Antes de zambullirse en la búsqueda de la joya que marcará el inicio de la planificación, es preciso conocer los metales con los que se crean los anillos de compromiso, el oro blanco, por ejemplo, es uno de ellos. Este puede confundirse con la plata, de ahí la importancia de tener claro cuál es su composición y por qué son tan populares. Con estas bases estará listo/a para adquirirlo y hacer la entrega oficial para que tu pareja comience a soñar con el traje de novio o el vestido de novia, los accesorios, el corte de pelo o el peinado de novia.

Conociendo el oro blanco

El oro blanco es una aleación revestida de mucha elegancia y sobriedad, que tienen la durabilidad y alto significado del oro amarillo tradicional, pero con un matiz más cercano a la plata. El tono dependerá de su composición, pues su aspecto se debe a un baño de rodio para aumentar su brillo.

Su pureza se estima también en quilates, siendo este uno de los factores por los que varía los precios de los anillos de compromiso, dado que, a mayor pureza, mayor es el valor. Es un metal capaz de engrandecer cualquier tipo de gema pues su color neutro le permite destacar en todo su esplendor.

Anillo de compromiso oro blanco: definiendo el diseño

Los anillos de compromiso en oro blanco tienen posibilidades casi infinitas de diseño por la maleabilidad del material, permitiendo desde formas clásicas para quienes prefieren lo tradicional hasta figuras asimétricas y más atrevidas para quienes necesitan una dosis de modernidad.

Por lo general, las imágenes de anillos de compromiso presentan el modelo solitario, que consiste en un aro liso sosteniendo una sola piedra, comúnmente un diamante, una gema fuerte y resistente al paso del tiempo, y que representa el amor para siempre.

Para quienes prefieren un anillos de oro blanco con un diseño más discreto y delicado los estilo pavé será el indicado. Imponiéndose desde la temporada pasada, estas argollas con incrustaciones de chispas de diamantes en el aro, son el perfecto equilibro entre refinamiento y sofisticación.

Si la personalidad a quien se le hará la entrega de anillo de compromiso es más arriesgada y juguetona se puede experimentar con curvas, tallas corazón, sortijas enroscadas, formas geométricas o trabajos en filigrana. Logrará un anillo de promesa realmente único que, además, puede tener un toque diferenciador marcándolo con algunas de las frases de amor cortas y la fecha de la pedida de mano.

Anillos de oro blanco: el toque de color

No solo los diamantes están presentes y combinan perfectamente en los anillos de compromiso en oro blanco. Existen otras gemas que agrandan el abanico de posibilidades y permiten crear una pieza con personalidad propia al integrarle colores llamativos.

Las esmeraldas, zafiros y rubíes son piedras preciosas que también están disponibles en altos grados de pureza y logran un conjunto fantástico. Pueden usar el enganche tradicional solitario, atreverse con el estilo halo o roseta, conocido también como cluster setting, para dar un aire vintage a la joya.

Los diseños carreta o rueda con incrustación de piedras pequeñas y delicados cordones de filigrana son el anillo ideal para hacer un grandioso juego de color y engalanar a las más románticas. Recuerda tener claro el lugar dónde se pone el anillo de compromiso, para que además del oro y las gemas sea la vena que pasa por el corazón la que revista de todo el amor esta fantástica joya.

¿Cómo distinguir si realmente se trata de un anillo de oro blanco?

Es muy fácil caer en la equivocación de diferenciar a simple vista si se trata de oro blanco o de plata, por ejemplo. ¿Te imaginas en la tienda de joyería con una balanza y una calculadora para saber en profundidad cuál es la composición de los anillos? Definitivamente no, pero existe tres factores que te ayudarán a identificar si la pieza es auténtica, incluso será útil para reconocer unas argollas de matrimonio en oro blanco

Lo primero será el precio, la plata tiende a ser más económica que el oro. Lo segundo será su brillo, la plata suele ser más opaca, mientras que un anillo de oro blanco es más brillante. Finalmente, la marcación. Al interior de la pieza se graba las letras "K" o "Kt", lo que simboliza su grado de pureza. Pueden ser de 18k o 9k, uno de 24k es imposible para fabricar una joya, pues con ese grado significa que es oro 100% puro y difícil de moldear, además, se trataría de oro amarillo.

Retomemos, si hay una marca que dice "750" esto equivale a 18 quilates, una unidad de medida que significa que por cada mil unidades de fundido de otros metales hay 750 de oro puro. Si tiene una inscripción de PT o PTL o el sello 950 hace referencia a que es de plata. ¡Importante! El precio de la pieza dependerá de la aleación y porcentaje utilizado de otros metales. El precio de un gramo de oro en el mercado es cambiante, de lo que va corrido del año 2020 este a oscilado entre $1900.000 y $230.000 pesos.

El oro blanco también para él

¿Quieres sorprender a tu pareja obsequiándole un anillo de compromiso para hombre? Este será el símbolo de amor y compromiso mutuo. Entre los diseños se encuentran piezas más sencillas (lisas), anillos de oro blanco con diamantes de aspecto más tradicional o clásico hasta aquellos anillos de compromiso en oro blanco con incrustaciones de madera.

Luego de elegido el anillo de compromiso de oro blanco, pueden conservar esta inspiración y línea de diseño para las argollas de matrimonio. Conseguirán crear un conjunto armonioso que complementarán con las palabras de la ceremonia, la decoración para matrimonio y los demás elementos que harán que este día sea realmente inolvidable para ustedes.