Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía
Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Algunas parejas sienten la necesidad de incluir otros rituales, adicionales al intercambio de argollas de matrimonio en oro o el de una entrada nupcial para dar inicio a la gran boda. Sabemos que ese día quieren que sea muy especial, no solo por el tiempo invertido en cada detalle de la decoración de matrimonio o para lograr encontrar ese peinado de novia que mejor complemente su outfit nupcial. Realizar rituales simbólicos que acompañen la boda es otro acto de amor público para con la persona que decidiste unirte en matrimonio. Así que, si están buscando alternativas románticas para su enlace, la ceremonia de la arena podría ser su mejor opción. Los invitamos a descubrir el universo detrás de este acto sencillo.

Básicamente, representa la unión

Cuando buscas un vestido de novia civil, probablemente también estés buscando actividades adicionales para complementar las nupcias. Popularmente, la ceremonia de la arena es de las favoritas, pero como es un ritual que no se vincula a ninguna religión, su popularidad se extendió hasta las bodas sencillas, religiosas y alternativas. Básicamente, esta bella ceremonia representa la fuerte intención de unión eterna de los novios. Con ella, mezclan elementos imposibles de separar después de haberlos mezclado, y por eso es un acto representativo y público de querer ser marido y mujer hasta que la muerte los separe.

¿Quién la ideó?

Ziro Rizo Fotografía
Ziro Rizo Fotografía

Hay varias teorías de la procedencia de la ceremonia de la arena, pero ninguna certifica ser su origen. Se podría decir que fue inspirada en el llamado “pacto de sal” de los hebreos, realizado desde la época de Abraham, cuando las personas mezclaban bultos de sal para sellar acuerdos o contratos, y así certificar que aquel sería un pacto para toda la vida. Hoy, los judíos usan la sal también para simbolizar la unión matrimonial, ritos de reconciliación o adopción de un hijo. Pero hay otra teoría que le apunta a las antiguas bodas hawaianas y sus matrimonios al aire libre frente al mar, cuando la pareja llevaba un puñado de la arena del lugar donde nación, para mezclarlos en el lugar donde ahora se casaban como símbolo de unión eterna.

Se necesitan solo 3 componentes

Si desean realizar este acto simbólico en su boda, no hay que invertir tanto presupuesto como cuando se busca, por ejemplo, un vestido de novia 2018; solo se requieren de 3 componentes: La arena, recipientes y las lecturas.

Como no todas las personas gozan del privilegio de vivir en un lugar cerca al mar, probablemente no podrán escoger arena del lugar en donde nació. Para ello, se les recomienda a los novios que elijan otras alternativas, como escoger la arena de un lugar importante o emblemático para ellos, como el destino de luna de miel al cual irán; puede ser de un lugar que haya marcado algo trascendental en sus vidas personales. O simplemente pueden conseguir arena artificial o decorativa que viene en diversos colores y gramos. Pueden elegir el que más le guste a cada uno, que crean más conveniente para la ceremonia y por supuesto, para diferenciarlas.

Para los recipientes, necesitarán tres. Uno para la novia y otro para el novio. Si piensan en el diseño de estos, existen infinidad de estilos y tamaños para escoger. Lo mejor es que algunos profesionales en decoración para matrimonio sencilla o wedding planner, prestan el servicio de personalización para que los pidan como ustedes lo deseen. Los hay en tarros, vasijas, jarrones elegantes de vidrio y hasta caracolas… lo único que se exige es que sean los novios quienes los elijan.

En cuanto al tercer recipiente en donde los novios vierten sus arenas, hay varias formas como pueden realizarlo. Directamente en un marco, perfecto para conservar el recuerdo de tan hermoso momento simbólico con una fotografía del matrimonio, o bien puede ser un recipiente parecido a los de los novios, pero más grande. La recomendación es que, si eligen el marco, separen el espacio de la arena y de la fotografía para que puedan cambiarla cuando lo deseen. Cuando estén mezclando las arenas, pueden crear diferentes diseños, alternando momentos cuando ambos viertan y otros en donde solo uno vierte un poco del suyo, para que el resultado sea un hermoso paisaje de arena de colores.

Las lecturas pueden ser sus votos

Arata Eventos
Arata Eventos

El tercer componente de esta bella ceremonia sería la lectura de hermosos mensajes de amor para el esposo, que pueden ser tomados como los votos matrimoniales creativos, previo al ritual de intercambio de las argollas de matrimonio. Para las lecturas de la ceremonia de arena no se dictamina exactamente lo que se tiene que decir, la pareja puede crear las suyas propias o recurrir a las tradicionales. Lo más importante es que puedan dedicarse algunas frases de amor cortas de autores o anónimos para inspirar el momento.

También se realizan con los niños

Como hay padres que también se unen en matrimonio luego de tener sus hijos, la ceremonia de arena con los niños, es otra de las tendencias populares de las bodas de hoy, y ¿saben algo? Pocas personas lo conocen. En este caso, agregarían un recipiente adicional para el momento del ritual, o bien puede ser que los hijos mezclen las arenas mientras los papás, o novios del matrimonio pronuncian las lecturas.

Recuerden que el momento para realizarlo es también a disposición de los novios. Puede ser en la iglesia, si es matrimonio campestre, o si es en un salón, cuando termine el banquete o justo previo al brindis. Cualquier momento es perfecto, y aunque es un momento de mucha intimidad para la pareja, es un acto que siempre se acompaña de los invitados para que estos se conviertan en testigos de su promesa. Será otro maravilloso recuerdo para tener en la memoria de esas personas que recibieron su tarjeta de matrimonio y que aceptaron ser parte de tan especial día para ustedes.