Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

La búsqueda del vestido de novia se traduce a ir de un lado para otro para encontrar el modelo adecuado, pasar tiempo revisando las diferentes opciones para el peinado de novia y en pensar cómo incluir un velo o ese fino tocado de perlas con brillo sutil con un peinado semirrecogido o suelto. Repasas tu lista de tareas y piensas que tienes todo lo deberías para tu cita romántica junto al altar. Sin embargo, existen ciertos elementos que se dan por sentado que estarán preparados para la ocasión y, tal vez, pasen por desapercibidos. Por tal motivo, te compartimos esta guía con las 15 cosas que no puedes olvidar el día de tu matrimonio, para que puedas disfrutar de todos los detalles completos y que nada falte para el día más esperado.

1. Anillo de compromiso

Una de las primeras dudas que surgieron al comprometerse seguramente fue dónde se pone el anillo de compromiso, puesto que es el elemento que declara la firme intención de unirse en el matrimonio, por tanto, esta pieza no puede faltar en tu look nupcial. Asegúrate de que si lo guardas o te lo quitas del dedo por unos minutos, sepas dónde lo dejas.

2. Zapatos de repuesto

Si optas por unos tacones preciosos para el día de tu matrimonio, y si incluyen muchos centímetros de altura que harán que luzcas más esbelta, ten en cuenta que esos zapatos pueden en algún momento parecerte poco confortables para bailar y compartir con los invitados. Para ese momento de relajación puedes usar unos zapatos de repuesto, sentirás que el alma vuelve a ti con sólo probártelos. Recuerda llevarlos contigo por si los necesitas.

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

3. Kit de belleza e higiene

Lleva contigo un kit que te permita estar preparada para cualquier eventualidad. Hebillas para retocar tu peinado elegante; laca; cepillo y crema de dientes; cepillo para el cabello; desodorante y para prevenir recuerda incluir tu producto favorito para la protección femenina y que nada te sorprenda para el día de tu matrimonio.

4. Kit de emergencias

Este kit es para arreglar algunos imprevistos que pueden ocurrir y que no tienen por qué dejarte sin respuesta. Lleva aguja, hilo, tijeras y pegamento por si hay algún fallo en el velo, el vestido o incluso en los zapatos.

5. Bata

Aunque no lo hayas previsto, una bata te puede ayudar muchísimo en el día de tu matrimonio. Tanto si te vas a maquillar y peinar en casa como si tienes que hacerte arreglos antes de ponerte tu traje de novia, la bata es la prenda perfecta para llevar a cabo todo lo que necesites antes de vestirte. Con ella estarás más que cómoda y relajada y permitirá que puedas ponerte lo que requieras en tu cabello y no correr el riesgo de dañar el peinado con moño.

6. Pañuelos

Los grandes olvidados de muchas bodas y los responsables de que muchas suegras tengan que salir de la ceremonia para conseguirlos. Deja los pañuelos cerca de ti, en manos de alguien que pueda ayudarte, por si en algún momento tú o tu pareja se desbordan de emoción y no contengan las lágrimas.

7. Abanico

Tanto si te casas en tierra caliente como si prefieres hacerlo en tierra fría, es muy probable que los nervios te hagan sentir mucho calor en la ceremonia y antes de ella. Un artículo que te ayudará un montón es un abanico blanco para refrescarte de inmediato sin necesidad de pedir ayuda a nadie para conseguirlo. ¡Uno de los mejores inventos y tan vigente que nadie podrá refutar su efectividad!

8. Perfume

Uno de los mejores aliados de las mujeres es su perfume. Además de ser un acto simbólico de preparación para algo importante, al perfumarte te sentirás preparada y fresca para tu matrimonio. Elige el que más te guste para ese día y perfúmate en tus muñecas y detrás de las orejas como mínimo para que la fragancia permanezca contigo.

Héctor Parra

9. Teléfono y cargador

Muchas personas van a querer estar pendientes de ti en este día y es posible que recibas muchas llamadas de felicitación o para saber si ya tienes todo listo. No pierdas el contacto con todos tus amigos, familia, con tu novio o con algún proveedor que necesite informarte algún aspecto, por olvidar el teléfono en tu casa o por no tener el cargador a la mano.

10. Un chal

Es probable que la temperatura de tu ciudad baje unos grados al finalizar la fiesta y sientas frío después de tanto ajetreo. Es recomendable tener un chal que haga juego con tu vestido para esos minutos en los que estarás en el exterior.

11. Joyas

El gran complemento de ese día son las joyas que llevarás puestas. Ya sean herencia de tu mamá o de tu abuela o las hayas comprado expresamente para la ocasión, las joyas resaltarán tu belleza, tu cuello, tu piel, tus ojos y tu peinado más que ningún complemento que puedas conseguir. Procura tenerlas en perfecto estado para ese día y lleva un par de broches para los aretes por si pierdes uno antes o durante la celebración.

Miguel Ángel Fotografía

12. Medias de repuesto

Si decidiste llevar medias bajo tu vestido, debes tener presente que son delicadas y pueden romperse con facilidad, por ello, no descartes la opción de incluir en tu kit unas medias de repuesto ¡siempre te salvarán de un eventual apuro!

13. Un calmante para aliviar el dolor

Más de la mitad de las novias admite tener algo de dolor de cabeza antes de la ceremonia debido al estrés y los nervios. Con una pastilla para el dolor esto se solucionará en menos de un minuto y no tendrás que pedirle a nadie que vaya a comprártela en el último segundo.

14. Lencería

Tanto si la llevas puesta como si deseas estrenarla después, es importante que tengas la lencería en el mismo sitio en el que vas a cambiarte ese día. Tener todo a mano facilitará tu preparación antes de salir rumbo al altar. 

Paulina Zadirako

15. Maquillaje y desmaquillador

Siempre es recomendable llevar contigo un neceser con los accesorios de maquillaje para un retoque estético, asegúrate que si usas los polvos compactos, el rubor y el lápiz de labio, sean de las mismas tonalidades con las que te han maquillado para ese día. Si ves que tienes ojeras de maquillaje o se te ha movido el delineador, usa el desmaquillador y corrige las imperfecciones tranquilamente, ¡quedarás estupenda de nuevo!

En el día en que todas las miradas celebran contigo y están pendientes de todo lo que haces, es importante que cada detalle lo tengas contemplado y puedas disfrutar al máximo sin preocuparte por los olvidos. Y si aún les falta definir su destino de luna de miel, será preciso que lo hagan con tiempo para que puedan reservar los tiquetes y el lugar donde se hospedarán; revisar que dispongan de toda la documentación necesaria y más si se decantan por una aventura en el exterior, para que nada pueda interrumpir y sorprender de manera no grata su luna de miel.