KiwiLab Visual Studio
 


Emprender el viaje de tus sueños también se puede hacer de forma ecológica y el planeta lo agradecerá. Si son una pareja consciente y preocupada por la naturaleza, les dejamos estos consejos para una luna de miel amable con el planeta y muy verde.

  • Elige un destino verde y natural. Pueden escoger el destino para la luna de miel en función de los hoteles con mejores certificaciones medioambientales y por supuesto, que sea bonito y los convenza para sus días de vacaciones y amor. Pueden ser hoteles ecológicamente diseñados en armonía con el medio ambiente, un hotel que actúe ecológicamente en términos de alimentación, métodos de limpieza etc.
 
Dairo Casadiego Fotografía
 
  • Evita los grandes resorts. Aunque a veces puede ser difícil por sus magnificas ofertas de ‘todo incluido’ los grandes resorts les impiden moverse libremente, ya que casi no saldrán del hotel y pueden quedarse sin conocer maravillosos lugares, compartir con la comunidad local y contribuir al planeta.
 
Juan Roldan Photography
 
  • Utilizar transporte público. Aunque seguramente tendrán que coger un avión si eligieron un destino lejano, para compensarlo dónde lleguen pueden movilizarse en bicicleta o transporte público, así contribuirán con su granito de arena a emitir menos contaminación ambiental.
 
Harold Beyker Fotografía
 
  • Ecoturismo. Si quieren disfrutar de un viaje verde total pueden hacer diferentes actividades para acercarse a la naturaleza como senderismo, snorkel, avistamiento de pájaros o un paseo en kayak que sólo requieren de ti y una buena brisa.
 
 
  • Come en restaurantes locales. Visita mercados agrícolas y busca restaurantes que se especialicen en cocinar con alimentos cosechados localmente o con métodos sostenibles. Además aprovecha para disfrutar de la cocina regional.
 
 
  • ¿Regalitos? Artesanos locales. Si vas a llevar un recuerdo a tu mamá y papá de la luna de miel, busca mercados artesanales o tiendas que incluyan el trabajo de artesanos locales.
 
Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía
 
  • Haz una luna de miel con voluntariado. Esta es una manera de retribuir, aprender sobre la historia local de primera mano y, además, ayudar a los más necesitados de la mano de tu pareja. Será una experiencia que les cambiará la vida y los hará más conscientes.

 

¿Te apuntas a una luna de miel ecológica?

 

Nodo Fotografía y Video