar lugares menos frecuentes como anticuarios, almacenes de segunda mano o joyerías pequeñas que puedan ofrecer sortijas de valores más alcanzables. En estos locales es posible adquirir pequeños tesoros a un menor valor y darle nueva vida con un tratamiento de brillos o personalizarlos marcando en ellos una frase de novios que los identifique.

Lo más importante es encontrar una argolla con la que ambos queden a gusto, que puedan grabar con una romántica frase de amor y se convierta en un emblema de su compromiso sin que por ello deban hacer recortes en su presupuesto y puedan tener la decoración para matrimonio y la celebración que siempre soñaron.