Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Cuando están escogiendo las tarjetas de matrimonio, con la lista de invitado ya definida, surge una incógnita importante, en ocasiones requisito para contraer nupcias, y es la de ¿quiénes son los testigos y padrinos del matrimonio? Para este caso, no solo basta con escoger un lindo modelo de tarjeta de invitación para esta figura o rol del matrimonio, sino que, además, hay que saber cómo designarlos o a quien elegir para tal función. Algunos confirmar la relación ante el oficiante de la ceremonia y otros pronuncian frases de amor en el brindis y hacen parte de la consagración de los votos. Cada figura tiene sus responsabilidades marcadas, pero con frecuencia confundidas o desconocidas. Así que…

Conociendo cada figura

Acosta Avila Fotografia

Testigos

La figura del testigo de matrimonio, se dio en la antigua Roma. Cuando las personas querían legalizar su acto privado de casarse, sin sanción del poder público, debían tener la participación de 10 testigos de matrimonio, quienes también firmaban el documento legal. Esta tradición se mantiene tanto en las bodas religiosas como en las civiles, sin exigencia de preferencia sexual ni un número máximo de personas sino un mínimo de dos; una por cada contrayente. A estas personas se les avisa enviándoles un diseño de tarjeta de invitación en el que se propone si desean ser testigos de la boda y en ocasiones más elegantes, se realiza una cena en la que se celebra tal asignación.

Padrinos

Los padrinos de boda, pueden hacer las veces de dama de honor, ayudan con cada detalle de la celebración y la elección de los complementos, en especial para el vestido de novia corto, que conjuguen con resto del ajuar de los novios. Organizan la despedida de solteros, ayudan a vestir a los novios el día del matrimonio, hacen parte de la corte nupcial, acompañan a la pareja en el altar, son los que portan y están pendientes del intercambio de argollas de matrimonio si no cuentan con los tradicionales pajecitos. En la fiesta, son voces en el brindis, acompañarán a los esposos en la pista luego que den su primer baile de esposos, y finalmente, así como un padrino de bautizo o presentación ante Dios, asumen la responsabilidad de ayudar a los esposos a sobrellevar su matrimonio, cumpliendo y respetando sus votos nupciales, velando por el pacto de amor, también hasta que la muerte los separe.

Su representación y descripción, según el tipo de boda

Dos Puntos Estudio

Matrimonios católicos

Para la iglesia católica, estas figuras no forman parte del Código del Derecho Canónico al que se rige la iglesia católica de Latinoamérica, pero sí son requisitos u opciones, con sus características específicas según el párroco o sacerdote de la iglesia elegida para la boda.

Por ejemplo, los testigos del matrimonio si aparecen como uno de los personajes del acto matrimonial, sin condición de preferencia sexual o religiosa, asignados para dar fe de la unión y firmar el acta de matrimonio. Sin embargo, actualmente también deben dar un testimonio de la relación y vida de la pareja de novios, en una entrevista previa a la boda ante el sacerdote o cura que los casará, para que éste autorice su ejecución.

Los padrinos de boda, en cambio, no aparecen en dicho Código. Solo para el bautismo o confirmación se especifica que no deben ser del mismo sexo, que deben ser mayores de edad, diferentes a los padres, que hayan recibido el sacramento y con intensión de desempeñar dicha función. Aun así, esta figura se adaptó para los matrimonios, cumpliendo con cada requisito anteriormente mencionado (aunque suele asignarse a los padres de los novios como padrinos), y que además acompañan a la pareja a lo largo de la boda. Ya sea para ayudar en cada detalle de la decoración de iglesia para matrimonio, formando parte de la corte nupcial, para firmar el acta de matrimonio católico, dar sus palabras en el brindis, y con el pasar del tiempo, asumir la responsabilidad de aliados, consejeros y apoyos perpetuos de la pareja, para cumplir con los votos pactados el día del matrimonio.

Matrimonios cristianos

En una ceremonia cristiana, la principal figura es la de testigos de matrimonio. Aquellos que recibieron su tarjeta de matrimonio moderna son los llamados testigos sociales, porque además de ver la entrada del esperado vestido de novia sencillo luego del desfile de la corte nupcial, fueron parte del acto y testifican que se realizó dicha unión. Pero también están los que testifican que el acto se realizó en completo amor y libertad de la pareja, y estos son también los mismos padrinos de la boda, quienes además participan activamente de la ceremonia y vida matrimonial de la pareja.

Matrimonios civiles

En una unión matrimonial bajo los criterios de la Constitución, aquellas mujeres que tendrán un vestido de novia civil, no requieren padrinos sino testigos de matrimonio, y su única función es la de dejar constancia de la unión de la pareja, firmando el contrato nupcial junto con los novios. En ocasiones se les da un papel en las lecturas para que ofrezcan sus frases de amor cortas a la pareja contrayente. Los Códigos para ejercer este derecho, no especifican ninguna condición o parámetro para la elección de los testigos, aparte de ser una persona diferente a la familia y ciudadana, mayor de edad, con el completo uso de razón y capacidad de conciencia y percepción mental y sensitiva.

Sea para matrimonio civil o religioso, definir a los testigos y padrinos suele ser una tarea confusa, cuando no se tiene claro su papel en la ejecución de una boda. Ahora que lo tienen claro, será mucho más sencillo que escoger el vestido de novia o definir la fecha para el gran día. En el caso que sea una boda simbólica, la adaptación de las figuras dependerá del tipo de ceremonia a realizar y de la preferencia de la pareja. Aunque en ultimas, desde la planeación de boda hasta el paquete de luna de miel, todo se adapta a las preferencias de tu futuro esposo y a las tuyas. Así que no duden de personalizarla a su gusto y necesidad.