Federico Ruíz Fotografía

Es probable que alguna vez soñaran en un destino especial en el que, además de celebrar su luna de miel, pudieran contraer matrimonio. Quizás porque vieron alguna película en la que una pareja viajaba con sus seres queridos para celebrar su unión en algún hotel a orillas del mar o en medio de la montaña, ambientado todo con un atardecer muy romántico. También puede que solo hayan pensado en un matrimonio campestre en un lugar que queda a unas tres horas de su residencia o que simplemente para dar el sí y compartirse sus primeras frases de amor como recién cansados, estén deseosos de estar en un espacio especial y significativo para su relación que está lejos de casa.

Con todo lo anterior es probable que hayan pensado en una destination wedding o boda de destino para celebrar su unión. No importa si el lugar que tienen en mente está a 3 horas de distancia por carretera o en avión, cualquier destino que se aleje de su ciudad o pueblo de residencia entra dentro de esta categoría. Así pueden organizar su destination wedding y hacer realidad sus sueños evitando el mayor número de contratiempos en el camino.

Walther Corredor

Elegir el destino y lugar de la boda

La elección que hagan del destino en el que van a celebrar su gran día corresponderá, en la mayoría de los casos, a razones muy concretas. Una de ellas puede ser que siempre hayan soñado en intercambiar sus argollas de matrimonio en ese rinconcito del mundo especial para su relación. Otra, que sean de nacionalidades distintas y deban elegir entre el país del uno u otro para sellar su amor. Pero esta, dentro de su lista de tareas, es la más sencilla.

La parte más difícil viene al momento de seleccionar el lugar donde se realizará el enlace. Deben tener en cuenta que es posible que no puedan conocer, recorrer y mirar con detalle el espacio hasta pocos días antes de la boda, si optan por un destino lejano, ya que eso puede acarrear costos extras que a lo mejor no pueden cubrir. Pero esto tampoco es una razón para abandonar su idea de celebrar su matrimonio al aire libre en un sitio especial, solo deben ser precavidos de hacer todas las preguntas necesarias antes de cerrar el trato.

Gabriela Nieto Eventos

Si bien en un principio van a enamorarse del sitio a través de las fotos, videos o testimonios a los que puedan acceder, también deben conocer todos los detalles de ese lugar, cuántos invitados le caben, cómo funcionan los servicios de banquete y bebidas, cuánto mide, entre otros. Además, es primordial que estén seguros de contratar un servicio confiable y con respaldo, ya que con la distancia los riegos a ser víctimas de una estafa se incrementan. Buscar la economía está bien, pero sin arriesgar la calidad de su inversión o la fiabilidad.

Por otro lado, revisen cuál la mejor época del año para ir a ese destino. Investiguen el clima e intenten elegir el más conveniente para el tipo de matrimonio que desean realizar, además de optar por una temporada baja en un destino muy turístico.

LH Film

Reduzcan el número de invitados

Antes de repartir sus tarjetas de matrimonio modernas deben tener un estimado de quiénes serán las personas que los van a acompañar en su gran día. Recuerden que, entre más lejano sea el destino, serán menos familiares o amigos quienes podrán desplazarse. Al momento de hacer la lista deben dejar de lado su corazón y pensar más fríamente quiénes son los invitados que con toda seguridad podrían costear todos los gastos que acarrea asistir a su boda.

Si bien, por lo usual, los asistentes deben pensar en sus vestidos de fiesta y regalos para los novios, en un encale de este tipo deben sumar alojamiento y pasajes para ir al lugar, así que es bueno que tengan esos detalles claros antes de enviar las invitaciones y hacer las reservas.

Por otro lado, también deben tomar en cuenta que para un matrimonio de este tipo deben pedir la reserva de fecha a sus invitados con suficiente tiempo de anticipación, más si optan por un destino lejano. Entre 6 meses y un año sería el lapso correcto para poder realizar todas las reservas necesarias.

Victor López Fotografía

Busquen asesoría de un planeador de bodas local

Con la distancia de por medio es imprescindible que contraten el servicio de un planeador de bodas para su enlace. Son tantos los detalles que deben tenerse en cuenta en la organización que por ustedes mismos será una misión maratónica poder con todo, por ello es mejor que se asesoren de cuáles son los mejores proveedores locales que puedan responsabilizarse de todo lo que acarrea un matrimonio de estas dimensiones. Será mucho más que elegir los centros de mesa para boda, así que la mano de un profesional, que además conozca cómo funciona todo en su lugar de destino, nunca sobra.

Además, por medio del servicio del planeador, pidan consejos para contratar el mayor número de servicios que necesitan para su boda en el destino. Bien sea el fotógrafo, el videografo, el estilista, maquillador, etc.

Programen actividades extras a la boda

Por lo general los viajes para un matrimonio duran entre 3 y 5 días, y por ende es importante planear algunas actividades para que sus invitados se mantengan entretenidos y disfruten de cada uno de los momentos de su paso al altar. Organizar les servirá tanto para estrechar su vínculo, como para pasar momentos inolvidables.

Orgánica en el Cielo

Averigüen todos los requisitos legales para casarse

En cada país existen normas distintas y estas no siempre son compatibles con las suyas, por ello es importante que investiguen con antelación cuáles son todos los trámites que deben cumplir antes de contraer nupcias y, algo también esencial, si el matrimonio tendrá validez en su país de origen. Una buena opción puede ser la de contraer matrimonio por lo civil antes del viaje y luego celebrar una ceremonia simbólica en el destino, como siempre la han soñado.

Realicen una fiesta con los seres queridos que no pueden asistir

Después de celebrar su matrimonio, es buena idea que realicen una celebración sencilla con aquellos amigos y familiares que no pudieron asistir a su unión para que, de esta manera, no se sientan excluidos y puedan hacer parte también de su momento especial.

Y ustedes, ¿se animan a realizar una destination wedding? Cuéntenos cuál sería el destino que elegirían y los detalles imprescindibles para su boda, como la decoración para matrimonio que les gustaría o cuál será el estilo nupcial con los que darían el “sí” entre todos los vestidos de novia y trajes de novio.