Loopstudios
Loopstudios

Las fases de la luna no solo han inspirado mitos y leyendas, sino que de ellas se han desprendido cientos de estudios sobre la influencia que traen sus cambios en la vida de las personas. Se habla de cómo la luna creciente es buena para cortar el cabello o favorece la fertilidad, pero ¿se puede elegir la fecha de boda según los ciclos lunares? Para la astrología sí. Si son de quienes toman en cuenta los diversos agüeros del matrimonio como que él no puede verla a ella con su vestido de novia hasta el altar, o que ella debe llevar un elemento azul, o que es el hombre quien pide la mano con el anillo de compromiso, entre otras, no está de más que conozcan qué tiene para decir la astrología sobre el día de la boda. Así que, si aún no han enviado las tarjetas de matrimonio a falta de una fecha, después de conocer la influencia de este satélite natural les será más sencillo tomar una decisión.

¿Cuáles son las fases lunares?

Las fases lunares están determinadas por el modo en el que este satélite natural es visto desde la Tierra y van variando en relación con su posición con el sol y la Tierra. Esto quiere decir que las variaciones en la forma en la que se puede observar la luna se relacionan con los movimientos que tiene a lo largo del año.

Siendo así, se habla de que en un año la luna hace un promedio de 13 recorridos alrededor de este planeta, y que cada uno de ellos tiene una duración de 29.5 días. Aunque las cuatro fases más conocidas son Luna nueva, Luna llena, Cuarto Menguante y Cuarto Creciente, existen otras que se encuentran en los intermedios de estas. Además, la apariencia está relacionada con la luminosidad que recibe, siendo nula durante la Luna Nueva y alcanzando su máximo en Luna Llena.

¿Qué tiene que ver con la fecha del matrimonio?

Antes de que le digan a su diseñador cuál es la fecha que debe poner en sus tarjetas de matrimonio modernas, es importante ir sentando las bases de lo que cada fase de la luna representa. Así, para la astrología, a diferencia de la ciencia, la luna no es solo un satélite natural de la tierra, sino que es un cuerpo planetario que tiene influencia en el comportamiento de las personas, es decir, interviene en los sentimientos, deseos, y estado de ánimo. Así, muchos se han centrado en estudiar cómo las diversas fases de la luna no solo en lo personal, sino en las relaciones con los demás y aquí es donde entran las relaciones de pareja.

El matrimonio al ser una decisión y momento tan importante en la vida de las personas en cada una de sus fases tiene un significado especial que es más apropiado para cada caso. Por ejemplo, la Luna Creciente no favorece en el mismo grado a parejas que conviven, que llevan muchos años de noviazgo o que ya tienen hijos de por medio.

With You
With You

Luna Nueva

Sobre esta luna suelen existir distintos miedos, a pesar de que significa esperanza y nuevos comienzos, ¿no es ese el sentimiento que toda pareja busca para su boda? Pasan dos cosas, una que este es un buen momento a nivel personal para enfrentar cambios y ponerse en movimiento y en las relaciones de pareja suele estar relacionada con las rupturas. Por otra parte, sucede que la energía que trae cada una de ellas está determinada por el signo en el que se sitúa. Es decir, una luna nueva en Leo es completamente distinta a una en Aries y están enfocadas en resaltar aspectos diferentes que toca tomar en cuenta para determinar qué tan favorecedor puede ser. Sin embargo, en algunas religiones, como el judaísmo, esta es una buena etapa para el matrimonio puesto que ayuda al crecimiento y la felicidad de la vida en pareja.

Luna Llena

Si hay un ciclo favorecedor y apetecido por las parejas es este. Esta luna no solo puede ser una compañía mágica y romántica para matrimonios al aire libre nocturnos, sino que tiene una influencia especial que les brinda esa suerte extra que desean para su día B. Esta fase favorece los sentimientos honestos y suele propiciar las uniones fuertes y duraderas puesto que es una etapa en donde las energías masculinas y femeninas se encuentran balanceadas. Se relaciona con sensaciones plenitud, fortaleza y poder espiritual.

Cuarto Menguante

Esta fase se divide en dos y es justo en su ciclo final en donde las alarmas se prenden para las relaciones de pareja. Se dice que durante esta etapa no hay estabilidad para cualquier clase de proyecto, con énfasis en lo amoroso, puesto que puede debilitarse o acabarse, lo que hace que no sea muy apetecida para contraer matrimonio. Su primera etapa, por otra parte, tiene un aire más reflexivo, lo que tampoco la sitúa como un momento atractivo para contraer nupcias.

Cuarto Creciente

Es probable que a ella el estilista que le hará el peinado elegante del día B, le haya dicho que el mejor momento para cortarse el cabello es durante el Cuarto Creciente o que incluso se lo haya escuchado decir a su abuela, tía o mamá. Es cierto, durante esta etapa se dice que es idónea para la evolución el crecimiento. Así, para parejas que viven juntos o que tienen consolidado un hogar antes del matrimonio, esta es una etapa muy favorecedora puesto que propicia que la relación siga avanzando y desarrollándose.

Julian Barreto
Julian Barreto

Si bien los astros, para muchos, pueden ayudar o no en que una fecha tan importante como su boda sea importante, no tiene que ser un factor crucial para que impriman un día en sus tarjetas de matrimonio originales. Ahora, si para ustedes todo este tema es de vital importancia, pueden consultar con su astrólogo de cabecera para conseguir un día más preciso para ustedes e, incluso, tomar algunos de estos elementos astrológicos para la decoración para matrimonio, como la luna como tema central. ¿Qué les parece? ¿Con cuál ciclo de la luna se quedarían?