Aldres Fotógrafo
Aldres Fotógrafo

Playas paradisíacas, ciudades con grandes edificios, verdes e imponentes montañas, cabañas en medio de la nada, los destinos para la luna de miel son muchos, así que escoger uno, cuando al mismo tiempo se están eligiendo las tarjetas de matrimonio, los centros de mesa para boda y hasta el vestido de novia, puede complicar un poco las cosas, pero ¡no hay de qué preocuparse! Si miles de parejas lo han hecho, ustedes también pueden. Estos son los consejos para escoger ese viaje del que van a hablar toda la vida.

1. Definan su presupuesto

Este es un paso importante porque podría determinar el destino, la cantidad de días y las actividades que harán, por eso deben definir si los planes de luna de miel serán económicos o costosos. No planeen algo que está fuera de su presupuesto, es mejor que les sobre dinero a que después de un viaje queden endeudados. Ya tienen lo más importante: la compañía.

Uno de los tips para ahorrar dinero es buscar paquetes de luna de miel todo incluido, de paso no tienen que preocuparse por manejar varias cuentas relacionadas con: el hotel, la alimentación, las actividades e incluso el transporte hacia el aeropuerto. Con este tipo de planes pueden escoger pagar al contado o diferido en cuotas, eso sí, tengan en cuenta los intereses que se generan al pagar diferido.

2. Piensen en sus gustos personales

Aquí las tareas no se pueden dividir, los dos deben participar en escoger lo que quieren hacer, pues puede que mientras uno sueña con una luna de miel en Colombia, el otro ya esté saboreando el cóctel que se quiere tomar en una playa de Tailandia.

Además, si están de acuerdo en el lugar al que quieren viajar, pero no logran decidir qué hacer durante el viaje, pueden conseguir un paquete de luna de miel que tenga varias actividades, por ejemplo: buceo, recorridos por viñedos, visitas a museos, tour por la ciudad, etc. Esta es una muy buena manera de aprender el uno del otro. Compartiendo gustos.

3. Tengan en cuenta el tiempo del que disponen

Si solo tienen cinco días, un viaje al otro lado del mundo no valdría la pena, pues la mitad del tiempo estarían en un avión. En este caso, la mejor opción sería disfrutar de un destino cerca de casa. Cuando se cuenta con poco tiempo, lo mejor es no optar por recorrer varios destinos, pues puede resultar agotador.

Si, por el contrario, cuentan con al menos dos semanas, está bien pensar en ir a ese destino que siempre soñaron, así quede al otro lado del mundo. En este caso, se vale tomarse el tiempo para visitar varias ciudades y disfrutar lo necesario en cada parada. Todo depende del ambiente que estén buscando. Lo que nos llevará al siguiente punto...

4. ¿Qué tipo de turismo quieren?

Estas son algunas de las preguntas que pueden plantearse: ¿Cuál es la vibra que están buscando del lugar? ¿Quieren una gran ciudad donde el afán del día a día se sienta en el ambiente o un lugar relajante donde parezca que el tiempo pasa lento? ¿Quieren lo mejor de ambos mundos? Así va a ser mucho más fácil escoger un destino que cumpla con sus expectativas.

Piensen en el escenario que quieren ver mientras intercambian frases de amor y recuerdan cómo se sintieron al bailar esa primera canción como esposos. Podrían estar tomando una copa de vino en una calle llena de historia o viviendo una luna de miel en Cancún.

5. Empiecen su búsqueda con tiempo

Los expertos aseguran que es mejor empezar la búsqueda unos seis u ocho meses antes del viaje, así las posibilidades de encontrar buenos precios y disponibilidad son más altas.

6. No tienen que viajar tan pronto se casan

Sí, es tradición que después del matrimonio se haga el viaje de luna de miel, pero no tiene que ser así, si las circunstancias laborales, de presupuesto o si el clima del lugar que quieren visitar no es el apropiado ¡pueden esperar! Vivan su luna de miel en el momento que sea perfecto para ustedes, al fin y al cabo, es su historia la que están escribiendo.

7. No todas las historias son iguales

Es bueno escuchar sobre los planes de luna de miel de amigos y familiares, eso les dará una idea de lo que ustedes quisieran hacer en la suya, pero no repitan sus itinerarios. Recuerden, cada pareja es diferente y, tal vez, la experiencia que ellos vivieron no sea la misma que ustedes van a vivir.

8. Busquen asesoría

Leer blogs de viajes es una buena manera de empezar, ahí podrán encontrar información detallada de destinos, restaurantes, actividades, descuentos y maneras de transportarse en ciertos lugares. La desventaja es que algunas veces los datos no están actualizados, por eso lo mejor es buscar asesoría de un experto o experta. Consideren acercarse a una agencia de viajes para encontrar más información.

Otro punto a favor de las agencias es que les pueden ayudar a organizar un tour “lunamielero”, éstos son diferentes a los paquetes de luna de miel que usualmente ofrecen hotel, alimentación y transporte; los tours son actividades por hacer o lugares por visitar en un solo día, normalmente acompañados de un guía y más parejas. Son una muy buena opción cuando quieren profundizar en la historia del lugar.

9. Indagar a fondo sobre los posibles destinos

Seguro los lugares que hacen parte de la lista “posibles destinos para nuestra luna de miel” tienen su atractivo, eso que los hizo pensar: “a este lugar quiero ir con el amor de mi vida”, pero antes de comprar los tiquetes y reservar las habitaciones en ese hotel donde encontraron descuentos, averigüen qué está pasando allá: ¿Es seguro viajar? ¿Cómo está la situación económica? ¿Hay algún problema en este momento?, este es un factor muy importante antes de tomar decisiones.

10. ¡Sigan su instinto!

Después de la lluvia de ideas, la búsqueda y las negociaciones, seguramente la lista de destinos es un poco más corta de lo que era en un principio, así que, sin duda alguna, escojan ese lugar que a los dos los ponga a vibrar y donde su corazón les diga que van a pasar una experiencia maravillosa con su persona favorita.

11. Factor sorpresa

Ya empezaron a escribir una nueva historia juntos y qué mejor manera de llenar ese libro que con buenas experiencias. Una pequeña sorpresa durante la luna de miel es una encantadora expresión de amor. Una cena romántica, un masaje o un desayuno en la cama, quien mejor que cada uno para saber qué asombraría a tu pareja.

Planear un matrimonio y, además, la luna de miel puede resultar complicado y en ocasiones un poco estresante, así que recuerden que en el Directorio de nuestro portal encontrarán profesionales que les pueden ayudar a organizar su próxima aventura. Solo deben realizar la búsqueda en la pestaña de “Proveedores”, seleccionar el departamento donde se encuentran, el tipo de sector y la ciudad.

Con estos once pasos seguro encontrarán la luna de miel soñada. Recuerden empacar vestidos de fiesta, cámara fotográfica, desconectarse de la tecnología y por qué no, incorporar unos mensajes de amor para el esposo o para la esposa. Después de esta primera aventura quedarán con más ganas de viajar juntos alrededor del mundo. ¡Buen viaje!