David Paso Fotógrafo

Si han llegado a este artículo es porque seguramente están planeando su futura luna de miel, y les asaltó la duda al ver el título. Muchas veces hay tradiciones las cuales se siguen solo por eso: por ser tradición, sin embargo, es bueno estar enterados de dónde vienen las cosas y el porqué de ellas, y esta es la razón por la cual investigamos acerca del origen de esta romántica práctica que se lleva a cabo después de casarse, y descubrir algunos datos curiosos que queremos compartir con ustedes. Seguramente con esta información de su lado, podrán revisar destinos luna de miel y finalmente escoger uno con un significado mucho más especial y hacer de esta experiencia la mejor.

By the Rivers of Babylon

Amasra, Turquía

Desde una de las culturas más antiguas, como lo es la babilónica, existía un período que era tomado por los recién casados, consistía en que durante el primer mes de su unión, el padre de la novia debía encargarse de proveer con suficiente cerveza de miel durante este tiempo, cabe resaltar que el calendario babilonio se basaba según las fases lunares, y es por eso que a ese periodo se le solía llamar luna de miel.

Un dato que podría ser de su interés es que la antigua cultura babilónica tuvo lugar en lo que se conoce hoy como Irak, lo cual podría abrirles una idea y visitar algunos países situados en sus cercanías y averiguar por planes luna de miel a Turquía, por ejemplo.

Según los Teutones

Berlín, Alemania

Este fue el nombre recibido por un pueblo que en la Edad Media habitó territorio europeo, en el que actualmente se encuentra Alemania. No estaría de más que consulten por paquetes luna de miel a este atractivo destino. Retomando el tema que los convoca, los Teutones solían celebrar sus bodas durante la fase de luna llena. Después de la unión y la celebración, los recién casados debían beber un licor de miel por el período de 30 días, con el fin de asegurar la fertilidad y una vida en pareja dulce.

Desde la antigua Roma

Roma, Italia

Una práctica muy común entre los romanos después de que la pareja de novios realizara el intercambio de argollas de matrimonio, consistía en que la madre de la novia debía asegurarse de que los recién casados tuviesen en el dormitorio donde pasarían su primera noche de bodas, una vasija con miel. Para esa etapa se le atribuían propiedades que favorecían la fertilidad, y dependiendo del cada caso los novios podían decidir extender el uso de esta hasta por un mes. Por otra parte, Italia es considerada como uno de los destinos más románticos por muchos de los recién casados, así que aquí podrían encontrar el suyo.

Datos más modernos

Londres, Reino Unido

En los tiempos del siglo XVI existía una costumbre que debía realizarse durante todo el mes lunar siguiente al matrimonio, la cual consistía en que la pareja debía beber hidromiel, producto de la mezcla de miel y agua, esto necesitaban hacerlo quienes quisieran concebir un varón como su primogénito.

La teoría más actual, que es en la que ya se incluyen los viajes, los remontamos a mediados del siglo XIX, donde se popularizó entre la sociedad burguesa británica el hacer un viaje justo después de la boda con la finalidad de visitar a aquellos familiares que no habían podido estar presentes en la unión de la pareja, el cual desde ese entonces se empezó a conocer como el viaje de los novios.

Establecer con exactitud uno sola teoría es complicado, pero de lo que sí estamos seguros es que desde antaño, se ha dado importancia al tiempo a solas de los recién casados, y la gran coincidencia en muchas de estas hipótesis está involucrada la luna y la miel, así que los invitamos a revisar todas las opciones para que puedan tomarse este tiempo a solas y que el dinero no sea un inconveniente, podrán hacer un listado de lugares para saber dónde ir de luna de miel económico y permitirse vivir esta gran experiencia.