Elizabeth Carvajal & Alejo MejíaElizabeth Carvajal & Alejo Mejía

Desde que comenzaron la planificación del matrimonio tuviste que estar atenta a todos los detalles pasando por la revisión de las diversas opciones en vestidos de novia, la difícil decisión para armar su lista de invitados para luego seleccionar el diseño que tendrán las tarjetas de matrimonio, pensar en el catering hasta aprobar el tipo de centro de mesa para boda. Sin duda alguna, uno de los preparativos más importantes será tu rutina de belleza, sin embargo, con el estrés y tanto ir y venir, puede que lo hayas pasado por alto. Por tal razón, te proponemos los mejores consejos para que los puedas poner en práctica al menos un mes antes del día B, para que llegues al altar radiante y fresca. Así que, lee con atención y separa espacio en tu agenda prenupcial.

MAC FotografíaMAC Fotografía

4 semanas antes de la boda

1. ¡Sonrisa hollywoodense!

El primer consejo para a incluir en tu rutina de belleza antes de la boda es una visita a tu dentista para verificar que tu dentadura está sana o que no tienes algún daño en ella. En ese sentido, si lo que quieres es mejorar el color de los dientes a través de un blanqueamiento dental, pregunta al (la) experto (a) si lo necesitas realmente, y de hacerlo prefiere que quede lo más natural posible. La celebración será el día en que más sonreirás y donde todas las miradas estarán puestas en ti. De modo que, si quieres cambiar algo de este aspecto, hazlo para que no escondas tu felicidad.

2. Liberar endorfinas = cero estrés

Inicia un régimen de ejercicios no muy exigentes, ni nada de deportes extremos; no vas a querer ganarte lesiones que requieran de largos periodos de recuperación. El objetivo es liberar todo el estrés y la ansiedad producto de la planificación del matrimonio. Para ello sal a caminar, realiza tramos cortos de trote o ejecuta estiramientos. Verás que tu mente y cuerpo estarán en sincronía el día de tu paso por el altar luciendo radiante en ese vestido de novia con manga.

Clara Mendoza FotografíaClara Mendoza Fotografía

3. Cuidado del cutis

Lo mínimo es realizarse 4 tratamientos faciales que no sean abrasivos, uno por semana. Lo ideal es que optes por aquellos que le brinden a tu piel mayor luminosidad, frescura y elasticidad; que eliminen el brillo, la toxicidad, los granitos o la resequedad. Esto además garantizará que el maquillaje se fijé mejor y permanezca hasta el final. Visita un centro especializado para que te realicen un diagnóstico con esto sabrás lo que más necesita tu piel para que decidas qué tratamiento realizarte, por ejemplo, puedes escoger sesiones de foto rejuvenecimiento, hidratación, mascarillas de oxígeno, microdermoabrasión o anti-imperfecciones.

4. Diseño de cejas

Las cejas son el marco del rostro, por lo tanto, deberás realizar un diseño con un profesional cualificado. Hoy en día las cejas se llevan gran parte de la atención en el maquillaje porque con estas se puede lograr afinar las facciones e incluso el rostro por eso el diseño se debe basar dependiendo de la fisonomía y particularidad de este. 

Amatista FotografíaAmatista Fotografía

Semanas previas al matrimonio

5. No es momento para experimentos

No cambiar de desodorante, champú, acondicionador, cremas corporales o faciales y/o cualquier producto estético y de cuidado personal, ya que puede existir alguna reacción alérgica.

6. Últimos retoques al cabello

Esta es la semana ideal para realizarse un despunte de cabello, retocar el tinte; si es tu caso, tratamientos de queratina, hidratación, mascarillas para el cabello y todos los tratamientos que ayuden a que luzca sedoso, sano y brillante. Evita cambios drásticos en el estilo, principalmente cortes exagerados o experimentos con colores ya que de hacerlo y no quedar a gusto no habrá tiempo suficiente para remediarlo.

Diana Quirós FotografíaDiana Quirós Fotografía

7. Es el turno para el resto de tu piel

Un buen tratamiento de exfoliación corporal para retirar toda la piel y células muertas debe estar incluida en tu rutina de belleza antes de la boda, humectar la piel dos veces al día de preferencia en la mañana y en la noche, para que se vea tersa y sana también servirá para preparar la piel para la depilación.

1 semana antes de la boda

8. Cuidarse por dentro para reflejarlo por fuera

La alimentación es fundamental. De manera que, intenta comer sano, evitar las bebidas alcohólicas, trasnochar, grasas saturadas, sal, exceso de cafeína, gaseosas, helados, azúcares, harinas y todo aquel ingrediente, alimento o producto que las pueda hinchar o hacer retener líquidos. Incrementar la ingesta de frutas y verduras, súper alimentos como las semillas de chía, acai, goji, semillas de lino, entre otros, y, por supuesto, alimentos ricos en antioxidantes, tomates, arándanos, o la granada.

Dennis BottinDennis Bottin

9. Depilación

Es aconsejable que este procedimiento lo realices en los primeros días de la última semana. Revisa cuál técnica va mejor para ti. ¿Depilación láser, cera o crema? Ten presente que, de no haber usado antes alguno de estos métodos debes hacer una prueba en alguna zona de tu piel para saber cuál es la reacción. De esta manera evitarás alguna irritación o daño a tu piel.

10. Manicura y pedicura

Prográmate para realizarte la manicura y la pedicura máximo al tercer o cuarto día de esa última semana para dar tiempo a que el decorado de uñas para matrimonio quede bien y no sufras de accidentes por hacértelas a última hora, de esta manera garantizarás que salgan perfectas para la tradicional foto con las argollas de matrimonio.

11. Masaje de relajación

La última semana del matrimonio estarás con las emociones a flor de piel por las llamadas para coordinar el catering, recogiendo los trajes o los arreglos florales para boda. Por esa razón, uno o dos días antes entrégate al descanso y a la relajación. Realízate un buen masaje de pies a cabeza para que liberes toda la tensión, tu cuerpo y mente lo notarán.

Con esta rutina garantizas llenarte de energía y vitalidad, tu futuro esposo y los invitados lo notarán. Además, quedarás lista para continuar con pie derecho su luna de miel, y por si no lo habías pensado, es tiempo de que hables con tu amor si están buscando dónde ir de luna de miel económica.