Paula Diez Fotografía

Es importante que estés 100% cómoda con tu vestido de novia, pero también que te veas lo mejor posible y esto incluye verte con un cuerpo lindo y estilizado. Mejora tu silueta con estos truquitos fáciles.

  • El corte del vestido es clave, y debes elegir un modelo que te siente bien y que favorezca tu tipo de cuerpo. Utiliza un corte de falda o un corte sirena bien ajustado, y evita los cortes debajo del busto.
  • El color es un trampita visual que puedes implementar para minimizar tu cintura. Los colores oscuros te hacen ver más delgada, puedes añadir a tu look un cinturón finito negro o una cinta negra amarrada a tu cintura. 
  • La tela también es un factor importante, escoge telas livianas que tengan una buena caída. Evita los volados o volúmenes, o usar mucha tela en la zona de la cintura.

Para evitar

  • Aléjate de los apliques muy llamativos, de los estampados y de los bordados excesivos. Busca un vestido con forma definida y no uno recto u holgado, pégate a las faldas largas que te hacen ver más elegante y estilizada. Y busca un vestido de tu talla, pues muy grande se verá mal y muy pequeño te verás rellena.
  • Vete por los tacones más altos, pues al verte alta te verás más esbelta. Otra opción, si tu matrimonio es en una ciudad fría, es usar una faja o corset, que te hacen ver flaquita. Es importante mantener una buena postura y sentarte bien.

Lo más importante es sentirte confiada de que te ves hermosa y feliz, así todos te verán impecable.