Los corbatines son sinónimo de elegancia y formalidad, pero en las últimas temporadas han innovado sus diseños hasta convertirse en un accesorio con muchas más posibilidades de uso, que incluso puede ser la nota alegre de los trajes de novio. Para ellos, la emoción de encontrar el atuendo ideal es igual y seguro que piensan en el modelo perfecto para caminar al altar. Así como cada vez más se involucran en las decisiones respecto a las tarjetas de matrimonio, los sabores del banquete, los arreglos florales para boda, el orden de la ceremonia y los detalles que personalizarán su decoración para matrimonio, junto a tu prometida podrán encontrar ese accesorio perfecto que hará que el traje se ajuste a tu personalidad. Mira la galería de corbatines que hemos seleccionado para ti y decide si este es el complemento ideal.

Estricta etiqueta

Definitivamente los corbatines son un accesorio que de inmediato nos transporta a una ceremonia formal y la verdad es que son un complemento que realza el traje masculino rodeándolo de distinción y elegancia siendo la pieza perfecta para completar el frac o esmoquin. En sus tonos oscuros como negro, gris y azul y su línea clásica confeccionada en satén de seda, son ideales si quieres proyectar una imagen muy sobria con la exquisitez de la etiqueta de corbata negra. Es el atuendo perfecto para bodas en la noche, que se celebrarán en una locación con una refinada decoración de salón para matrimonio y quieren conservar el protocolo.

Tipo de atuendos

Los corbatines se ven perfectos en los trajes de tres piezas, compuestos por pantalón, chaleco y chaqueta. Se usan especialmente con camisa blanca de cuello pequeño, conocido como cuello corbatín, para que las puntas de este no sobresalgan y queden bien ubicadas debajo del moño.

Dependiendo tu gusto e incluso teniendo en cuenta si tu prometida lucirá un vestido de novia sencillo o muy elaborado el modelo de corbatín puede ser clásico de un solo moño; de doble moño uno sobre el otro, que le da un aire más formal; o alargado con un tinte de modernidad. Para el traje formal la recomendación es lucir corbatín negro o blanco, según su preferencia y comunicarlo a sus invitados en el diseño de tarjeta de invitación, incluyendo el código corbata negra o corbata blanca, si quieren que sus familiares y amigos los acompañen con igual elegancia.

Texturas y colores

Aunque esta pieza comenzó siendo un complemento con una gama de colores cerrada a los oscuros, los diseñadores en las últimas temporadas se han arriesgado con un juego de texturas y una paleta más atrevida, para darle una personalidad innovadora. Así como exploran el mundo de los vestidos de novia cortos, las casas de moda bridal nos traen propuestas de corbatines en tonos perlados como el gris claro, los jacquard con figuras orgánicas, los rombos y los gallinetos, logrando un accesorio que conserva su esencia refinada, pero con un baño de modernidad. Si se decidieron por una decoración vintage de boda, las opciones pasan por el fucsia o el rojo. Los motivos con pepas o las texturas tejidas que dan mucha personalidad al traje del novio.

El corbatín es un accesorio clásico y muy varonil que sigue presente y que se posiciona en la parte más alta de la moda nupcial masculina. Sin duda hará que llegues a la celebración sintiéndose seguro de ti mismo. Por último, ten en cuenta la etiqueta que eligieron para sus atuendos, para que con esta misma línea definan los vestidos de cóctel que lucirán las damas de honor, la madrina, o la persona que les dedicará frases de amor en el momento del brindis.