El estilismo nupcial es uno de los elementos del matrimonio que más emociona. Buscar entre los cientos de vestidos de novia el adecuado para ti; explorar entre todas las opciones de zapatos para hallar el indicado; ver fotografías y hacer pruebas hasta dar con ese maquillaje que te hará recibir todas las frases de amor cortas; revisar nuestra web de inspiración y redes sociales para ver cuáles son los peinados de novia que se usan ahora, entre otras actividades, ocupan la mayor parte de tu día. Pero hay algo que te da vueltas en la cabeza y es intentar cambiar tu estilo antes de la boda, sin embargo, es probable que sientas miedo experimentar con algún corte de cabello que no pueda favorecerte. Tranquila, en este artículo te contamos un poco sobre cuáles son los cortes de cabello que puedes lucir mejor de acuerdo con el tipo de rostro para que así, junto con tu peluquero de confianza, consigas un look de ensueño.

Rostro cuadrado

Las principales características son los contornos regulares y rectos. También puede contar con un mentón ancho, al igual que la frente. Teniendo esto en cuenta, muchos estilistas concuerdan que llevar el cabello por los hombros ayudará a equilibrar la cara, sobre todo si se acompaña de un flequillo o capul. Puedes también arriesgarte con estilos asimétricos o si quieres irte a la segura, un cabello largo con ondas o rizos será lo indicado para suministrarle suavidad a la mandíbula. Se pueden buscar peinados para cabello largo que no cubran mucho la línea del cuello si esta es chica.

Elizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Rostro redondo

Los rostros redondos se caracterizan por contar con pómulos pronunciados y una barbilla pequeña. Por lo general, no tienen ángulos definidos y debido a ello lo que recomiendan los expertos es optar por cortes que creen la ilusión de una cara alargada en la que se marquen los ángulos.

Tomando lo anterior como punto de referencia, una melena larga con capas será muy favorecedora. Asimismo, el capul que ha estado tan de moda los últimos años también es adecuado para este tipo de cara puesto que marcará el mentón y destacará los rasgos. Por otro lado, se recomienda alejarse de los peinados de cabello corto, aunque, como toda regla tiene su excepción, el corte estilo pixie, famoso desde que lo popularizó Mia Farrow en los 60, sería una excelente opción si lo que se busca es un look transgresor y andrógino.

Rostro ovalado

Por lo general, se habla de que un rostro ovalado es el de mayor simetría y se suele tener la creencia de que cualquier estilo de cabello le sienta bien, sin embargo, también cuenta con cortes que no son tan favorecedores. Si bien, estos rostros guardan un equilibrio entre longitud y amplitud, un capul muy marcado, por ejemplo, puede endurecer el rostro. Ahora, puedes jugar casi que con cualquier estilo y llevar tu cabello largo, mediano o corto según el que te guste. Si quieres mantener un pelo largo, lo mejor es que para el día del “sí” elijas entre peinados recogidos que no escondan la belleza de tu rostro.

Rostro corazón

Su nombre no está puesto al azar, los rostros con forma de corazón cuentan con mejillas marcadas y terminan con una barbilla muy finita que a su vez tiene una terminación en punta, recreando al símbolo del amor. Como está tan marcada la parte superior y tan minimizada la inferior, se busca aportar el equilibrio faltante con el cabello. De esta forma, se debe restar volumen arriba y aportarlo abajo. Los mechones que enmarcan la cara, los peinados con moño y las trenzas son ideales y favorecedores. Eso sí, intenta evitar un capul largo y los peinados con una raya en el medio. Un must: un corte con un largo medio como, por ejemplo, el long bob, el popular estilo recto a los hombros con ondas.

Rostro alargado

Aunque este tipo de rostro tenga similitudes con el ovalado, se diferencia en que no solo es más largo como lo indica su nombre, sino también más delgado. Así, lo que se busca es que se pueda suavizar el largo del rostro y generar volumen. ¿Cómo lograrlo? Una buena forma de hacerlo es a través de mechones grandes de pelo que ayuden, precisamente, a quitarle rigidez al rostro. Un flequillo (capul) o capas cortas pueden ayudarte a conseguir el efecto deseado. Aquí no aplica la regla de que “menos es más”, puesto que lo que necesitas es justamente más, mucho más. Opta por estilos voluminosos donde las ondas y las capas sean las protagonistas.

ARMO Studios

¡Recuerda! Es importante que consultes con el profesional de belleza para encontrar la fórmula perfecta. Realiza el cambio con tiempo a la fecha marcada en el calendario, para que puedas ir acostumbrándote a tu nuevo aspecto y puedas explorar diferentes opciones de peinado. 

Ahora, después de leer estos consejos, también es importante que sepas que nada de esto tiene por qué ser una camisa de fuerza y que la decisión siempre debe estar impulsada por tus gustos personales, aunque una buena guía siempre aporta luces en el proceso. Consulta asimismo los peinados de novia que mejor van con ese nuevo look que estás por intentar para que así, te robes todas las miradas y tu futuro esposo no pueda evitar dedicarte todas las frases de amor que pasen por su cabeza. ¿Te atreves a probar un nuevo estilo para tu día?