Son múltiples los beneficios de hacer yoga antes del matrimonio si consideran que una de sus principales utilidades es la de reducir el estrés. Enfrentar todos los preparativos de la boda puede ser angustiante, puesto que son muchísimos los frentes que deben cubrir, desde que el vestido de novia o que no se les olvide recoger el traje de novio con anticipación, hasta todo lo relacionado con la decoración para matrimonio y un largo etcétera que le sigue a esta lista de tareas. Si no quieren esperar hasta sus planes luna de miel para sentirse tranquilos y en paz, y además obtener otras ventajas, prueben practicando yoga antes de la boda. ¡Conozcan todas sus virtudes!

¿En qué consiste el yoga?

Es conocido como una disciplina tradicional hindú en la que se combina el cuerpo y la mente, pero más allá de eso, el yoga se considera una filosofía. La Bhagavad-Gita (entendida en occidente como la biblia del hinduismo) dedica apartados completos para referirse al yoga, sin embargo, no sería hasta Yogas sutras de Patanjali que obtendría esa connotación filosófica. Él fue fundador de una de las corrientes más seguidas y estudiadas en la actualidad conocida como Raja Yoga que tiene por objeto controlar toda suerte de alteración emocional, mental, desarrollar la espiritualidad y construir una intuición que permita identificar lo malo y lo bueno.

Otros estilos fundamentales son el Gñana Yoga y el Karma Yoga, además existen otras corrientes que se desprenden de estas bases fundadoras y cada una de ellas tiene una búsqueda física y espiritual diferente. Así, cada corriente va de la mano de otras acciones de la vida cotidiana como la alimentación y la relación con los otros y el medio ambiente.

¿Es yoga lo que necesitan?

A lo mejor recuerden ese comercial en el que se empezaban a nombrar una serie de síntomas preguntando si los sufrían, a la vez que alguien iba respondiendo a todo “Sí señor” con una vocecita chistosa. Pues bien, es muy probable que con los preparativos encima ustedes sean como el de la propaganda y sientan que no pueden dormir bien, concentrarse, rendir y que incluso, tengan mal humor: todo esto es signo de estrés.

Asimismo, pueden empezar a notar efectos negativos en su apetito, salud, vitalidad y al consultar al médico recibir una respuesta simple: tienen que reducir el estrés. Ustedes se preguntarán, ¿cómo no estresarse sabiendo que aún faltan definir el proveedor de los centros de mesa para boda? Aquí es donde entra el yoga como una de las actividades que los ayudará a contrarrestar la presión que sienten conforme se acerca su día B. Es más que una actividad física y, además, una alternativa más natural y milenaria.

Beneficios para su boda

Hemos hecho hincapié en cómo el yoga es bueno para combatir el estrés, pero ¿qué otras ventajas les traerá practicarlo? Uno de sus beneficios es que es un buen aliado para bajar y controlar el peso. No hay por qué mentir, entre las preocupaciones que se les vienen a la cabeza está la de lucir la mejor figura en el vestido de novia 2019 o el traje de novio; nadie quiere verse mal en su día B.

Muchos de los ejercicios y posturas del yoga son quemadores de calorías y combinados de una buena alimentación, pueden crear cambios importantes en su cuerpo. Además, hay que tomar en cuenta que esta es una práctica que viene acompañada de una filosofía de vida que promueve hábitos saludables que, de ser adoptados, también les harán lucir una piel más brillante y sana.

Por otro lado, la meditación es otro de los componentes que acompaña esta práctica y a través de ella van a tomar conciencia de cosas básicas, pero que se olvidan fácil, como vivir el presente. Esto sin duda los ayudará a disfrutar más del proceso de organización y disminuirá su ansiedad del futuro. Así, también aprenderán a sortear momentos complicados, por ejemplo, podrán manejar mejor un retraso de los arreglos florales para boda y pensar rápido en una solución en vez de ahogarse en el problema. Esto sin contar que con el tiempo irán mejorando su postura y vitalidad, dos cualidades no menores para su matrimonio.

¿Yoga en pareja? ¡No lo duden más!

Existen asanas, es decir, posturas corporales, dentro de esta disciplina milenial que son buenísimas para practicar en pareja y ayudarlos a intensificar su vínculo, sin contar en que seguirán recibiendo todos los beneficios antes mencionados. Entre ellas se encuentran la posición del barco, la posición del doble árbol y la posición del ángulo por nombrar algunas.

Busquen un instructor o instructora que vaya a su casa si tienen poco tiempo o anótense a un centro para yoga que ofrezca clases en pareja y notarán como luego de algunas sesiones su conexión y compañerismo aumenta.

La filosofía yogui es todo un universo para explorar y dentro de sus corrientes encontrarán una práctica que los ayudará a estar preparados para el intercambio de argollas de matrimonio que iniciará una nueva etapa de su relación de pareja. Además, verán cómo empiezan a disfrutar cada una de las etapas del proceso y dejarán de ver la luna de miel como la recompensa, y empezarán a pensarla como una experiencia especial más de su vida juntos, en el que cada momento es importante y valioso.