Collphotography

El velo no es solo un complemento para el peinado, también es un elemento tradicional y fiel compañero del vestido de novia. Convirtiéndose este último en la base para encontrar el velo ideal, pues su diseño determinará cuál debe ser la longitud adecuada y qué detalles o no deberá contener. Por consiguiente, si te encuentras en la búsqueda de uno, debes conocer antes los diferentes tipos de velo para novia, con el fin de acertar en tu elección para el día en el que intercambiarás con tu futuro esposo las argollas de matrimonio.

Velos largos

Morilee | Gio Rodrigues

Velo capilla

Este tipo de velo puede llegar hasta los 200 centímetros de largo aproximadamente. Es un clásico para matrimonios formales y por lo general, cuando el vestido cuenta con cola, tiene la misma extensión, nunca lo sobrepasa. Este velo lo puedes lucir bien cubriendo tu rostro o simplemente llevarlo sobre el peinado o por debajo de este. Si quieres que tu peinado elegante se vea, sujeta el velo por debajo de este con alguna tiara o broche de pedrería. Tú decides a qué quieres darle prioridad.

Velo catedral

Es usualmente apreciado en las bodas de la realeza, un ejemplo de ello, el que lució la princesa Diana de Gales, un impresionante velo de 25 metros de largo. Acompaña muy bien a los vestidos que tienen cola y en ocasiones se le agrega una capa más corta para llevarla al frente cubriendo el rostro. Si decides que tu peinado de novia con velo definitivamente tiene que ser con el catedral, cerciórate que tengas espacio suficiente para moverte con tranquilidad.

Velo vals o ballet

Si te gustaría llevar velo, pero que no fuera demasiado extenso, este estilo podría ser para ti. Su longitud estará a la mitad de las pantorrillas, es decir, entre las rodillas y los tobillos, y es recomendado para vestidos sin cola y los corte midi.

Velo mantilla

Ente los diferentes tipos de velo para novia, encontramos el de mantilla, originario de España. Este encantador tocado elaborado de encaje ayuda realzar las facciones. Puede estar elaborado de otros materiales como el tul o blonda, bien sea de manera completa o solo para adornar los bordes. Aunque es más común encontrarlo en la categoría de velos largos, puedes verlo también en los velos medianos, pues algunos llegan a la altura de la cintura. Si eliges este diseño, puede optar por un peinado recogido fácil, o uno para cabello suelto. Este velo se sujeta con pinzas o peines desde la coronilla de la cabeza.

Velos medianos

Morilee

Velo largo al codo

Su longitud puede estar entre los 70 y 80 centímetros de largo, sin superar la altura de los codos. Si te interesa este tipo de velo para novia, asegúrate de que sea acorde a tu figura, pues su longitud dependerá también de tu estatura. Piensa en él si lucirás un vestido de novia sencillo o si quieres darle protagonismo también a la falda de tu atuendo, lograrás enfocar la atención en ella. Finalmente, ten en cuenta que este estilo acompaña de manera idónea a un peinado semirrecogido.

Velo puntas al dedo

Otro de la selección de los diferentes tipos de velo para novia es el que llega a la punta de los dedos. Cae hasta los 90 centímetros, a la altura de la cadera. Puede llevar doble capa, una que cae sobre la espalda y la otra sobre el rostro. 

Velo fuente

Para terminar la selección de velos medianos, este tiene un efecto ondulado por lo que gana volumen, la parte de atrás es más larga que la frontal y es indicado para vestidos de novia que cuentan con escote strapless o corazón. Pues al tener despejados los hombros otorga un aire romántico y seductor.

Velos cortos

Cherubina | Gio Rodrigues 

Velo corto o blusher

Se trata de uno sencillo y su longitud está entre los 50 y 65 centímetros. Aunque expertos aseguran que el largo dependerá desde donde se ubique. Por lo general, irá casi tocando los hombros y cubrirá completamente el rostro. Se caracteriza además por tener volumen, por lo que no es muy recomendable para quienes tienen la cara redonda. Lo encontrarás en tul o con encaje, de doble capa o de una; la primera opción ganará más volumen.

Velo birdcage o francés

Concluimos la selección de los diferentes tipos de velos para novia con el francés o como se lo conoce también ‘velo tipo jaula’. Se trata de una especie de malla o tul, y según el ángulo como se ubique puede enmarcar los ojos, los pómulos o ambos, nunca llegando a la barbilla. Llévalo con alguna diadema, tiara o peineta. Se recomienda para rostros cuadrados u ovalados.

Antes de decidirte por alguno, asegúrate de ensayar con varios velos cuando asistas a la prueba del vestido. Pues de esta manera sabrás si lo que necesitas es uno sencillo o más elaborado. Asimismo, tenlo en cuenta cuando visites al estilista para definir el peinado de novia, lo mejor es ver cómo queda antes para que no te lleves sorpresas en el día B. Luego de resolver este punto podrás acompañar a tu mamá o madrina a escoger entre tantos modelos, el vestido de cóctel ideal para la celebración.