Cada detalle del look de novia está pensando con detenimiento y de acuerdo a unas bases que definen el estilo personal, el perfume forma parte del cuidado de la imagen y la higiene y es un elemento que dará el mensaje de tu propia persona. Para tu boda, el perfume debe tener la misma importancia que el peinado o el maquillaje, por eso hoy te damos algunos consejos para que encuentres el ideal para ti. 

El perfume puede denotar lujo, naturalidad, elegancia, glamour, sensualidad, frescura y hasta inocencia. Existen tres familias de aromas: flores, especies y cyprus y siempre tendemos a escoger un tipo de aroma para todos los perfumes. A continuación, te decimos cómo puedes identificar cada perfume a simple vista, tan solo viendo la etiqueta y colores de la botella.

  • Perfume dulce: Líquido o botella amarillos, dorados, shedron, tiende a ser empalagoso.
  • Perfume cítrico o frutal: Tonos verdosos, narnjas, amarillos, fresco y llamativo.
  • Perfume suave: El líquido o envase pueden ser rosa claro, salmón o azul, tiende a ser sutil y con un ligero olor a talco.

Las recomendaciones esenciales son que te apliques el perfume después de bañarte en pliegues del cuerpo y para aplicarlo en el cabello tiene que ser a una distancia de un brazo y finalmente puedes añadir a tu ropa, roseando al aire y pasando para que se quede imrpegnada. Está comprobado que el perfume se fija más en las fibras que en el cabello. Como dice la famosa frase, menos es más, y por eso se recomienda una sutil cantidad de perfume. 

Durante el día puedes aplicarte perfume en lugares adecuados como el baño o en un lugar donde no molestes a nadie, también puedes optar por un "body fresh" que combinen con tu perfume y realcen la fragancia.