Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Las bodas civiles suponen un poco más de sencillez y menos rigor que las celebradas por la iglesia, lo que no quiere decir que debas renunciar a lucir un maravilloso vestido de novia, o que debas limitarte al momento de elegir los elementos que harán parte de tu decoración de matrimonio. Lo bueno es que igual que con el diseño de las tarjetas de matrimonio, para todos los detalles tienen más libertad, puedes realmente expresar tu personalidad y elegir exactamente lo que te convenza, jugando con los colores de tu ajuar, los accesorios, el diseño de los zapatos y por supuesto el ramo que te acompañará a dar el sí. Te presentamos los aspectos que debes tener en cuenta, el color, el tamaño y el presupuesto para que encuentres tu ramo 10.

El tamaño y los colores

PB Agency

Muchas novias creen erróneamente, que por tratarse de una boda civil no está permitido llevar ramo o este debe limitarse a una sola flor. La verdad es que la ceremonia civil permite que explotes tu creatividad y lleves un yugo, como se conoce en Colombia, con el estilo que prefieras.

El tamaño dependerá más de tu gusto y el tipo de ajuar que vayas a lucir. Así, si el tuyo es un vestido de novia sencillo, lo ideal es optar por un ramo de tamaño moderado puede ser de una sola flor grande como los cartuchos o los lirios y algo de follaje o compuesto por varias flores más pequeñas como las margaritas o las gerberas. Si tendrás un look más llamativo puedes decantarte por un diseño más grande con flores de tallos largos o algunas hojas como enredaderas que caigan un poco. El color tampoco es limitante, puedes usar flores en los mismos colores de las elegidas para los arreglos florales de boda, escoger un tono fuerte como el de las rosas o las flores exóticas haciendo juego con tus zapatos u otro elemento del ajuar o decidirte por el tradicional blanco.

Jugando con la forma

Mafla

Esto igualmente puedes decidirlo según tu gusto y el espíritu de la ceremonia. Los más tradicionales son los ramos redondos, con todos los tallos cortados a la misma altura y sujetados con encaje, cinta de raso o una tira de la misma tela del vestido de novia civil. Si quieres algo más juguetón puede usar flores distintas y acomodarlas con longitudes irregulares, también hacer que algunas caigan en cascada.

Si el tuyo es un matrimonio campestre, prefiere los ramos hechos con flores silvestres, ya sea atándolos con fique, cinta, ubicándolos sobre un pequeño aro de madera formando un marco que puede llevar tipo cartera o porque no, cargando una pequeña canasta con el arreglo floral. Preferir las flores silvestres y las que se encuentran en temporada te ayudarán también a ajustar tu presupuesto y no gastar de más en este complemento de tu ajuar.

Un toque distinto

Si lo tuyo definitivamente es la practicidad y adoras los accesorios que te dan libertad de movimiento, puedes explorar la opción de lucir un corsage. Estas “pulseras” de flores se atan a la muñeca, dejando las manos libres y permitiendo que se convierta en un accesorio permanente para tu vestido de novia 2018.

Igual que con tu peinado de novia, tu ramo debe obedecer a tus preferencias y combinar perfecto con el estilo y la imagen que quieres proyectar. Explora ideas, revisa diseños y encuentra ese ramo que se ve fabuloso al lado de tu anillo de compromiso y te acompañará en el día más significativo de tu vida.