Visual Box Producciones

Luego de las carreras que supone preparar la boda, de todas las horas invertidas definiendo cada detalle, desde el papel para las tarjetas de matrimonio, los platillos del banquete, los colores y elementos de la decoración para matrimonio y planeando el minuto a minuto de su gran día, esperarán con alegría y entusiasmo el mágico momento en que podrán dedicarse un tiempo a solas, para mimarse, consentirse y afianzar su compromiso.

Atrás quedaron las emociones de caminar al altar luciendo el maravilloso vestido de novia y traje de novio elegido para la ocasión, emocionarse hasta las lágrimas con las palabras que sus padrinos les han dedicado o abrir el baile con aquella canción significativa para ambos. Ahora comienza una nueva etapa como pareja y nada mejor que empezarla con un viaje inolvidable, en el que cada minuto cuente y se convierta en uno de sus recuerdos más preciados. Les contamos, desde la planeación, cómo lograr que este viaje lo disfruten de principio a fin.

Pablo Mier Fotografía

Regla 1: tomar las decisiones juntos

Una de las primeras recomendaciones para tener un viaje inolvidable es que los planes de luna de miel los hagan juntos. Bien dice la cultura popular que los viajes se viven 3 veces: cuando se planean, cuando se viven y cuando se recuerdan. Exploren sus posibilidades, entre los dos harán que ambos se entusiasmen y garanticen que la opción elegida la disfrutarán por partes iguales.

Regla 2: definir presupuesto

Las razones más frecuentes de estrés en medio de un viaje están relacionadas con el dinero. Tener un presupuesto claro, incluir los gastos de alojamiento, desplazamientos, alimentación y por supuesto reservar un monto para gustos y caprichos es muy importante para que puedan relajarse y ocuparse de lo verdaderamente importante: ustedes dos. Definan igualmente el medio de pago de sus gastos ya sea tarjetas débito, crédito o divisas.

Entre Dos

Regla 3: reservar con tiempo

Esto les garantiza poder encontrar disponibilidad en los lugares que quieren: hoteles, restaurantes, tours y seguramente obtener mejores precios, ofertas, muy importante en especial, si están buscando dónde ir de luna de miel económico. Realizar las reservas les permitirá viajar con mayor tranquilidad y disfrutarse el destino desde la planeación.

Regla 4: investigar previamente

Descubrir en pareja las atracciones que ofrece el lugar que eligieron para su luna de miel, les permitirá definir actividades, trazar un recorrido e incluso encontrar los lugares más románticos para compartir una cena a la luz de las velas intercambiando frases de amor cortas. Además, seguro será una experiencia divertida y animada que les posibilitará degustar el viaje incluso antes de empezarlo.

Regla 5: establecer si lo hacen ustedes o con agencia

Esto dependerá de su personalidad. Si ustedes son de los que gozan explorando en internet, preguntado a los amigos y dejando los planes un poco al azar, ¡aventúrense! Pero si su temperamento es más ordenado y sienten tranquilidad de tener todo planeado y seguro, nuestro consejo es asesorarse de los expertos en viajes, en nuestro portal encontrarán las mejores opciones que pondrán a su disposición diversos paquetes de luna de miel, diseñados a la medida.

Regla 6: realizar la maleta apropiada

Investiguen el clima que hará en el lugar durante su viaje, para que lleven la ropa y el calzado apropiado, teniendo también en cuenta el tipo de actividades que quieren realizar. En lo posible viajen con equipaje pequeño y cómodo en especial si deben hacer escalas o tomar conexiones. Si planearon un viaje con caminatas a la montaña o diversas paradas, prefieran llevar morrales a la espada para evitar los transportes aparatosos. Viajar ligero de equipaje es siempre un alivio que les hará sentir mucho más confortables. Eso sí, no olviden incluir una prenda más elegante o un vestido de fiesta corto para lucir en una cena romántica o una noche de fiesta.

Regla 7: dejar en casa temas laborales

Es un viaje que han planeado por meses y con el que empieza una maravillosa etapa de pareja, así que dejen todo ordenado y sin pendientes en el trabajo, para que puedan dedicarse única y exclusivamente a ustedes dos. Nada de atender llamadas que no estaban previstas.

Regla 8: olvidar temas relacionados con la celebración

Al igual que en el punto anterior es importante que olviden los detalles que el día de su matrimonio se les escapó a la planeación y no salió exactamente como querían. Es un viaje para descansar y desconectar, es momento de olvidar y dedicar la luna de miel solo a los buenos instantes de su gran día.

Iandresh Fotografía

Regla 9: explorar opciones

Una de las mejores maneras de disfrutar el destino que eligieron es explorar las posibilidades que ofrece. Cuando tengan definido el lugar, indaguen sobre la especialidad, con qué atractivos cuenta: monumentos, museos, palacios o planes más emblemáticos, ya sea que vayan a disfrutar de una luna de miel en Colombia o por fuera. Hagan una lista o si disponen de un mapa, de las cosas que les gustaría conocer o por dónde empezar. Así sacarán el máximo provecho a su estancia.

Regla 10: improvisar de vez en cuando, está bien

No todo pueden ser planes. Así que propónganse a destinar unas horas o algunos días del viaje a improvisar y dejar que el lugar que visitan los sorprenda. Esto les ayudará a encontrar nuevas facetas de ustedes mismos y descubrir opciones por fuera del libreto. Eso sí, deben estar dispuestos gozarse tanto los descubrimientos maravillosos, como aquellas experiencias no tan agradables, de las que seguro quedarán muy buenas historias.

Enfoque Films

Regla 11: sin afanes, también hay que disfrutar

Muchas parejas en el afán de abarcar el lugar que visitan completamente, se ciñen a un horario muy estricto que los deja exhaustos en pocos días, lo que incluso puede causar disgustos. Recuerden que este es un viaje para ustedes, una oportunidad maravillosa para afianzar sus lazos y comenzar a disfrutarse el compromiso de la vida juntos. Tómense su tiempo para caminar despacio, perderse e incluso pasar una mañana entre las sábanas.

Regla 12: prevenir antes que lamentar

Aunque el viaje es toda una celebración, eviten los excesos que puedan causarles indigestiones o malestares luego de una noche de muchas copas, que los haga cambiar sus actividades por una visita al hospital.

Motatto Photographer Filmmaker

Regla 13: crear un plan de emergencias

Aunque deseamos que su luna de miel sea un viaje sin mayores contratiempos, es bueno tener claras las pólizas, seguros o servicios médicos que los cubren y tener a la mano teléfonos de emergencia y algún familiar a quien contactar en caso de necesitarse. Esto les evitará, además del inconveniente enojos o malentendidos adicionales.

Regla 14: contactar con la familia

Es un tiempo de ambos, así que dedíquenselo con las menores distracciones posibles. Los padres y seres queridos pueden preocuparse por no saber si ustedes llegaron bien al destino. De tal forma que, si quieren darles esa tranquilidad, avísenles que están bien y que no se presentaron incidencias durante el viaje. Y si desean estar desconectados por unos días, igualmente infórmenles de su ausencia de comunicación.

Regla 15: ahora sí ¡a disfrutar!

Esta es la regla de oro. Vayan a su luna de miel dispuestos a disfrutarse hasta lo que salga mal, intenten practicar la tolerancia, no enojarse por los imprevistos y reírse hasta de las torpezas que cada uno pueda cometer. Nadie esta exento de confundir un tren, perder la cámara o no saber en qué calle se encuentran. ¡Así que hagan de eso una anécdota divertida más!

La luna de miel es una experiencia maravillosa y muy enriquecedora, vívanla y gócensela con la mejor actitud. No pierdan ninguna oportunidad para recordarse a través de frases de amor lo que sienten por el otro y hacer de este el viaje irrepetible.