Suenan las campanas para el 2017 y con ellas la elección del look de novia que te hará sentir hermosa y caminar decidida al altar. Si aún no has decidido en qué forma quieres llevar tu cabello, explorar las propuestas en estilismo nupcial para esta nueva temporada puede ayudarte a encontrar el peinado que vaya perfecto con tu atuendo y tu gusto.

El semirecogido te da la opción de jugar con diferentes alturas y es la combinación perfecta entre tener el rostro despejado y lucir el maquillaje y los accesorios, sin perder la feminidad y romanticismo del cabello suelto.

Puedes optar por semirecogidos sencillos, incluso fáciles de hacer en casa o más elaborados en los que tocados y velos hagan parte del conjunto del arreglo.

Una tendencia muy marcada que veremos este año es el semirecogido de lado, en el cual el largo del cabello se orienta hacia uno de los hombros dejando la espalda descubierta y terminando liso o con ondulaciones según el tipo de cabello y el estilo de la novia. Estos semirecogidos permiten agregar delicadas trenzas laterales, o reunir el cabello con algo de volumen y terminando en bucles. Es ideal para novias con cabello largo, que les gustan los rizos y que prefieren los tocados. Los adornos pueden realizarse en las mismas flores naturales del ramo de la novia o en flores artificiales confeccionadas con la tela del vestido. También es usual sujetar el cabello con hebillas de brillantes o peinetas que dan paso al cabello suelto.

El capul suele peinarse hacia el mismo lado del recogido, aumentando el efecto visual, ya sea relajado sobre la frente o con algo de volumen tipo años 70.

Si tu look de novia definitivamente va con velo, nuestra recomendación es un semirecogido central, que distribuya el cabello uniformemente sin cargarlo hacia ningún lado, despeje la cara y te permita lucir el manto en todo su esplendor. Este peinado consiste en tomar el cabello de los lados y sujetarlo centrado en la parte de atrás de la cabeza. Una opción bellísima y muy romántica es orientarlo por medio de trenzas ajustadas, que a su vez involucran cintas o lazos. También conducirlo de una forma un poco menos estirada y formar la trenza suelta en la parte de atrás. Este es perfecto para novias que quieren tener una imagen más tranquila y sin acartonamiento.

Aquí el flequillo va corto sobre la frente o largo y totalmente orientado hacia atrás ya sea con un poco de volumen dado por hondas o totalmente liso para dar un aspecto más elegante y glamouroso.

Un complemento perfecto para este tipo de peinado son las tiaras que forman especie de corona sobre la frente y dan la vuelta a la cabeza. Otra son los tocados sobre peinetas, ya sea en flores naturales, perlas o brillantes que sujetan el cabello y desprendan de él el velo que caerá sobre la espalda.

Para las novias que no llevarán velo, distribuir pequeñas flores o arreglos de brillantes y lentejuelas de manera delicada a lo largo del cabello, dará un toque sutil que hará que el peinado resalte.