Ir al contenido principal
Matrimonios

Elegir anillos de compromiso y matrimonio: guía con ‘e-book’ gratuito

¿Estás por elegir un anillo de compromiso, matrimonio o de promesa para regalar? Revisa esta información y descarga el ‘e-book’ gratis para que sepas cómo acertar.

¿Aún sin las argollas de matrimonio? 💍
Pide información y precios de Joyería a empresas cercanas

A lo largo de la historia, los anillos se han utilizado para simbolizar la fidelidad, la unión, la eternidad y hasta exaltar deidades. Por ejemplo, en el antiguo Egipto los hombres entregaban un anillo como representación de un amor inmortal, que duraría más allá de la muerte. Sin embargo, el uso más común en la actualidad es el de manifestar amor y compromiso.

Si estás a punto de comprar un anillo de compromiso, matrimonio, promesa o de cualquier otro tipo ¡esta guía es la que necesitas para acertar! Descubre cuáles son los estilos, cómo sacar la medida, de qué materiales se elaboran y más datos clave. Descarga el e-book gratis para que puedas consultar esta información en cualquier momento. ¡Empezamos!

¡Descarga gratis el e-book!

elegir anillos pedida, matrimonio, promesa y para hombre

1. Tipos y estilos de anillos 

anillos en oro amarillo con piedra de color

Los tipos de anillos pueden ser: de compromiso, matrimonio o promesa. Por su parte, el estilo se refiere de manera general al diseño, a las características que hacen que se diferencien entre sí.

Clásicos y románticos. Son los anillos que tienen la particularidad de incluir piedras en tonos suaves y cálidos, con un diseño como el solitario con una piedra central y con un corte en forma de pera o corazón. Se trata del estilo más popular, tradicional, versátil y atemporal.

Vintage. Diseños con un aspecto antiguo o que están inspirados en una época determinada. En este estilo aparecen anillos victorianos y Art Déco con piedras con cortes como el baguette, motivos geométricos, siluetas florales y filigrana.

Modernos. Aquí se engloban los diseños innovadores con siluetas y hasta texturas poco tradicionales. Por ejemplo, aquellos inspirados en la naturaleza en los que la banda se asemeja a la del tronco de un árbol, piedras de colores atípicos o formas triangulares dispares.

Elegantes. Los anillos de este estilo destacan porque su diseño eleva visualmente las piedras que hacen parte de él, es decir, dándoles protagonismo y resaltando su brillo. Un ejemplo podría ser el anillo trilogía, el cual cuenta con tres piedras, por lo general, diamantes.

Anillos para hombre

El uso de un anillo masculino ha tenido un gran impulso en los últimos años, pues la tradición de que sea él quien se lo entregue a la mujer quedó atrás y cada vez hay más parejas que deciden no seguir la costumbre y hacer las cosas a su manera, independientemente de su género y orientación sexual.

Los anillos de compromiso para hombre se han convertido en la joya que también muestra la igualdad y el compromiso mutuo de la pareja. En cuanto a los metales más comunes para su elaboración son el platino y el titanio, pero con mayor frecuencia se personalizan recurriendo a otros metales e, incluso, incrustaciones de piedras preciosas con un diseño minimalista y también ostentoso o rústico.

2. Historia y datos curiosos sobre los anillos

Joyería El Señor de los Anillos

¿Sabías que la tradición de entregar y recibir anillos se remonta a más de 6000 años? En tiempos antiguos esta joya se utilizó como adorno y para mostrar el nivel social y económico de quien lo portaba. En el antiguo Egipto los hombres entregaban un aro como símbolo de amor eterno a su prometida, incluso más allá de la muerte.

Durante la época romana se forjaron en hierro varias de estas joyas que se utilizaban para sellar cartas y documentos oficiales o privados. Con el paso del tiempo se comenzaron a elaborar más suntuosas para exhibir la riqueza de su dueño y la habilidad del artesano que lo fabricó.

Historiadores aseguran que fue a partir del siglo II en Roma cuando comenzaron a verse los primeros anillos de boda, el más conocido era el anillo de fede (fe, confianza) que se caracterizó por su diseño en el que se apreciaba la unión de dos manos, las cuales simbolizaban la unión en matrimonio de la pareja.

Con el pasar de los tiempos, los aros empezaron a decorarse con piedras y a elaborarse en distintos metales. El primer registro que se conoce de un anillo de diamantes data del año 1477, una joya especial que el archiduque Maximiliano de Austria mandó a hacer para la duquesa María de Borgoña.  Si quieres conocer más, entérate de todas las curiosidades de las argollas de matrimonio y también datos interesantes de los anillos de compromiso.

Explora las mejores joyerías

3. Diseños de los anillos

Niña Gato

En el diseño de un anillo intervienen varios factores como: el tipo de metal, la piedra y su corte, el estilo de la banda, el engaste o la forma en la que se sostendrá la piedra. Pero antes de conocer estos detalles es importante que tengas claro cuál es la anatomía de un anillo de compromiso o de matrimonio para que la elección sea la más acertada.

Las partes de un anillo 

Un anillo de compromiso se compone de unas partes que hacen posible su creación, al igual que ocurre con los anillos de matrimonio. 

  • Cabeza y pieza central. Hace referencia a la parte que sostiene la pieza central (la gema) y sus formas cambian dependiendo del tipo de engaste y diseño (o aspecto) que vaya a tener la joya. 
  • Caña. También se le conoce como banda. 
  • Hombros. Son las partes laterales y superiores del anillo.
  • Engaste. Esta parte del anillo se encarga de sostener la piedra y puede ser tipo garra, bisel, tensión o de barras.
  • Galería. Son las partes del anillo que se pueden ver por los costados, debajo de donde se ubican las gemas.
  • Diámetro interno. Es la medida interior de la banda, en otras palabras, el espacio donde irá el dedo y se especifica en milímetros.
  • Espesor. La anchura que tendrá la banda. Puede ser delgado o más grueso entre 1 mm y 5 mm.
  • Ancho. Es la longitud que tiene de un extremo al otro la banda del anillo y se observa a simple vista. Allí se ubican los grabados o marcaciones.
  • Perfil. Se trata de la forma que tendrá la banda del anillo. Algunos pueden ser planos, curvados, redondeados, cóncavos o con forma de D.

Diseños de argollas de matrimonio

Los anillos de boda también se distinguen porque su banda puede tener diferentes formas, aquí las más usadas en la joyería:

  • Anillos de media caña. Se caracteriza porque su interior es plano y su interior convexo, y pueden llegar a tener un grosor de 2.5 a 4 milímetros.
  • Anillos planos. Su diseño exterior es plano, con anchuras que pueden ser de 3.5 milímetros y con un grosor de 1.5 mm.
  • Anillos almendrados. Tanto su interior como exterior son redondeados y su parte externa no es tan gruesa como la de la media caña.
  • Anillos triangulares. Su banda se diferencia porque tiene una sutil elevación en forma de triángulo, de ahí su nombre.

>> Te invitamos a ampliar más información en: Tipos de argollas para matrimonio.

Tipos de metales 

Oro. Es el metal más tradicional para la elaboración de anillos. En su estado puro y natural es de color amarillo y su medida es de 24K. Por lo que en esas condiciones es muy maleable y difícil de trabajarlo. Por eso se mezcla con otros metales.

En este metal encontrarás piezas de oro blanco, rosa y hasta negro, los cuales se logran impregnándole una capa de rodio para darle el color deseado.

Plata. Uno de los metales más usados para la creación de pulseras, aretes y anillos. Al igual que sucede con el oro, la plata pura es muy blanda para usarse, por eso se alea con otros metales como el cobre. Para saber su autenticidad suele estar marcada con el número 925, que hace referencia a que tiene un 92,5 % de pureza.

Platino. De color similar al oro blanco, este metal es duradero al desgaste y la corrosión. Por lo general, tiene un costo más elevado. El platino suele ser más denso que cualquier otro metal por lo que se sentirá más pesado.

Paladio. Se ubica entre los metales más apreciados debido a su rareza y blanca coloración. Como no necesita ninguna aleación, comúnmente tiene una pureza del 95%.

Titanio. Este metal es de color gris claro y uno de los más populares entre los anillos para hombre. Las piezas creadas con titanio resultan más económicas.

Tungsten. Es resistente a arañazos y conserva muy bien su brillo. En su mayoría el carburo de Tungsten (como se le conoce) es de color gris plata, pero existe una gran variedad de tonalidades como el negro y blanco.

Mafe González Jewelry

Clases de piedras y su significado

Existen diversas gemas de colores y se clasifican en preciosas o semipreciosas. Además, cada una guarda un profundo significado, aquí algunas de ellas:

Diamante. Se lo considera una de las gemas más duras y resistentes. La mayoría provienen de África central y del Sur, Rusia y también Australia. En cuanto a su simbolismo se le relaciona con la fuerza, da claridad mental, limpieza del cuerpo y renueva las energías negativas.

Esmeralda. Los países que más producen esta piedra preciosa son Colombia, Zambia y Brasil. A la gema se le atribuye belleza, fidelidad y amor. Mejora la memoria y promueve la energía positiva.

Rubí. Las minas con mayor concentración de rubí se encuentran en el continente asiático, en países como: Tailandia, India o Birmania. Se le atribuyen propiedades espirituales como la sanación de la mente y cuerpo, proporciona vitalidad y equilibrio, y es símbolo de protección.

Zafiro. El zafiro es la segunda piedra más dura (después del diamante). Se la asocia con la buena vitalidad, bondad, fuerza y sabiduría.

Ópalo. Se caracteriza por su juego de colores. Más del 95% de la producción de ópalos proviene de Australia. Se le atribuyen poderes místicos: pasión y deseo, buena fortuna, trabaja la confianza y la autoestima, y también como protectora de enfermedades.

Estilos de corte de las gemas

Normalmente, se hace mención a las tallas o cortes de un diamante porque su dureza permite crear diferentes formas. Otras piedras preciosas también cuentan con estos cortes, pero según firmeza quedará mejor una talla que otra.

  • Corte redondo. Es el más clásico de los cortes, además es el más brillante de todos gracias a las facetas* que posee. 
  • Corte princesa. La forma es cuadrada o rectangular y es una de la más comunes para anillos de compromiso.
  • Corte esmeralda. Tiene una forma alargada, se caracteriza porque posee cortes escalonados. 
  • Corte cojín. Se puede decir que es la combinación del corte redondo y el ovalado, posee sus esquinas redondeadas que ayudan a percibir mejor su talla.
  • Corte Asscher. Lleva el apellido de quien creó este corte: Joseph Assecher en los primeros años del siglo XX. Su forma octogonal le permite que se aprecie su brillo. 
  • Corte pera. Se le conoce también como ‘lágrima’. Su forma combina el corte redondo y el marquesa.
  • Corte oval. Su forma elegante ayuda a estilizar los dedos, por eso se convierte en uno de los cortes preferidos para anillos de compromiso.
  • Corte corazón. Por lo general, esta forma se logra en piedras como el diamante, debido a la complejidad del corte.
  • Corte marquesa. Tiene una forma muy alargada lo que ayuda a estilizar las manos. 

*Facetas: se refiere a las superficies pulidas que permiten el paso de la luz haciendo que se refleje como un espejo. Cada una cuenta con una simetría y proporción.

tipos de corte de diamante en anillos de compromiso

Tipos de engaste

Los tipos de engarce o engaste de un anillo se refiere a la manera en la que se montan las piedras o gemas a la base del aro. Y aunque el término es muy fácil de entender, este proceso tiene su ciencia, incluso hay profesionales que solo se especializan en esta etapa de construcción de la joya.

Engaste pavé. La palabra “pavé” significa adoquín en Francés. Entonces consiste en una técnica en la que se organizan pequeños diamantes individuales, uno al lado del otro, de tal forma que parecen las losas del pavimento, lo cual le da a la joya mucho destello. Su fijación se hace a través de pequeños dientes.

Engaste de puntas. Esta opción es la más popular para los anillos en especial el solitario. Este engaste permite sujetar la piedra con finas patas o garras que están agarradas de la base del anillo. El número de garras puede variar, generalmente empieza en 4 y puede ir aumentando de dos en dos, dependiendo del tamaño de la gema. Así, por ejemplo, la de 4 garras es ideal para diamantes pequeños, mientras que las de 6 son ideales para aquellos de mayor tamaño (de más de medio quilate).

Engaste de tensión. Se caracteriza porque la gema del anillo de compromiso está situada en medio de pequeños espacios o ranuras que dan la sensación de estar flotando, de tal forma que la base queda en el aire, pero la piedra queda perfectamente fijada a la banda. Aquí es clave que las gemas tengan una dureza superior a 9 en la escala de Mohs (escala de dureza de minerales), porque de lo contrario podrían romperse por presión. 

Engaste carril o canal. Este engaste tiene una gran ventaja y es que protege muy bien las piedras. La técnica de engaste para joyas de matrimonio consiste en alinear las piedras, una delante de otra, dentro de un canal de metal, previamente dispuesto para ello. Las gemas idóneas para este tipo de engarce son las de talla baguette y princesa, caracterizadas por su forma cuadrada y rectangular, respectivamente. 

Engaste bisel o chatón. Es una de las técnicas más tradicionales y seguras. Se caracteriza porque el borde del metal rodea cuidadosamente la gema y la mantiene en su lugar. Va muy bien con piedras de talla redonda o talla oval. 

Engaste invisible o en granete. Este tipo de engaste es un poco similar al engaste pavé, pues las piezas van una junto a otra, con la diferencia de que en este caso lo que se busca es dar una ilusión óptica de una gema de gran tamaño, sin que se note que en realidad son varias piedras pequeñas juntas. No es una técnica fácil de lograr y sin duda, el tipo de diamante que más se adapta para su fin es el de talla princesa (cuadrado). 

Engaste cluster o halo. El engaste cluster o halo es para las personas amantes del brillo y las joyas de gran tamaño. Este se caracteriza por estar compuesto por una piedra central de gran proporción, que puede ser de talla princesa, baguette, cojín, oval o redonda, que a su vez está enmarcada por un carril de gemas mucho más pequeñas, que forman un halo que realza más el brillo de la piedra central. 

Engaste catedral. ¡Le da mucha altura al anillo! Se diferencia de los demás porque de la base de la alianza salen una especie de arcos altos que elevan, de forma majestuosa, la piedra por encima de la base. Esto hace que la gema parezca más grande de lo que es, pero tiene un aspecto que debe tenerse en cuenta y es que, debido a esta elevación, es una joya que puede golpearse o enredarse con facilidad en cualquier prenda de vestir. 

Engaste en barras. Para este tipo de engaste se colocan las piedras una delante de la otra, pero con una barra de metal intercalada. El look final se asemeja mucho a la carrilera de un tren. Las piedras que mejor se adaptan a este tipo de engaste de anillos son las de talla baguette, princesa o esmeralda. 

Engaste a nivel. En este caso, la base del anillo suele tener pequeños orificios en los que van incrustadas las piedras, permitiendo que no quede por fuera de ellos ninguna parte de la gema. La ventaja es que, al igual que el bisel, es una técnica que la protege muy bien. 

Engaste de tres o más gemas. ¡Para las que un anillo con una sola piedra no es suficiente! Estos cuentan con un impresionante conjunto de piedras de tamaño grande o mediano, cuidadosamente organizadas. En ocasiones la gema del centro puede ser de gran tamaño, dando lugar a las laterales como un complemento que incluso podría ser de otro tipo de piedra, como las esmeraldas o los zafiros.

Descubre las mejores joyerías

Efectos y acabados

  • Brillo. Es uno de los más populares dentro de la joyería, su acabado final puede tener un brillo medio o alto, siendo este último susceptible de rayones.
  • Satinado. Tienen una acabado casi mate reflejando la luz sobre el aro de una manera más suave.
  • Hielo. Se le conoce así por el efecto que queda en el aro que se asemeja a las líneas que quedan en las pistas de patinaje sobre hielo.
  • Arena. Tiene un aspecto rugoso o granulado al tacto. Este efecto es mate por lo que no se refleja la luz. 
  • Martillado. De aspecto artesanal tiene literalmente un efecto hecho como por un martillo. Se pueden sentir las hendiduras al pasar el dedo por el aro. Y dentro de este efecto puede ser el clásico o el martillado vertical.
  • Cepillado. Con este efecto es posible ver las líneas de manera más contundente sobre el metal. 
  • Florentino. Un efecto poco común, pero se suele caracterizar por tener trazos y cortes en la superficie del anillo.

4. Guía para elegir un anillo

Joyangel Argollas

Elegir el anillo es una tarea que requiere tiempo, por eso para hacer una correcta elección es indispensable tener en cuenta varios puntos.

El presupuesto: este es el punto de partida, pues ayudará a delimitar o ampliar la búsqueda. Sin importar lo que digan las creencias o los protocolos, lo que inviertas en la joya debe ser un valor que te haga sentir cómodo/a y a tu pareja. 

Una joya con un significado: encuentra un anillo que represente un poco de la esencia de la relación: formas asociadas a su historia, piedras preciosas que llamen su atención u otras. 

Tener en cuenta el estilo y cotidianidad: ten en cuenta si es una persona de gustos clásicos o minimalistas, si prefiere las joyas grandes y llamativas e incluso si le gustan las piedras preciosas o no. Así podrás elegir entre un clásico anillo solitario, una joya vintage con diversas formas, flores o apliques, o un moderno anillo con piedra grande. 

Este punto permitirá una elección acertada en cuanto a materiales y diseño. Por ejemplo, si tienen una vida con mucha actividad, lo mejor será elegir un diseño como el de los anillos de media caña o almendrado.

Comenzar la búsqueda a tiempo: iniciar la búsqueda con al menos seis meses de antelación a la fecha de la boda o para el día que quieras sorprender a esa persona especial, facilitará el proceso de elección y compra. 

Consultar a un proveedor confiable: ¡esencial! Puedes iniciar su búsqueda con recomendaciones de amigos o a través del directorio de anillos de Matrimonio.com.co. Consulta precios, características y garantías de los metales y las piedras.

Pensar en el material y el mantenimiento: de acuerdo al diseño que tengas en mente, evalúa, con ayuda del proveedor, cuál es el metal adecuado para elaborarlo y cuáles son las recomendaciones de mantenimiento periódico.

Buscar la talla correcta: ni muy apretado, ni tan flojo como para que se caiga. La clave de la comodidad con las argollas está en elegir la talla correcta. Para esto es clave contar con la ayuda de su proveedor. Solicita ajustes de ser necesario, lo más importante es que se encuentre la medida que se adapte a su dedo.

Evaluar agregar una frase: una buena forma de personalizar los anillos es agregando una breve frase dedicatoria para el anillo del otro.

Dónde comprar un anillo 

La recomendación principal es hacerlo en una joyería con trayectoria y confiabilidad verificada. Para esto puedes revisar referencias y recomendaciones de amigos y personas conocidas, o bien, iniciar una revisión minuciosa de los testimonios de otros compradores.

Si quieres hacer la tarea más fácil, puedes consultar las tiendas de joyerías de Matrimonio.com.co, donde encontrarás una lista completa de proveedores de anillos de compromiso y anillos de matrimonio en Colombia, que estarán atentos a responder tus dudas.

Para optimizar la búsqueda, puedes utilizar el filtro por ciudad y artículo deseado. Una vez hagas clic sobre el perfil del proveedor, podrás solicitar una cotización gratis del anillo.

¿Cómo saber la talla de un anillo? 

Un anillo debe quedar cómodo en el dedo, es decir, que quede lo suficientemente ajustado para que no se caiga y bastante suelto para que pueda deslizarse a través del nudillo.

Sin embargo, es necesario recurrir a elementos que permitan conocer la talla más adecuada como lo es el medidor de anillos virtual de Matrimonio.com.co. Una herramienta práctica y fácil de usar. ¡Pruébala y acierta con la talla siguiendo el paso a paso y conociendo otros datos!

Auri Joyas

En qué mano va el anillo de compromiso y de matrimonio 

Decidir dónde se pone el anillo de compromiso o la argolla de matrimonio, dependerá de cada pareja. La idea de usar el anillo de matrimonio en la mano izquierda viene de los egipcios, quienes creían que en el dedo anular de la mano izquierda estaba ubicada una vena que va directo al corazón, llamada vena amoris o la vena del amor, una razón para usarlos como un buen augurio. 

Por otro lado, en algunos ritos religiosos, se considera que la mano izquierda es la mano ‘siniestra’ y se le relaciona con el diablo, razón por la que los católicos romanos, eligen la mano derecha para llevar la argolla de matrimonio, simbolizando el bien. 

Precios de los anillos 

El precio de un anillo de compromiso puede variar dependiendo de varios factores como lo son el metal, el tipo de piedra preciosa que lleve y el diseño. Así que la recomendación inicial es definir un presupuesto y a partir de eso iniciar la búsqueda de la joya.

En Colombia se puede conseguir un anillo de compromiso en plata desde $280.000 pesos aproximadamente, si este viene acompañado de un topacio u otra gema semipreciosa que lo hagan de bajo precio. 

Así mismo, se puede encontrar en el mercado un anillo de compromiso en oro solitario de 18k, con diamante de 10 puntos, cerca de los $400.000 pesos, o uno con las mismas características, pero con diamante de 0.37ct, que puede rondar un precio desde los 5 millones de pesos y de ahí en adelante.

Por su parte, en cuanto al precio de las argollas de matrimonio, se pueden encontrar en el mercado unas clásicas y lisas en materiales como la plata o en oro blanco, desde los $600.000 pesos e ir hasta $1’500.000 pesos.

Para el caso de las argollas de matrimonio en oro amarillo lisas o con técnicas cómo la filigrana, los precios pueden ir desde $1’600.000 en adelante, para cada argolla. Una argolla de matrimonio con una o dos chispas de diamante pueden encontrarse desde los $2’000.000 de pesos, y aumentar en función de su pureza y corte.

Personalización de anillos

Desde la antigüedad se comenzaron a marcar los primeros anillos con la idea de hacer cumplir historias de amor a través de pequeños versos o para distinguirlos como un sello personal.

En la actualidad se mantiene esta tradición, pero con la intención de personalizarlas y dejar grabadas en ellas el amor mutuo. Razón por la cual, hay parejas que optan por marcar con láser las argollas con una frase especial o un apodo en particular. Aquí algunos ejemplos:

  • Somos uno.
  • Me iluminas.
  • Contigo sale el sol.
  • Eres mi fuerza.
  • Tú me completas.
  • Eres mi mundo.
  • Lo mejor de mi vida.
  • Yo te elijo.
  • Sí, acepto.El amor eres tú.
  • Eterno junto a ti.

5. Recomendaciones y cuidados

La Boda de Any

¿Cuándo encargar un anillo? 

Así como en cada una de las etapas de la planeación de la boda, la elección y compra del anillo sea de compromiso, promesa o matrimonio debe hacerse con tiempo para evitar dolores de cabeza, pues los tiempos de entrega pueden variar de una joyería a otra, dependiendo del diseño, personalización y complejidad de su elaboración. 

Así, por ejemplo, teniendo en cuenta que la entrega puede tardar entre 15 y 45 días, lo ideal es que, por ejemplo, faltando 6 meses para la boda, se comience a revisar opciones y mínimo dos meses antes, ya se esté haciendo el pedido al joyero. 

Errores a evitar durante la compra de los anillos

Para hacer una elección adecuada de un anillo la primera regla es pensar en la persona que lo recibirá: ¿Qué joya la/lo haría feliz? ¿Qué material se ajusta más a su estilo de vida? ¿Qué diseño va acorde con gusto personal? Cuando se tenga esto claro se puede iniciar el proceso de compra. 

Algunos de los errores que se pueden evitar para no hacer una elección equivocada, son: 

No tener establecido un presupuesto: ¿cuánto estás dispuesto o dispuesta a pagar? Tener claro esto ayudará a que puedas definir en qué tipo de tiendas debes buscar, y qué tipo de anillos puedes adquirir. El objetivo de definir este presupuesto es que puedas mantenerte dentro de tus posibilidades

No indagar lo suficiente: se trata de una inversión tanto emocional como monetaria, por lo tanto es necesario que estés bien informado/a acerca de todo: tipos de materiales, preferencias tuyas y las de tu pareja, precios de las joyas, tipos de acabados, tipos de engastes, piedras de preferencia, tiendas confiables y más. 

Pensar que todos los anillos son costosos: ¡alto ahí! Si estás pensando que todos los anillos son inasequibles, estás cometiendo un error. Existen joyas con precios elevados, es cierto, pero también hay otros para diferentes tipos de presupuesto, con variedad en diseños, tamaños, metales, tipos de piedras y un sinfín de características que abren la posibilidad a que puedas encontrar el anillo ideal para esa persona especial. 

Creer que un anillo solo puede ser de diamantes: aunque los diamantes son las piedras preciosas más usadas para este tipo de joyas, no son las únicas que se pueden o deben incluir. Es válido que el anillo tenga cualquier otro tipo de gema que puede ser preciosa o semipreciosa, entre otras opciones se encuentran: aguamarina, peridoto, topacio, amatista o cuarzo rosa.

Improvisar con el diseño del anillo: la composición tradicional del anillo de compromiso consta de una banda de metal con una piedra de tamaño regular en el centro que, en ocasiones, está adornada por diamantes o piedras muy pequeñas a los lados. Si bien no es una camisa de fuerza que todos tengan que ser así, la recomendación es que no improvises con otro tipo de diseño que se aleje demasiado de esta composición. A veces dejarse tentar por lo moderno, atrevido o inusual no puede ser la mejor opción.

Comprar en lugares de dudosa procedencia: evita visitar o comprar en lugares de dudosa procedencia o que no cuenten con la trayectoria o garantías necesarias en sus productos. Lo mejor siempre será dejarte asesorar por profesionales que hagan parte de joyerías con experiencia y buena reputación.

Al momento de realizar la compra será indispensable que revises la letra chica, la garantía del metal y de la piedra, junto con sus certificados y calificación. 

FilCam

¿Cómo cuidar los anillos? 

Lo ideal es que para dormir, realizar alguna actividad específica como nadar en la piscina o en el mar, aplicar gel antibacterial o cualquier producto similar es mejor retirar el anillo y guardarlo en su estuche original o cualquier otro cofre con interior en paño para que no se roce con otras joyas.

Será necesario tener cuidado con los golpes, pues dependiendo del impacto en menor o mayor proporción, lo mejor es llevar el anillo a revisión en la joyería en la que se adquirió, sobre todo si se trata del anillo de compromiso o argollas con incrustaciones de piedras. 

Evitar el contacto con sustancias abrasivas como perfume, productos de limpieza, desodorante, fijador de cabello, aerosoles y otros porque pueden ocasionar deterioro en el metal y las piedras. Para prevenir se recomienda usar guantes. 

Siempre que sea posible, es bueno apostar por seguros que cubran no solo la garantía del anillo, también una póliza que sea útil en caso de robo o pérdida. 

¿Cómo limpiar los anillos? 

Cuando se trata de anillos en oro blanco u amarillo, la recomendación es hacer una limpieza en casa cada 6 meses, colocándolo en una vasija con agua fría y jabón neutro y dejándolo en remojo por 15 minutos. Luego, con un cepillo de cerdas muy suaves, se puede retirar cualquier suciedad. Posteriormente se enjuaga con agua, preferiblemente usando un recipiente que evite que la joya se deslice por un sifón. 

Para el caso de las joyas en plata, la forma más tradicional y efectiva es agregar un poco de bicarbonato de sodio en agua tibia y posteriormente sumergir las joyas. Luego se pueden secar y frotar un poco con un paño de dulce abrigo que atribuya más brillo.

¿Cada cuánto hacer mantenimiento?

El mantenimiento de cualquier anillo debe realizarse por lo menos una vez al año. Los expertos en joyería podrán ver el estado actual de la joya y determinar qué técnica es la más adecuada, pues en algunos casos se utilizan máquinas especiales. De igual manera, puedes preguntar sobre la opción de adquirir algún kit de limpieza para usar en casa.

Ahora con esta información en tus manos puedes hacer una buena elección del anillo con el que deseas sorprender a esa persona especial. Recuerda que en Matrimonio.com.co cuentas con tiendas de joyería en las que puedas solicitar gratis cotizaciones y ver sus diseños.

Hemos preparado esta guía gratuita para darte los mejores consejos sobre cómo elegir un anillo: ¡anímate a aplicarlos para acertar en tu elección!

Descargar ahora

¿Aún sin las argollas de matrimonio? 💍
Pide información y precios de Joyería a empresas cercanas