Ingemar M. MoyaIngemar M. Moya

Después de revisar la decoración para matrimonio y concretar las citas para las pruebas del vestido de novia 2018, seguramente definir la luna de miel es otro de los puntos favoritos de la planeación. Puede prestarse para un momento de relajación, imaginándose en ese lugar donde disfrutarán sus primeras vacaciones como esposos. Sin embargo, para que todo sea como lo soñaron, el primer paso será definir la fecha y el lugar de su viaje. Como “el que oye consejo llega a viejo”, en esta ocasión les traemos 11 recomendaciones para saber cuándo y dónde ir de luna miel, recopilados con el apoyo de dos empresas profesionales, que desde su experiencia ponen a su disposición consejos para ayudarles a acertar en su elección.

1. Procuren que no sea sorpresa

Es decir, para definir cada plan de luna de miel es preciso que ambos sean parte de cada decisión. “Cuando uno de los novios quiere darle la sorpresa al otro, cometen uno de los errores más comunes”, comenta Elizabeth Duarte de Travel Center, porque debería ser una de esas cosas que disfruten y planeen en pareja. Además, porque puede complicarse otros detalles como el tema de la documentación o visas que requieren de la presencia o conocimiento de ambos.

2. Mínimo dos días después de la boda

El tiempo prudencial para elegir cuándo salir de viaje son mínimo dos días después del matrimonio. Elizabeth Duarte de Travel Center explica que “irse el día siguiente o justo después de su ceremonia, no será tan provechoso porque estarán muy cansados y agitados por la tensión vivida en la celebración”. Ahora bien, también pueden darse un tiempo para comprar su paquete de luna de miel deseado. Andrés Niño de Viajes Universo, afirma que pueden extenderse lo que quieran esperar, pero se recomienda que viajen antes del nacimiento de sus 'retoñitos'. Aunque también existen planes de vacaciones en familia, la idea es que este viaje lo hagan solos y que se convierta en un espacio íntimo lleno de libertad y plenitud.

3. Planear con tiempo es más favorable

Buscar el cuándo y dónde ir de luna de miel más favorable se logrará si lo hacen con tiempo. No solo por lograr los mejores precios, sino también porque permite enriquecer la experiencia con pequeños detalles que se pueden arreglar cuando las cosas se hacen con anticipación, como recomienda Elizabeth Duarte de Travel Center. Por ejemplo, conocer un sitio que solo tiene apertura justo en las fechas que ustedes van a estar de visita o las actividades del hotel de las que pueden disponer.

4. “Pisar” el paquete con una base de dinero inicial

En especial porque los precios cambian de un día para otro, aunque sea el mismo destino. Andrés Niño de Viajes Universo aconseja que, si ya saben la fecha y el lugar, fueron a la asesoría con la agencia y encontraron su paquete soñado, lo ideal es que “pisen” su paquete el mismo día, al menos con una base de dinero para que no tengan inconvenientes de cambios o subidas en precios inesperados.

5. Definir qué esperan de la luna de miel

Para las agencias es vital hacer realidad sus sueños y para ello van a necesitar conocer sus expectativas. El error que cometen algunas parejas, según cuenta Andrés Niño de Viajes Universo es “escoger el destino sin antes haber definido muy bien sus actividades”. Así que, antes de soñar con su luna de miel en Cancún, deberán aclarar lo que ambos esperan hacer, obtener o sacar provecho del viaje. Este será el punto inicial para que su asesor turístico encuentre el lugar ideal, y por supuesto la mejor época para ir.

6. Escribir sus intereses comunes

Algo que les puede ayudar a elegir sus actividades del viaje, es escribir sus intereses en un papel y resaltar los comunes. Elizabeth Duarte de Travel Center sugiere que, antes de reunirse con su agencia, tengan ustedes una reunión privada, donde se sienten solitos a conversar este tipo de aspectos, para facilitar y agilizar el trámite de encontrar sus vacaciones ideales.

7. Pongan límite a las actividades

Asimismo, Andrés Niño de Viajes Universo agrega que, aunque sea su primer momento íntimo como esposos, no es recomendable querer hacer de todo en un solo viaje. Es verdad que después del tiempo dedicado en cada detalle de la decoración de salón para matrimonio tengan en la mente desconectar y disfrutar. No obstante, para que sea un recuerdo imborrable, es importante tener conciencia de las actividades particulares y fechas que cada destino dispone. Y que esas condiciones, junto con el presupuesto y el tiempo de sus vacaciones, limitan la cantidad de actividades que podrían realizar.

8. No dejar nada al azar

Es importante atender con responsabilidad lo que su agencia les cuente sobre las diferentes características de su destino, como dice Elizabeth Duarte de Travel Center. Hay ocasiones que un elemento de la maleta puede cambiar todos los planes en la entrada de migración. De modo que cuando su proveedor les recomiende qué no empacar, qué llevar y costumbres de respeto o cortesía, atender a su experiencia y seguir con cuidado sus consejos.

9. Validar temporadas altas según el destino deseado

La temporada alta en Latinoamérica no es la misma temporada alta de Europa. En un principio los mejores meses para conseguir las mejores tarifas son los denominados de baja temporada, señala Andrés Niño de Viajes Universo, y agrega que, entre febrero y mayo, sin incluir Semana Santa, y de septiembre a noviembre, sin incluir la semana de receso, son temporada baja del Caribe y Latinoamérica. Por su parte, Elizabeth Duarte de Travel Center aclara que en junio y septiembre son salidas en alta temporada para Europa, por lo tanto, para encontrar los mejores paquetes a precios increíbles dependerá del lugar de su destino.

10. Tener claridad en el presupuesto

Con un presupuesto definido, las agencias podrán sacarle todo el provecho para ayudarles a encontrar su luna de miel ideal. Las millas o promociones particulares de las agencias pueden sumar pero no condicionar sus planes. Primero pónganle un tope de dinero a sus vacaciones y si encuentran beneficios que les permita reducirlo, ¡bienvenido será!

11. Que sea la primera de muchas más

“¡Viajar es la mejor terapia de pareja!”, afirma Andrés Niño de Viajes Universo. De modo que ojalá que ésta sea la primera de muchas veces que salgan de viaje a celebrar su amor. Pueden elegir dónde ir de luna de miel económico o cumplir el sueño de viajar alrededor del mundo cada que cumplen su aniversario, pero procurar que sea una vez por año. ¿Por qué no?

Sin lugar a duda, el encanto del vestido de novia, la elegancia del novio, la decoración para matrimonio civil y cada detalle que compone su día B, será muy especial y memorable para ambos. Pero de las más grandes recompensas, es definitivamente esas primeras vacaciones o viaje de recién casados. Cómo no dedicarle con gusto otro esfuerzo a su planeación, siguiendo estos consejos de expertos, ¿verdad?