Con todos los gastos que trae la planificación de una boda, invertir en lo que será la decoración para matrimonio soñada, cubrir la cuota gastronómica y las bebidas para atender a los invitados, pagar a los proveedores que se encargan de las tarjetas de matrimonio, recordatorios, centros de mesa para boda y todo lo que necesitan cubrir para el día B, puede dejarlos cortos de dinero. 

Pensando en el paso siguiente que es el primer viaje de recién casados considerando todos los gastos que han tenido, para que tengan una luna de miel inolvidable adecuada a su presupuesto, les compartimos 15 recomendaciones que les ayudarán a no gastar más de la cuenta y de esta manera disfrutar de uno de los viajes más importantes de sus vidas. Sin prisas o preocupaciones que podrían producir cambios en el humor y estropear ese momento tan significativo para los dos.

1. Planificar el viaje con tiempo

Si escogen su destino de luna de miel con anticipación seguro van a conseguir un mejor precio tanto en tiquetes como en el hospedaje. También sabrán cuánto dinero requieren para el viaje y podrán tener un tiempo prudencial para ahorrarlo.

2. Escoger temporada baja

La mejor época para viajar, sin duda, es la temporada baja, pues los precios de los paquetes de luna de miel son más cómodos al bolsillo. Además, durante ese tiempo la atención en los hoteles para los huéspedes, por estar menos congestionados es mejor. Así, podrán disfrutar con tranquilidad su estadía.

3. Buscar un plan todo incluido

Ya se han ocupado con tener a punto todos los detalles para su boda. Llega el momento de dejar a otros que hagan su trabajo, para que no tengan que preocuparse por aspectos de viaje, hospedaje o reservas a actividades en grupo o pareja, les recomendamos que opten por un plan luna de miel todo incluido, que conste de pasajes, estadía, comidas, bebidas, en lo posible transporte al aeropuerto de ida y regreso.  Así el dinero que lleven les rendirá más.

4. Realizar varias cotizaciones

Antes de decidir el destino y de escoger la agencia de viajes, para descubrir dónde ir de luna de miel económico lo recomendable es que soliciten varias cotizaciones a empresas serias y reconocidas en el mercado, para que puedan comparar los precios y elegir la opción que más se adapte a sus necesidades. Teniendo en cuenta presupuesto, gustos e intereses.

5. Establecer un límite de gasto con la tarjeta de crédito

Contar una tarjeta de crédito en un viaje es una opción tentadora en caso de necesitar salir de algún apuro imprevisto o darse algún capricho. Sin embargo, les recomendamos que establezcan un límite para que no se pasen más de lo que deberían en los gastos. Así evitaran un dolor de cabeza de vuelta a casa después de haber pasado unos días serenos y relajados en su luna de miel.

6. Elegir un destino que favorezca su moneda de origen

Les sugerimos que escojan un destino que maneje la misma moneda que se emplea en su país o un destino que utilice un valor de moneda inferior para que obtengan ventajas en la economía.

7. Realizar un presupuesto diario

Saber lo que gastarán día tras día es una buena previsión a sus finanzas y de controlar el presupuesto. Intenten que el cálculo que realizan para destinar el dinero para cada actividad, sobrepase el real. Así contarán con un extra y no quedarán ajustados con los gastos.

8. Preguntar a los lugareños

Si van con un plan que no incluye la alimentación, lo ideal es preguntarles a los habitantes del sector por restaurantes reconocidos que sean de su agrado y con seguridad serán más económicos.

9. Utilizar transporte público

Para acceder a sitios turísticos les sugerimos hacer uso del  transporte público, es una buena opción para bajar costos y también para conocer gente, costumbres e intercambiar impresiones.

10. Estar atentos a promociones

Buscar en Internet de manera constante es un trabajo que requiere de tiempo y dedicación, pero es la mejor manera de poder encontrar promociones o paquetes de viajes que empresas del sector ofrecen de manera imprevista. Si realizan una buena búsqueda seguro encontraran la mejor opción que se ajuste a su presupuesto.

11. Evitar caer en la tentación de un centro comercial

Seguramente será una parada obligatoria. Si los visitan con seguridad se antojarán de comprar artículos que no tienen contemplados en el presupuesto y gastarán más de la cuenta. Recuerden que la idea además de conocer, disfrutar, contemplar otra cultura, también es ahorrar.

12. ¿Y qué hay de los regalos?

Si deciden comprar souvenirs (recuerdos) lo mejor es intentar que no sean demasiados costosos para que no se incrementen sus gastos. Sus familiares y amigos entenderán que fue un viaje de luna de miel y que su prioridad era pasar un tiempo juntos y sin preocupaciones.

13. Cuenten que están de luna de miel

La mayoría de hoteles tienen precios especiales y promociones para los recién casados, por eso es importante que lo hagan saber con anterioridad para que puedan acceder a los diferentes descuentos y servicios con los que cuentan.

14. Huir de gastos innecesarios

Aunque todas las parejas tienen un presupuesto disponible para la luna de miel, es bueno no excederse en el presupuesto, recuerden que les esperan muy seguramente nuevas obligaciones y compromisos que inciden en la economía en su nueva vida como casados.

15. Contactar lo necesario

Todos sus familiares y amigos saben que es su viaje de recién casados, es tiempo total para los dos y para disfrutar al máximo en pareja. No es imprescindible mantener el contacto todo el tiempo que estarán en su luna de miel. Establecer una comunicación mínima también es una manera de ahorrar dinero. Recuerden que según qué países la llamada internacional puede costar ‘un ojo de la cara’. 

Así como deben cuidar cada detalle con antelación para el día B, que el vestido de novia se robe todas las miradas y el traje de novio descreste con elegancia, así mismo necesitan planificar su luna de miel con tiempo y planificar un presupuesto para que nada pueda salirse de control. ¡Feliz viaje!