Haus
Por Haus

Las flores son sinónimo de delicadeza, alegría y feminidad y nada mejor que complementar tu look de novia con un ramo de tus flores favoritas haciendo juego con el vestido, el estilo y el espíritu que quieres transmitir en tu boda.

Las que tienen tu color preferido, las que te recuerdan un momento especial o las primeras que te regaló tu futuro esposo, todas son perfectas para crear este significativo accesorio que llenará de luz y color tu gran día.

Siguiendo tu estilo

La elección del ramo, al igual que el resto de los accesorios que redondearán tu atuendo nupcial, debe realizarse siguiendo la línea de diseño que has definido para a boda. Este debe jugar de manera armoniosa con el tocado del pelo, los zapatos y aderezos que complementan tu ajuar e incluso con los accesorios y el prendedor del novio.

Actualmente las tendencias nupciales nos abren a un sinnúmero de posibilidades para personalizar los ramos jugando con las formas, los amarres, los colores y los tipos de plantas. Prefiere siempre las flores cercanas a tu gusto, pero asegúrate de que tengan un toque que definitivamente refleje tu personalidad.

Lleno de color

Sobre tu vestido blanco, un ramo elaborado con diversas variedades de flores inundará de color tu look nupcial. Cada vez son más comunes los ramos personalizados y singulares que se elaboran combinando especies de flores y por supuesto sus colores. Flores silvestres, hojas, ramas e incluso trozos de madera y plumas atados con encaje yute o cáñamo, son perfectos para novias atrevidas que quieres dar una imagen refrescante a su gran día, en especial si hablamos de una celebración de día, al aire libre con un estilo tranquilo y no tan formal. Para bodas tipo vintage, rústicas o campestres son la elección ideal.

Solo una clase

El toque de color al atuendo nupcial también puede conseguirse elaborando el ramo con flores iguales. Esta es la elección ideal si la novia tiene una flor exclusiva que es su favorita. En general las preferidas para este tipo de ramos son las rosas rojas que encierran todo el significado de amor y pasión duraderos. También están los girasoles iluminando con su hermoso color amarillo, los tulipanes con un sentido más alegre y juguetón y los tonos morados y azules de lilas y crisantemos perfectos si se quiere explorar una gama más innovadora. Una idea para darle mayor fuerza y protagonismo, es combinar con el color de los zapatos u otro accesorio presente en el ajuar.

Blanco sobre blanco

Muchas novias, de personalidad más clásica prefieren el sobrio glamour de un bouquet blanco. Lirios, cartuchos, rosas e incluso diminutas como la yucsofilia son las preferidas para este tipo de ramos. La personalización puede realizarse por medio de los materiales para atarlas o las formas que se le den. Juntas a la misma altura, en caida o cascada, combinadas con plumas, motas de algodón y sujetas por encaje o tul del mismo color darán como resultado un hermoso arreglo, elegante y sofisticado.

Modernos y con movimiento

Existen variadas y novedosas opciones que dan a los ramos un aspecto innovador y definitivamente muy original. Usar flores exóticas como las gerberas, aves del paraíso o maracas coordinadas con hojas largas, ramas de eucalipto o pino que además de belleza aportaran una aroma delicioso y deleitarán con el arcoiris de colores. Optar por formas diferentes como arreglos circulares, maxi ramos de una sola flor de gran tamaño, incluir frutas o preferir una planta sembrada en una matera que combine con la decoración son algunas de las opciones que se verán camino al altar.

Flores que comúnmente se han usado como follaje, ahora son protagonistas de arreglos delicados y sutiles. Unidos con cinta de raso, tul o envueltas alrededor de la muñeca son alternativas cómodas y muy refinadas.

Hemos preparado esta galería de fotos para brindarte propuestas novedosas y actuales para que seas una novia deslumbrante y llena de estilo.