Martha Henao

El cabello femenino suele enfrentarse a muchos daños diarios, sobre todo si se abusa del secador y la plancha para la creación de peinados recogidos diferentes o sueltos alternativos. El peinado de novia definitivamente será una de las elaboraciones más importantes y de seguro quieres que luzca tan brillante y admirable como tu vestido de novia. Para eso, lo ideal es alistarse para el matrimonio, preparando también el cabello o reparándolo de posibles daños. Con estos 7 tratamientos no invasivos y naturales, te ayudarán a prevenir o reparar las puntas abiertas de tu cabello.

Recortes periódicos

¿Sabías que el cabello crece aproximadamente 1/4 de pulgada cada mes? Separar una cita mensual con el estilista para cortar las puntas ayudará a que tu cabello crezca sano, con menos probabilidad de que aparezcan las puntas abiertas y sin que tengas que sacrificar tu peinado para cabello largo favorito debido a algún corte de cabello urgente por daño excesivo. Lo recomendable es que, si tienes cabello fino, lo recortes con más frecuencia puesto que es más propenso a la aparición de las puntas abiertas. Los cabellos gruesos en cambio pueden dejar pasar incluso un mes más. Y ¡ojo!, si recortas tu cabello en casa evita por completo las tijeras redondas de papel, porque ocasionarás más daño del que quieres evitar. Lo mejor siempre será recurrir a un profesional.

Serums y productos de rescate y renovación

Así como encontrarás una lista larga de diseñadores de vestidos de novia 2018, en el mercado encontrarás muchas marcas para el cuidado diario del cabello. La idea no es darte una marca en específico, sino recomendarte a que busques los productos serums con la descripción de ser productos reparadores, renovadores o de rescate pos-intervención química, para que ayudes a tu cabello a protegerlo. Verifica siempre que no contenga ingredientes agresivos.

Aceites tibios

Los aceites son muy buenos para usar en un destino de luna miel o antes de la boda, si quieres broncearte o tomar un tono canela. Sin embargo, también son un alimento exquisito para las hebras del cabello. Utilizar aceites le dará brillo, hidratación y sedosidad que tanto amas para tu cabello. Solo toma algún aceite natural que te guste: de almendras, de oliva o de argán. Calientalo un poco en el microondas por 15 segundos, aplícalo en el cabello de medios a puntas y envuélvete el cabello en una bolsa para generar mayor calor. Deja actuar por 30 minutos y lava el cabello normalmente. Notarás instantáneamente un cambio. No es muy recomendable usarlo de manera constante para quienes poseen un pelo con tendencia grasa.

Mascarilla de aguacate

Esa maravillosa fuente de nutrientes y ácidos grasos, no podía ser excluida de la lista de tratamientos caseros para el cabello. Simplemente, pelas medio aguacate maduro y lo mezclas con algunas gotas de aceite de almendras, de oliva o de argán. Maceras hasta producir una mezcla homogénea, aplicas al cabello de medios a puntas, dejas actuar por 30 minutos y luego enjuagas o lavas normalmente con abundante agua fría. Si haces esto al menos 1 vez por mes, con 4 meses de anterioridad al día de la boda, ese peinado de novia con velo será un divino complemento al outfit nupcial para que luzcas más hermosa que de costumbre.

Repolarizaciones de peluquería

Si quieres seguir consintiéndote en otra visita a la peluquería, a parte del día en que te dejarán lista con peinado y decoración de uñas para matrimonio, te recomendamos asistir una vez por mes para una repolarización. Este tratamiento intensivo no invasivo pero muy nutritivo, que sirve para todo tipo de cabello, especialmente para los ultra-maltratados, quemados o deshidratados. Una vez que te permitas disfrutar de este procedimiento, le aportarás vida, brillo y suavidad al cabello, además de disminuir el frizz, cerrar poros y puntas abiertas, repara, hidrata, recupera y reestructura las hebras capilares. ¡Es genial!

Sella puntas con papaya y yogur

Con lo rica y dulce que es la papaya, hasta para unos deliciosos y saludables pasabocas en tu mesa de banquete para boda, no sería una mala idea. Además de ser natural, económica y fácil de preparar, este tratamiento casero aportará brillo, suavidad, hidratación y sellará las puntas abiertas. Solo pela y corta media papaya sin pepas, agrégala a un recipiente junto con el yogur natural y si quieres puedes añadir algunas gotas de aceite de coco o de almendras. Mezcla o licúa muy bien hasta tener la consistencia de un puré. Aplica, deja actuar por 30 minutos y luego enjuaga con abundante agua fría.

La levadura de cerveza

La levadura de cerveza se utiliza también para tratar la caída del cabello, pues gracias a sus nutrientes y proteínas fortalece los folículos pilosos. Proporcionará al pelo vitalidad. Puedes conseguir una bolsita de levadura y prepararla tanto para beber como para aplicarla sobre el pelo. Si te decides por la primera opción, lo mejor es disolver una cucharada del polvo en un jugo o batido preferido, e ingerirla todos los días. Si eres de las que te motivan más los tratamientos para aplicar, puedes tomar un par de cucharadas de la levadura y mezclarla con una cucharada de aceite de oliva, lo aplicas y dejas actuar aproximadamente una hora, tiempo en el que podrás aprovechar para definir decoración de iglesia para el matrimonio. Pasado este tiempo, lavarás tu cabello como de costumbre, repítelo al menos una vez cada 8 días.

Consejitos diarios de prevención

  • Si no sufres de puntas abiertas, pero quieres evitarlas o prevenirlas, los profesionales en el cuidado capilar recomiendan tener ciertos cuidados diarios que verás a continuación:
  • Cada que te laves el cabello debes usar shampoo y acondicionador, complementándolo con un tratamiento de los anteriormente mencionados, al menos una vez por semana.
  • Cuando peines el cabello mojado, evita los cepillos para que no se reviente el cabello enredado; lo mejor son las peinetas de dientes anchos.
  • Recuerda usar protector de calor cada que quieras aplicar plancha o secador en tu cabello.
  • Si tienes tinte, cuando te hagas retoques, que procuren no tocarte las puntas si no es necesario. Y si te hiciste una decoloración, debes complementar este proceso con tratamientos pos-tinte con mayor frecuencia e intensidad, para recuperarlo del daño ocasionado.

Paola Serna

Encuentra el tratamiento más adecuado para ti, evita la tentación de abrir esas puntas que puedes encontrar para que no debilites más el cabello. Si prefieres ir directamente a un centro de belleza para que te orienten sobre este tema, no pierdas oportunidad para despejar todas las dudas que te puedan surgir, y mientras te consienten puedes ir pensando en dónde les gustaría pasar su luna de miel o tal vez, tomar su agenda de tareas para recordar la fecha en la que deben buscar sus argollas de matrimonio.