DZuleta

 

En las sesiones de fotos boudoir el principal objetivo es realzar la belleza natural de la mujer capturando su lado más sensual, atrevido y provocativo de forma artística. Las fotos suelen ser en ropa interior, enseñando un poco de piel como por ejemplo aprovechando la transparencia del velo para crear fotografías preciosas.

Sabemos que deben estar pensando que puede ser muy vulgar o que se necesita un cuerpo 90-60-90, pero la respuesta es no. Lo primero es que no tienes que desnudarte si no te sientes cómoda, ten en cuenta que tu marcas los límites y que la desnudez no se marca por la cantidad de piel que enseñes sino aquello que transmites. El mejor recurso es la insinuación.

 

Phos Photography

 

 

Blue Lens Media

 

Tampoco se necesita un cuerpo de revista porque la sesión boudoir se trata de realzar la belleza natural de la novia, sin importar la perfección de tu cuerpo, tu edad ni talla. Se trata de disfrutar tu momento más sexy e insinuador en frente de una cámara de fotos.

Algunas debe estar pensando en la vergüenza de sacar su lado más seductor en frente de un fotógrafo, por eso es importante llenarse de seguridad, confianza y afinidad con el fotógrafo.

 

 

¿Qué ponerte? Escoge unos conjuntos de lencería con la que te sientas cómoda para sacar tu lado más sexy. Incluso puedes llevar accesorios como collares, el velo de novia, los zapatos para acompañar la lencería.

Una idea genial es sorprender al novio unas horas antes del matrimonio con un sobre, una frase de amor y las fotos de la sesión. ¿Te animarías a realizar una sesión de fotos boudoir?