Lo más seguro es que después de recibir el anillo de compromiso te propusieras realizar una rutina de cuidados para lucir tu mejor versión en el día B. Has seguido las recomendaciones del estilista encargado de tu peinado de novia para cuidar tu cabello, las recomendaciones de tu dermatóloga, de tu nutricionista, etc. Ahora, otro de los ejes centrales de tu rostro es tu boca, por lo que es comprensible que también quieras integrar algunos cuidados dentales antes del intercambio de las argollas de matrimonio. Es por eso que te contamos cuáles son los pasos para una sonrisa perfecta, sin someterte a ningún tratamiento complicado. ¡Seguro no pararas de sonreír en tu cita frente al altar!

1. Una consulta odontológica es importante

Así como no dejarías la confección de tu vestido de novia 2021 a la suerte, es recomendable siempre acudas a profesionales y clínicas certificadas. Si no cuentas con un/a odontólogo/a de confianza, lee sobre la trayectoria del centro y de quienes trabajan allí, así podrán saber su experiencia y referencias.

Una buena idea es que agendes tu primera cita utilizando el servicio de tu EPS con el fin de revisar que esté todo en orden, que no tengas caries o alguna calza desgastada. Después de esta revisión general, sabrás a qué servicio debes acudir, si necesitas un rehabilitador oral, endodoncista, ortodoncista, entre otros. Recuerda agendar una limpieza para días previos a la boda.

2. El cepillo de dientes es clave

Seguro que has leído que existen distintos peinados con moños según la forma del rostro siendo algunos más favorecedores que otros. Pues con el cepillo de dientes no es muy diferente. Aunque en ocasiones se cree que esta es una compra genérica y que cualquiera puede funcionar igual, lo cierto que es que todas las personas tienen necesidades distintas y cubrirlas es fundamental para mejorar tus hábitos de higiene. Por ejemplo, si tienes encías sensibles, se recomiendan aquellos que tienen cerdas suaves para que no te lastimen y te permitan hacer un mejor cepillado.

Por otra parte, un cepillo compacto que pueda llegar a la parte posterior de los dientes y de los molares, permitirá maniobrar mejor para una correcta limpieza. No obstante, recuerda que es muy importante que solicites recomendación a tu dentista sobre cuál es más indicado.

3. Los hábitos de higiene son garantía de cuidado

Después de hablar de la importancia del cepillo de dientes es hora de mencionar cuáles son sus fieles compañeros: la crema e hilo dental. Para elegir una pasta de dientes efectiva es importante que te fijes si la cantidad de flúor es superior a mil partículas por millón, que es la cantidad mínima fortalecer la resistencia del esmalte y protegerlo de las bacterias del sarro. También es conveniente que te fijes si está fortalecido en calcio.

Pero para lograr el cepillado perfecto, al igual que buscaste armonía en los elementos de tu decoración de salón para matrimonio, es importante que siempre uses el cepillo, la pasta dental y la seda dental. Estos tres elementos juntos son el conjunto que necesitas para tu cepillado. Un buen truco es pasar la seda dental en la mitad de tu cepillado, con la pasta de dientes untada, para que esta pueda penetrar por todos los bordes y ayudarte a prevenir caries. Cepilla la lengua en un solo sentido (suavemente desde el fondo hasta la punta) y cambia el cepillo cada tres meses.

4. Atención a la alimentación

La comida es fundamental, no solo para que tu vestido de novia sencillo te quede a la perfección en tu día B, sino porque tiene otros beneficios en la salud, incluidos los dientes. Siendo así, hay algunos alimentos que es conveniente evitar como las gaseosas negras, el té, el café, el vino tinto y cualquier bebida oscura, pues pueden mancharlos o teñirlos de un tono amarillo. A la vez, se recomienda reducir por completo el consumo de tabaco.

Por otro lado, algunos alimentos que son “crujientes” pueden resultar tan efectivos como cepillarse los dientes. Algunos de ellos son las manzanas y el apio. Por lo general, se recomienda incrementar el consumo de frutas y verduras ricos en fibra, puesto que son un abrasivo natural. 

5. Ojo a los tratamientos caseros

Lo mejor es evitar seguir trucos caseros que no estén comprobados 100%, pues pueden existir efectos adversos, que pueden debilitar el esmalte natural de los dientes. 

Consulta con un/a especialista para que pueda recetar tratamientos odontológicos, sobre todo si necesitas algún tratamiento especial. Si hay bruxismo es fundamental que usar una placa para dormir, pues el estrés puede incrementar este problema y con los preparativos de la boda encima es normal que afecte con mayor frecuencia. Asimismo, en el caso de la halitosis, un buen tratamiento que elimine por completo el sarro seguido de una limpieza rigurosa es de vital importancia.

La asesoría de un profesional de confianza siempre será la mejor opción. Un tip extra es que, así como vas a hacer pruebas de tu peinado recogido, pruebes antes el maquillaje de la boda, sobre todo el labial que vas a lucir. Hay colores con el subtono adecuado que hacen que los dientes se vean más blancos. Con estos consejos estarás lista para regalar tu mejor sonrisa a los invitados que aceptaron las tarjetas de matrimonio.