David Paso Fotógrafo

Por lo general, se piensa que un matrimonio se compone de 3 fases: la planificación con todos los detalles de la decoración para matrimonio, el gran día con todos las personas más cercanas que recibieron las tarjetas de matrimonio originales que estarán acompañándolos y la luna de miel. Esta última sería como la recompensa después de tantos meses y días de estrés. Se convierte en un viaje para cerrar con broche de oro el ciclo del matrimonio y darle apertura a la vida en pareja que es similar a una montaña rusa. Pero no hablaremos de las bondades de esos días maravillosos de descanso que realizan los recién casados. Hoy les contaremos 10 razones por las que también podrían no tener una luna de miel o no hacerla inmediatamente después del gran día.

1. El dinero

Sabemos que un matrimonio es costoso y muchas veces no queda para un viaje. Una alternativa es dejar pasar la luna de miel, ahorrar nuevamente y hacerla después de la fecha de matrimonio.

2. Temporada alta

Aunque haya dinero, es sabido que en temporada alta los precios de los paquetes luna de miel suben como espuma y conseguir viajar a un destino puede valer 2 o 3 veces más que en temporada baja. Si se casaron en meses como junio, julio, diciembre, enero o semana santa y tienen un presupuesto restringido es mejor que esperen un poco a que bajen los precios y luego sí darse un merecido descanso.

3. El viaje de sus sueños

Muchas parejas de recién casados toman unos 4 o 5 días para su luna de miel, pero todas sueñan con destinos luna de miel donde necesitarán más que este periodo de tiempo. Europa, Asia o recorrer América son lugares que requieren al menos 20 días calendario para recorrerlos y visitar los sitios más icónicos. Si no cuentan con ese tiempo, es mejor esperar y darse ese viaje soñado juntos como marido y mujer.

4. ¿Viajar o casa propia?

Si son una pareja práctica, se darán cuenta que un viaje podría ser un lujo y en cambio podrían invertir ese dinero en comprar su casa para comenzar su historia de amor bajo un techo propio.

Davier Salguero

5. ¿Viajar o estudiar?

Estudiar es otra meta por cumplir y si los novios tienen como planes hacer su carrera profesional, pagar una especialización o algún curso de más nivel, seguro es una gran manera de reemplazar un viaje que durará unos días por conocimiento y educación que quedará para toda la vida. Es una decisión que solo ustedes como pareja tomarán en su intimidad.

6. Quieren descansar

Sí, aunque parezca que no, un viaje agota y ya sabemos que ambos vienen de días con agendas apretadas como cumplir citas con proveedores, atender compromisos sociales, correr con las actividades laborales. Es completamente válido que deseen descansar para luego emprender su viaje de luna de miel.

Davier Salguero

7. No más viajes

Existen personas que se ganan la vida viajando. Su trabajo se centra en realizar viajes y más viajes y quizás no los entusiasme mucho los planes luna de miel. Si este es su caso les recomendamos que reserven un lindo hotel en su ciudad y descansen allí aprovechando el spa del hotel.

8. Disfrutar con familiares y amigos

Con la excusa de su matrimonio, muchos amigos y familiares que hace mucho tiempo no veían viajaron hasta su ciudad para celebrar con ustedes este gran evento del matrimonio. Podrán posponer su luna de miel y disfrutar de estos días con esas personas especiales con los que poco pueden compartir.

Prisma Producciones

9. Compromisos laborales

Si por temas laborales deben cumplir con muchos compromisos que no los dejarán gozar de su luna de miel es mejor dejarla para más adelante en donde puedan dedicar unos días exclusivamente al descanso y el ocio juntos, coordinar para que coincidan en las fechas de sus vacaciones.

10. Hijos pequeños

Si se casaron y tienen hijos muy pequeños que no quieren dejar aún en manos de otros, podrán esperar a que los chiquitines crezcan y quizás hasta darse una luna de miel familiar.

¿Se saltarían la luna de miel? todo es totalmente válido, lo importante aquí es la tranquilidad de ambos en todos los ámbitos, y que tal como se dijeron entre frases de amor durante los votos, estén juntos en todas: en la riqueza o en la pobreza, en la salud y en la enfermedad. Pero si definitivamente sienten que es algo que no pueden dejar pasar van poder encontrar dónde ir luna de miel económico y que de igual forma sea una maravillosa experiencia, con recuerdos que perdurarán para siempre sin que les signifique un gran sacrificio financiero.