The Making Of
The Making Of

Las flores tienen la capacidad de engalanar una decoración para matrimonio y, al mismo tiempo, regalar un aroma delicioso. Si su intención es contar con algunos arreglos para la celebración, pero no quieren invertir demasiado, les compartimos cómo gozar igualmente de una decoración para matrimonio sencillo ahorrando dinero en las flores para que puedan ocuparse de otros puntos de planificación como, por ejemplo, las tarjetas de matrimonio.

1. Tener en cuenta el presupuesto

Daniel Arcila Fotografía
Daniel Arcila Fotografía

Cuando empiecen el contacto con diferentes proveedores para solicitar una cotización o un presupuesto, sean honestos. Es decir, coméntenle cuál es su estimación o el límite que desean invertir en las flores. De esta manera el profesional sabrá qué puede hacer y qué no.

Además, esto los ayudará a tener los pies sobre la tierra, dicho de otra manera, evitan caer en la tentación de preferir unas flores que a lo mejor resultan más costosas.

2. Prefieran flores de temporada

Colombia se posiciona en la lista de los mayores exportadores de flores en el mundo. Por tanto, valdría la pena que revisen opciones de cultivo local y de temporada, sobre todo, porque estas estarán más frescas. Otra alternativa es inclinarse por aquellas que se cultiven todo el año.

Entre las flores más comunes que pueden considerar se encuentran: las rosas; los claveles, que por un tiempo no fueron vistos con interés, pero su diversidad de colores los posicionó como uno de los preferidos; por último, los crisantemos que no son caros y tienen una duración mayor o las astromelias.

3. Evitar fechas con mayor demanda

Daniel Arcila Fotografía
Daniel Arcila Fotografía

Las fechas en las que el país tiene más demanda de flores son San Valentín y el Día de la Madre, pues es cuando las exportaciones aumentan y, por ende, los precios también.

4. Aprovechar los arreglos

Si optaron por una ceremonia en un recinto religioso, en ocasiones estos suelen proporcionar arreglos florales para boda como parte de la decoración de iglesia para matrimonio, de manera que ustedes no tendrían que invertir en embellecer el lugar.

Consulten con el párroco qué incluye y qué no, pues es probable que los arreglos solo se centren en las bancas, a pie del altar o en los costados de este, tengan en cuenta que suele tratarse de composiciones sencillas.

5. Optar por ramos o arreglos pequeños

Momentos Fotografía
Momentos Fotografía

La mejor forma de ahorrar dinero en las flores para el matrimonio es elegir arreglos que sean sencillos. Por ejemplo, para una decoración vintage de boda, bastará con centros de mesa de madera y algunas hierbas, por ejemplo, como la hierba de la Pampa, tendencia en matrimonios 2020.

Otra idea es ubicar una o dos flores en recipientes unitarios (también conocidos como solitarios) para que no se vea desproporcionado.

6. Flores en puntos focales

No existe un manual que especifique la obligación de decorar todos los rincones de la celebración. Para poder ahorrar con las flores es necesario recurrir a la estrategia y seguro su proveedor lo sabrá muy bien.

De ser posible, realicen una vista al lugar de la recepción para que el o la profesional pueda establecer qué puntos son indispensables para cubrir o establezca dónde quiere que se centren las miradas de sus invitados.

7. No descartar propuestas

Loopstudios

“El que no escucha consejos no llega a viejo” eso dice el reconocido refrán y ustedes también deben tenerlo presente. Cuando se reúnan con su proveedor de flores, explíquenle cuál es su idea, qué color es su favorito y cómo se imaginan su celebración. El o ella sabrá de qué manera sacar el máximo provecho.

Lo anterior se traduce a que, si les propone algunas sugerencias para lograr su cometido de ahorrar con las flores para matrimonio, no descarten por la primera impresión, por ejemplo, si les ofrece alternativas con rosas – y ustedes no les convence – dejen que termine la idea y luego valoren lo que más les conviene, también es importante que se dejen asesorar, desde luego, sin abandonar sus gustos.

8. Reutilizar los arreglos

Si decidieron incluir decoración floral en la iglesia, esta se puede reutilizar luego en la recepción. Incluso, si las damas de honor se les asignará un ramo, podrían cubrir otros espacios. El o la profesional sabrá dónde deberá ubicarse sin que interfiera con el trascurso de la celebración.

9. Complementarlos con otras alternativas

InkLogic
InkLogic

Las flores que se utilicen, por ejemplo, para un matrimonio campestre pueden estar acompañadas de una vegetación más frondosa o exuberante que complete el estilo.

De esta manera, podrán ahorrar dinero en las flores, necesitando solo algunos tallos y dejando que las plantas hagan el resto.

10. Incorporar frutas

Existe la opción de que los centros de mesa para boda en lugar de incluir solo flores se le añadan frutas. Ustedes ganarán por partida doble: por un lado, conservando la posibilidad de crear un ambiente con un aroma exquisito y, por otro, estarán ahorrando dinero en las flores.

Puede ser la excusa perfecta para un matrimonio en la playa, no será necesario disponer canastas con diferentes frutos, puede tratarse de un arreglo discreto con algunas ramas de helecho, algunas rosas y un par de manzanas, por ejemplo. Agregarán profundidad y dimensión a la decoración. Convérsenlo con su proveedor para encontrar la mejor manera de acompañarlas.

11. Seguir un esquema

Más Que 1000 Palabras

Ahorrar dinero en las flores para matrimonio es posible también con la selección de un solo tipo de flor. O que las que se elijan sigan un esquema de apariencia y tonalidad. Que solo se trate de rosas, ranúnculos u otras para que haya homogeneidad, sin invertir en exceso en diversas tipologías.

12. Recurrir a otros elementos

Los libros, recipientes elaborados de cerámica o decoración geométrica están a la orden del día. Podrán reemplazar en su totalidad las flores por estos elementos.

Conseguir que la decoración de salón para matrimonio se vea espectacular con algunas flores sí es posible. Incluso, en los detalles de su estilismo nupcial también pueden incorporarlas como, por ejemplo, en el tocado para el peinado de novia o el boutonnière de novio.