Sin duda alguna, has estado haciendo malabares con todo lo que se necesita para planear la boda de tus sueños: escoger el vestido de novia que te haga sentir cómoda y lucir hermosa en una de las prioridades, definir el diseño de las tarjetas de invitación que enviarás está en la lista de tareas por hacer y escoger entre tanta variedad de decoración para matrimonio seguro ha sido difícil, por es importante que también tengas tiempo para cuidarte y no llegar cansada a la celebración. Aquí te compartimos algunas ideas que te harán ver radiante cuando estés caminando hacia el altar.

Organiza tu agenda

Algo tan fácil como hacer una lista de trabajos donde escribas todo lo que tienes que hacer con relación al matrimonio, te puede evitar muchos dolores de cabeza. En nuestro portal podrás encontrar una pestaña llamada “Mi Matrimonio” y luego “Agenda”, ahí puedes personalizar tus pendientes; por ejemplo: buscar las argollas de matrimonio en oro, después tendrías que escoger el rango de fecha en el que se deben encontrar y la prioridad de esta tarea.

Cuida tu piel

La clave para que el maquillaje luzca bonito es tener una piel hidratada, por eso es importante que le dediques tiempo al cuidado de tu rostro. Una de las estrategias es que te reúnas con tu dermatólogo de confianza y definan la rutina que llevarás a diario hasta días antes del evento.

Es muy importante que tengas en cuenta que el rostro de cada novia es diferente, por ende, lo que le funciona a una persona puede que no te funcione a ti, así que es mejor verse con un conocedor en el tema que te indique cuáles son las necesidades específicas de tu cutis.

La biotina cuida tu cabello, uñas y piel, así que los expertos recomiendan que la empieces a tomar – en píldoras o en polvo – meses antes de dar el “Sí,acepto”. Es importante mencionar que esto no reemplazará una alimentación saludable, pero es de gran ayuda, sobre todo para mantener sano el cabello y así poder lucir uno de esos peinados para cabello largo que tienes guardados en tu carrete de fotos en el celular.

Cuida tus horas de sueño

Seguramente el pensar en los centros de mesa para boda y en los paquetes de luna de miel te está quitando el sueño, pero debes empezar a trabajar en eso, pues necesitas entre 7 y 9 horas de calidad en la noche para lucir lo mejor posible en las fotografías que guardarás para toda la vida. Una rutina antes de dormir, un buen baño caliente, el evitar el alcohol, el cigarrillo y la cafeína son algunas de las estrategias que puedes implementar para dormir casi que como la bella durmiente.

¡Ojo con la alimentación!

Muchas veces a causa del estrés es posible comer más o menos de lo que realmente se necesita, por eso es importante que seas consciente de tu alimentación: Recuerda tomar por lo menos ocho vasos de agua al día, ingerir una alta cantidad de proteína (pollo, pescado, pavo, huevos), comer frutas, verduras y grasas buenas. En este punto, también es importante que busques asesoría de un nutricionista que te de las indicaciones según lo que necesites.

Siéntete cómoda

Es muy importante que cuando estés buscando tu ajuar de novia te sientas cómoda con cada elemento que te acompañará: que puedas respirar tranquilamente con el vestido, que los zapatos no sean muy apretados y que los accesorios no pesen mucho. Si estás relajada lo reflejarás durante toda la celebración y podrás bailar la noche entera sin pensar en que ya quieres quitarte todo de encima.

¡Ejercítate!

Hacer ejercicio a diario te ayudará a combatir el estrés, cuidar tu piel y desconectarte por unos minutos del afán del día a día. No importa qué tipo de entrenamiento hagas, ya sea ir al gimnasio, salir a caminar por 30 minutos, tomar alguna clase de spinning o yoga, lo ideal es que simplemente actives tu cuerpo, pues para nadie es un secreto que, si te sientes bien, te verás bien y brillarás con ese vestido de novia civil o para iglesia que elijas.

Desconéctate

Las novias siempre quieren estar al tanto de cada pequeño detalle que hará parte de la celebración, pero lo ideal es que unos días antes del matrimonio te desconectes y dejes a alguien de tu total confianza a cargo, ¿por qué? Porque así te podrás dedicar a tus cuidados personales, podrás descansar y caminar al altar pensando solo en que vas a pasar el resto de tus días con el amor de tu vida.

Diviértete

No dejes que el estrés sea el ganador. Te vas a casar con esa persona con quien tienes tantos sueños y aunque, sí, organizar el matrimonio puede ser difícil, también puede ser divertido y es un momento para que se conozcan más como pareja y disfruten de cada instante que los llevará a sellar su unión: ¡gózate cada detalle de la planeación!

Ten en cuenta todas estas recomendaciones no solo para lucir radiante el día del matrimonio, también durante la luna de miel, donde revivirán cada momento de la celebración y compartirán frases de amor.