Si ya tienes listo tu vestido de novia, y te preparas para llegar en pocos días al altar, entonces es casi seguro que también tienes en tus manos el tapabocas que usarás para complementarlo y, a la vez, cumplir con los protocolos de bioseguridad. Es por esto que hoy queremos entregarte algunas recomendaciones para que tu mirada logre ser el centro de atracción de tu rostro y pueda expresar todos los sentimientos que te acompañarán mientras das el “sí” más importante de tu vida, e intercambias tus argollas de matrimonio. Recuerda que también será clave elegir un peinado de novia que despeje tu rostro y facilite el uso del tapabocas. ¡Sigue estos consejos!

Cuida tu mirada previamente

Independientemente de que realices un matrimonio al aire libre como si no, días previos es importante que descanses lo suficiente para que tu mirada luzca fresca y radiante. También es clave que retires el maquillaje antes de dormir y que hagas una adecuada rutina de aseo e hidratación. Al menos dos veces por semana puedes realizar mascarillas revitalizantes en tu rostro. Minutos antes de aplicar el maquillaje el día de la boda, puedes poner un par de compresas frías de té de manzanilla sobre tus ojos.

La importancia a los labios y el resto del rostro

Ya sea que vayas a usar un vestido de novia civil u otro estilo, en este momento a los labios y parte de la piel de los pómulos permanecerán la mayor parte del tiempo cubiertos, pero esto no quiere decir que deban omitirse por completo. Si bien la recomendación es centrar la atención en la mirada, lo ideal es que los pómulos y labios estén maquillados de una forma sutil, sobria y muy natural. En los labios puedes aplicar un hidratante que los proteja del roce continuo con el tapabocas.

Pestañas de impacto

Las pestañas aportan a la mirada tanta expresión como quieras. Para conseguirlas tienes varias opciones, por ejemplo, si se trata de pestañas cortas y delgadas,  entonces necesitarás una pestañina que agregue volumen y longitud. Si se trata de pestañas rectas, es decir, hacia abajo, lo mejor será una pestañina con un cepillo curvado que aporte elevación. Y para que dure durante la jornada de la boda, pestañinas waterproof (resistente al agua). Recuerda que, la mirada se verá más intensa, si la aplicas desde la raíz hasta la punta de las pestañas en forma zigzag.

Por otra parte, también puedes optar por usar extensiones de pestañas pelo a pelo con un efecto muy natural pero expresivo, o extensiones adhesivas de tira, que también las puedes encontrar en diferentes formas y tamaños.

Dile adiós a las ojeras

Las ojeras se suelen aliviar con un buen descanso, pero si llegado el día del matrimonio campestre sientes que aún siguen allí, entonces asegúrate de usar un buen corrector e iluminador que llenen de luz cada parpadeo. Aplicar un poco de iluminador en el arco de la ceja, hará que se marque mucho mejor el inicio del párpado. Al final, puedes dar una estocada de brillo sobre el pómulo, en la parte más cercana al ojo.

Elige tonos expresivos

Elegir los colores adecuados para las sombras ayudarán a iluminar todo tu rostro e incluso realzar el peinado elegante que hayas elegido. Los tonos nude siguen mandando la parada en cuanto a maquillaje para novia, pero además, aplicados con técnica de smokey eye, prometen robarse todas las miradas.

Las cejas: el marco del rostro

Las cejas son el complemento de la mirada y el marco del rostro, por eso el día de tu matrimonio deben lucir muy bien cuidadas: depiladas o arregladas, peinadas y con un poco de color si así lo requieren. Puedes usar algún tipo de maquillaje para cejas como sombras, gel para cejas, o incluso realizarte previamente alguna técnica de definición como sombreado con henna o micropigmentación.

Delineado: el infaltable

Un delineado sutil pero contundente es la mejor forma de realzar la mirada. Elige el tipo de delineado que más te guste y que mejor se adapte a tu concepto de peinado recogido o suelto y maquillaje. Líneas gruesas, delgadas, con efecto cat eye, doble delineado o con algún efecto vanguardista, ¡todo se vale! Lo más importante es que te sientas a gusto.

Complementa tu maquillaje con un peinado semirrecogido que despeje tu rostro, y ten presente darle vida a cada expresión de tu mirada con sentidas frases de amor y agradecimiento para los invitados.