El macaron es una galleta hecha a base de clara de huevo, almendra molida, azúcar glas y azúcar, que viene con un relleno de crema o ganache de diferentes sabores, cada vez este fino y delicado dulce va cogiendo mayor popularidad en los matrimonios, ya que le agrega un toque sofisticado a toda la celebración. Su versatilidad en colores y sabores permite que puedan combinarlos fácilmente con la decoración para matrimonio, o agregarlos como un obsequio de bienvenida junto a una nota con frases de amor cortas. La elección de su sabor les puede resultar algo complejo como la decisión de las tarjetas de matrimonio o el menú, pues hay tanta variedad y tan deliciosos que es imposible resistirse a ellos, ¿qué tal si tratan de elegir sus favoritos?

Macarons dulces

Desde su aparición se han agregado muchos sabores, colores y hasta formas, los más comunes son los sabores de vainilla, café, chocolate, pistacho, fresas y avellanas, sin embargo, cada vez se pueden combinar más sabores como frutas exóticas, azafrán, canela y hasta rosas, y ni hablar de los rellenos que pueden admitir todo tipo de combinaciones de frutas, chocolates, merengue, tiramisú y tantos sabores como su mente lo permita.

Lo mejor es que los macarons se pueden personalizar dependiendo del tipo de celebración, los pueden incluir en una decoración vintage de boda o decorarlos dependiendo de la temática que decidan utilizar en la recepción. También pueden diseñar unas tarjetas de matrimonio originales y agregar un macaron en cada una de ellas, este detalle les dará un toque más personal a las invitaciones.

Macarons salados

Si no son tan fanáticos de los dulces, no se preocupen, también podrán encontrar macarons salados con semillas de sésamo, girasol o chía en los bordes, rellenos de salmón, queso parmesano, vinagre balsámico, chocolate con fuagrás o avellanas y trufas, jueguen con su imaginación y agreguen sus sabores favoritos.

Lo mejor es que estas finas galletas vienen en diversos colores que se pueden combinar con los arreglos florales para boda, haciéndolo visualmente armonioso, también funcionan perfecto para acompañar el cóctel de bienvenida, quizás sus colores combinen con los vestidos de noche de los invitados y se conviertan en la sensación del evento.

Macarons de coctel

¿Sabían que los macarons pueden ser un delicioso coctel? Qué tal un macaron de piña colada, o de vodka con naranja y frambruesa. Este formato es ideal para matrimonios al aire libre, con una temática específica como, por ejemplo, una boda en la playa con un macaron con sabor a mojito, o un matrimonio campestre con un macaron con sabor a champán cooler o un Cosmopolitan, una idea que sorprenderá a todos los invitados. Pueden ubicarlos en la mesa de dulces o simplemente combinarlos con el postre si tienen un menú con tiempos. ¡Y lo mejor es que pueden convertir sus cócteles preferidos en macarons!

Si les resulta complejo decidirse por alguno, coloquen variedades de macarons con el sabor preferido de cada uno, si tienen una decoración de matrimonio sencillo, pueden agregar los macarons a la decoración del pastel. Tómense su tiempo para degustar cada uno y admitir cuáles fueron sus favoritos, seguramente no será tan difícil como la elección del vestido de novia o traje de novio, pero sí tendrán que pensar muy bien su decisión entre tantos sabores y colores.