¿Sueñan con tener las fotografías más románticas de su matrimonio? Necesitan contemplar elegir la hora dorada para capturar esas instantáneas que los hará recordar esa fecha en la que dieron el “sí” definitivo e intercambiaron sus argollas de matrimonio. Deben reconocerlo, todos sueñan con tener recuerdos perfectos de su boda y no hay nada que ayude más a los fotógrafos para capturar toda la magia de su celebración que una buena iluminación.

El amor es el protagonista de ese día y no solo debe verse reflejado en su decoración para matrimonio o en unos votos matrimoniales cargados de frases de amor, también en las memorias gráficas que les quedarán. Si alguna vez vieron fotografías con esa sensación de calidez, intimidad y sutileza y han pensado que sería el efecto ideal para las capturas de su boda, aquí les contamos todo lo que deben saber sobre esta hora mágica.

¿Qué es exactamente la hora dorada?

No se dejen engañar por su nombre, pues este término fotográfico no hace alusión a una hora en particular del día, sino a un lapso. Siendo así es un momento en el que la luz está en un punto perfecto para que se puedan conseguir fotografías sin necesidad de iluminación externa, es decir, hay una luminosidad natural que al ser capturada con una cámara fotográfica produce un efecto mágico, casi dorado.

Ahora, se deben estar preguntando exactamente cuándo ocurre y cómo los ayudará a lucir al máximo su vestido de novia 2019 y su traje de novio, pues bien, se trata de un instante que ocurre una hora antes del atardecer y una hora después del amanecer. Así que, si les gusta la idea de un matrimonio al aire libre, lo mejor es que aprovechen la tarde para atrapar la luminosidad ideal para conseguir fotos de gran calidad y únicas.

Aspectos para tener en cuenta

Aunque no existe un tiempo exacto en el que ocurre la hora dorada, puesto que está determinada por algunos factores externos y estacionarios, pueden hacer uso de algunas herramientas digitales que señalan cuándo va a ocurrir de acuerdo con su ubicación. Esto es importante porque, en primer lugar, esta luminosidad no va a durar 60 minutos completos, lo que hace que deban aprovechar al máximo el tiempo. Además, tengan presente que este debe ser uno de los puntos que agenden para el día de su boda, de modo que, si quieren mantener un programa, lo mejor es ser cautelosos con los tiempos.

También es importante que conversen con su fotógrafo para que pueda reconocer el punto dónde estará ubicado el sol para usarlo a favor de las fotos, puesto que una de las características de este momento del día es que la iluminación es ponderada, lo que además favorece las sombras alargadas y suaves. No se desanimen si no pueden hacerse fotos en exteriores, mientras estén ubicados en un lugar con ventanas amplias, pueden aprovechar este momento del día para conseguir instantáneas poderosas, en las que resalten los aspectos de su preferencia, como el peinado elegante de ella.

¿Qué fotos se pueden hacer?

El potencial de la calidez de esta iluminación es enorme, así que lo mejor es que no sean tímidos y déjense guiar por su profesional de fotografía para conseguir esas imágenes únicas. Por ejemplo, se podría elegir este momento para tomar sus primeras fotos como esposos, en las que enseñen sus argollas de matrimonio en oro blanco, no solo a través de acercamientos de los mismos en los que se muestren resplandecientes, sino con ustedes recreando el beso que se acaban de dar en el altar alargando sus brazos para enseñar estas joyas.

Si celebrarán un matrimonio campestre, pueden valerse de la ambientación que los rodea para usarla a su favor, sacando provecho de los espacios naturales para obtener fotografías de revista, en la que la luz tenue de este momento del día será su mejor aliada. También, se puede sacar partido a los efectos ópticos que esta luz genera, como los contraluces – o flares – que, utilizados con inteligencia, añadirán ese toque extra de romanticismo que desean. Lo importante es que conversen con el proveedor sobre cuáles son sus preferencias para que planeen estas instantáneas.

Si el suyo será un matrimonio nocturno, pero no quieren renunciar a su sesión de fotos en ese momento, no pasa nada, pueden hacer uso de la hora dorada para su registro gráfico de preboda, postboda o si desean hasta para encapsular la magia de su luna de miel. Asimismo, pueden hacer uso de alguna de las imágenes que se tomen antes del “sí, acepto” para incluirlo en el diseño de tarjetas de invitación. Sin duda, les dará un toque muy personal y romántico.