El anillo de compromiso tiene por sí mismo una carga emotiva, y de valor, muy significativa. Manifiesta el deseo de la pareja de comenzar una vida juntos, expresa la gran dedicación, el esmero y la intención del novio de construir a partir del amor. Además es la sortija que lucirás por el resto de tu vida.

La piedra a su vez es símbolo de fortaleza y pureza y, sin importar el diseño, el metal que acompañe, el valor o el tipo, tiene un significado bellísimo que perdurará en el tiempo.

Diamante

Es la piedra más usada en los anillos de compromiso. Su nombre proviene del griego y significa “el invencible”. Representa la perfección, la voluntad de triunfo, la firmeza y la rectitud. El diamante es el símbolo del compromiso profundo y el amor eterno, además se le atribuyen características energéticas, aumenta las vibraciones físicas a un nivel espiritual generando alegría y protegiendo a la novia que lo luce.

Aguamarina

Su color azul “tranquilo” simboliza rasgos muy positivos de la energía como la armonía, la fidelidad y la confianza. Representa el deseo de una unión duradera y llena de armonía. Ha tomado un nuevo valor como piedra de las argollas de compromiso pues los expertos la sugieren para mantener el amor y la comprensión en el matrimonio. Es también la recomendada para traer de vuelta un amor perdido.

Esmeralda

Simboliza abundancia. Proporciona equilibrio tanto a la novia como a la pareja y aleja sentimientos negativos atrayendo buenas energías. Según los alquimistas es la piedra de venus, por lo que también se asocia con la fertilidad y otros efectos sobre la salud de quien la porta como el alivio de la depresión o el insomnio. Su color verde nos habla de esperanza y autoconocimiento.

Rubí

Su color rojo intenso simboliza la confianza en sí mismo y la inteligencia, además inspira la intensidad, la fuerza y el amor, combinación perfecta para una pareja comprometida.
Es perfecta para resaltar la belleza, atraer la felicidad y sensualidad y alejar las tristeza.

Zafiro

Los antiguos persas estaban convencidos de que la tierra reposaba sobre un enorme zafiro y que el color del cielo no era otra cosa que su reflejo. Es considerada la piedra de la sinceridad, la fidelidad y el compromiso. Ayuda a la comunicación de la pareja, a mejorar la intuición y permitir el recogimiento.

 Turquesa

A esta piedra de bellísimo color verde azul, se le atribuyen propiedades de protección y buena fortuna, pues muchas civilizaciones antiguas tenían la creencia de que su color cambiaba de acuerdo al estado de salud de quien la usaba o la proximidad de energías negativas. Es la piedra preciosa de la suerte, además de que atrae la buena amistad y el amor.

Número de piedras

Aunque este puede variar dependiendo del diseño y por supuesto del novio que sorprenderá con la proposición, lo normal es usar un número impar comúnmente de 1 ó 3. Los anillos de una piedra, o solitario, tienen el significado de que a partir del compromiso, la pareja deja de ser dos para convertirse en uno. Si tu argolla tiene tres piedras, el significado que encierra es los tres etapas de la relación de pareja: el pasado de novios, el presente casados y el futuro hasta que la muerte los separe.