David Navarro

Los planes de luna de miel no tienen por qué convertirse en una pesadilla para las finanzas de la pareja. Existen alternativas dentro del país que ofrecen una incontable variedad de paisajes, climas, culturas y gastronomía, ideales para sorprenderse y disfrutar en pareja. Colombia por su geografía insuperable cuenta con lugares bellísimos de fácil acceso y precios que se ajustan a todos los bolsillos, tanto para los amantes de playa, brisa y mar como para los que prefieren la selva, están en busca de aventura, anhelan las caminatas a campo abierto o los que tienen alma de exploradores. Atrévanse a descubrir estos lugares fantásticos de nuestro país que además de maravillarlos, les harán vivir un viaje de luna de miel inolvidable, lleno de romanticismo en el que podrán disfrutar del paisaje y de su compañía mientras se dedican unas frases de amor sin que todo lo anterior signifique gastar de más. La recomendación para poder disfrutar de estos hermosos lugares de nuestro país a precios realmente ajustados, es preferir las fechas por fuera de temporada alta y planear con mucha anticipación, en especial los trayectos aéreos que se requieran y los hospedajes.

1. Cabo de la vela

Ubicado en el extremo norte del país donde el mar caribe se adentra en el desierto formando el deslumbrante paisaje de la península de la Guajira, se encuentra el Cabo de la Vela, un lugar perfecto para maravillarse con la inmensidad del océano y dejar volar la imaginación con las interesantes tradiciones Wayuu y la exótica gastronomía. Este viaje puede hacerse muy económico en especial si la pareja cuenta con tiempo suficiente para tomar un camino más extenso. Entre las opciones están llegar a Santa Marta o a Riohacha por aire, el rango de precio puede estar desde los $300.000 en adelante o por tierra rodeando los $80.000 pesos, para luego continuar hasta la Guajira. Respecto a los hospedajeshay una amplia gama de hostales, hoteles y casas de playa que en ocasiones ofrecen paquetes de luna de miel que se ajustan a cualquier presupuesto e, incluso, es posible quedarse en una ranchería y dormir en hamaca por un rango de precio desde los $20.000 pesos. Ya en la región pueden visitar también Palomino, una bellísima playa con un espíritu ecológico recomendada para un merecido descanso luego de los afanes de boda.

2. Capurganá

Ubicado en el corregimiento de Acandí en el Chocó, este paradisiaco lugar bañado por el océano Atlántico ofrece la diversidad de un paisaje que juega entre la playa y la selva proporcionando un espectáculo único ideal para parejas que prefieren el turismo con sentido ecológico. Teniendo en cuenta sus limitadas comunicaciones es el plan perfecto para desconectarse, dar largas caminatas por la playa, bañarse en las piscinas de los dioses, que es como los lugareños llaman las piscinas naturales formadas por la invasión del mar entre las rocas, bucear y disfrutar de las noches estrelladas.

El presupuesto aproximado para una semana por pareja pueden encontrarse desde $1.600.000 en adelante. Puede llegarse por avión en vuelo comercial desde el aeropuerto Olaya Herrera de la ciudad de Medellín o si las finanzas lo permiten tomar un vuelo charter. También es posible viajar por tierra hasta Turbo y terminar el recorrido por vía marítima. El promedio de hospedaje lo puedes encontrar entre unos $60.000 y $100.000 noche por pareja apróximadamente.

3. Barichara

Ningún lugar más indicado para realizar un paseo de aventura que incluya deportes extremos y actividades para retar los nervios que este municipio del departamento de Santander. A Barichara puede llegarse por tierra directamente o viajar a Bucaramanga, la ciudad capital del departamento y tomar un transporte de 2 horas, con un precio aproximado desde $50.000 pesos. Una vez en el pueblo pueden contratarse moto taxis o colectivos que realicen el recorrido a las zonas cercanas. La oferta hotelera y gastronómica es amplia y variada ajustándose a cualquier bolsillo.

Este pueblo que hace parte de la red de patrimonio histórico del país, ofrece el equilibrio perfecto entre una bellísima arquitectura colonial que aún conserva calles empedradas y construcciones de ladrillo cocido, un clima cálido muy agradable, un ambiente tranquilo que permite el descanso y la ubicación perfecta para desplazarse a San Gil y realizar canopy, rappel o rafting o llegar hasta el cañón del chicamocha.  

4. Puerto Nariño

Si el sueño de la pareja es tener su luna de miel en Colombia en medio de la selva, este es el destino indicado. Puerto Nariño, Amazonas es un tesoro escondido con solo 7.700 habitantes, donde no hay automóviles, pero sí muchas posibilidades de ver delfines rosados, realizar caminatas ecológicas con guías locales conocedores de la fauna y la flora, compartir con las comunidades indígenas o visitar el Museo Etnográfico Yai Pata Uinchi, que conserva parte de la riquísima historia nativa del país. A esta población puede llegarse tomando un vuelo directo a Leticia. Los hospedajes ofrecen diversas alternativas con costos que van desde los $30.000 en adelante y todas las delicias de la gastronomía local, bastante exótica y diversa, están disponibles a precios muy cómodos.

5. Llanos Orientales

Gerardo Prada

Villavicencio, Meta, Arauca, Yopal. Los llanos orientales colombianos se extienden en el oriente del país por toda la región llamada Orinoquía y ofrece un ecosistema propio que lo hace un destino de luna de miel perfecto para descubrir en pareja. Esta zona cuenta con balnearios en varios municipios como Acacías y Guamal en el Meta con ríos cristalinos perfectos para bañarse. Puede también realizarse un recorrido por las fincas ganaderas, adentrarse en la cultura llanera, disfrutar de una mamona o una buena ternera. Observar los míticos atardeceres del llano y seguir el recorrido hasta la serranía de La Lindosa.

La recomendación es partir desde la ciudad de Bogotá y de allí tomar un bus a Villavicencio, estando en “La puerta de llano” todos los desplazamientos pueden realizarse por tierra en las flotas comerciales. En cada pueblo las opciones de alojamiento son variadas, en servicio como en precio ajustándose a cualquier preferencia. La comida es igualmente deliciosa, tanto en los puestos de venta de las plazas como los restaurantes de carretera que claramente se distinguen por su economía.

Seguramente ya imaginas ese momento de relajación y diversión junto a tu pareja, no pierdas de vistas estos destinos económicos y no convencionales que te hemos propuesto y apúntalos en tu lista de tareas para los preparativos de tu matrimonio. Aprovecha la ocasión para dar un vistazo a aquellos detalles que seguramente faltan por definir como puede ser recoger o elegir las tarjetas de matrimonio, o si te encuentras en la etapa de búsqueda del vestido de novia con el que te sientas como una princesa, tranquila, existen diversas opciones para que puedas ir descubriendo cuál es el ideal y el que mejor se adecúa a tu estilo.