Camilo Uribe FotografíaCamilo Uribe Fotografía

La primera pregunta que le sigue a la entrega del anillo de compromiso es: ¿cuándo será el matrimonio? Poner un día no sólo materializará este paso, sino que les dará las herramientas para empezar a planear todo y enviar las tarjetas de matrimonio. ¿Quieren saber cuáles son las mejores fechas para casarse? Si bien para cada pareja es diferente, hay ocasiones que están pensadas para un evento de esta envergadura y tenerlas presente, sin duda, les hará más fácil la vida. Además, con esto decidido, pueden empezar pensar en su luna de miel. Sigan leyendo para conocerlas.

Días de semana

CollphotographyCollphotography

Los días más populares para los matrimonios son los viernes y lo sábados, en gran medida, porque la gente suele descansar el fin de semana lo que permite disfrutar de celebraciones nocturnas. Sin embargo, esto hace que sean los más demandados y, por ende, los más costosos. Así, muchas parejas optan por días diferentes para caminar al altar y en esa contienda los jueves y los domingos han venido ganando terreno, no solo porque permiten ahorrar dinero, sino porque son buenas alternativas para quienes prefieren celebraciones en el día o la tarde.

Con esto presente, si desean tener un matrimonio campestre, el domingo es un buen día para realizarlo. En parte porque el alquiler suele ser más económico que para un viernes o sábado y porque, además, hay más probabilidad de que todos tengan ese día libre de compromisos y puedan asistir. También es una ocasión perfecta para un matrimonio de estilo brunch.

Por otro lado, si quieren una recepción más relajada e íntima, una buena alternativa es casarse un miércoles y jueves. Aquí pueden elegir una cena a la que inviten a las personas más cercanas e importantes para ustedes. Con esto no deben preocuparse porque todos los que están en su lista de invitados asistan, pues al ser un número más pequeño y familiar, corren menos riesgos.

Meses más demandados

Junio sigue siendo uno de los meses más elegidos para celebrar bodas alrededor del mundo desde la antigüedad. Todo comenzó porque este mes se nombró en honor a Juno, quien era considerada para los romanos como la diosa del matrimonio y reina de los dioses. Esta tradición se prolongó ya por otras razones como el inicio de las vacaciones y el clima cálido. La desventaja es que suele ser más costosa y, en general los lugares suelen ocuparse más rápido. Así, julio sigue siendo un mes muy apetecido por las razones anteriores, al igual que lo es diciembre.

Los mejores meses para casarse en Colombia son dos alternativas igual de populares como mayo, pues tiene mejores precios al ser antes de la temporada alta, y septiembre que es el mes de los enamorados. Si bien también están en el top de las más elegidas, son menos costosas y cuentan con mayor disponibilidad.

Elegir la fecha según la temporada

Camilo Uribe FotografíaCamilo Uribe Fotografía

Aunque en Colombia no existan las estaciones, el país si atraviesa por una serie de temporadas de lluvias anuales que es mejor que eviten sobre todo si quieren celebrar un matrimonio al aire libre. Alguna vez habrán escuchado decir, por ejemplo, “abril lluvias mil”, pues es uno de los meses con mayor número de precipitaciones. Siendo así, los meses con mejor clima suelen ser diciembre, enero y febrero, aunque esto puede variar de acuerdo con la zona del país en donde se encuentren ubicados.

De este modo, la mejor temporada en relación clima y costos está entre mediados de enero y finales de febrero. Aunque nada de esto debe ser camisa de fuerza, lo recomendable es que se fijen en el IDEAM para conocer cómo será el estado el clima y que, además, tengan un plan B a la mano por si las condiciones no son las esperadas.

Un día significativo para ustedes

La mejor fecha también puede apuntar a una que tenga un sentido especial dentro de su relación. Por ejemplo, el día que se dieron el primer beso o que entregaron el anillo de compromiso oro blanco es el ideal para contraer nupcias. Aunque para otras, pueden ser ocasiones con cargas importantes dentro de la familia, como el nacimiento de la abuela de alguno de ustedes o la fecha en que se casaron sus papás, etc. Esto se acostumbra, sobre todo, cuando estas personas no están presentes a modo de tributo o para hacerlos partícipes de su día B simbólicamente.

Iandresh FotografíaIandresh Fotografía

Tomen en cuenta todos los consejos, pero recuerden que la fecha que escojan será aquella con la que recordarán siempre su paso por el altar, lo que no es una decisión menor. Piensen al respecto y procuren no fijarla muy próxima, para que tengan tiempo de planear aspectos importantes como la decoración para matrimonio. Además, si quieren que su viaje sea inmediatamente después del día B, esto puede afectar sus planes luna de miel, lo que es otro punto para estudiar. ¿Ya saben qué día se van a casar?