Hacienda Mi Villa de Leyva

El banquete de matrimonio hace parte de los momentos especiales porque los invitados compartirán con ustedes lo que la antigua monarquía consideraba un privilegio entre los nobles: sentarse a la mesa con el rey. En este caso, ustedes serán las veces de reyes frente al auditorio y por eso cuando se planea la decoración para matrimonio la preparación de las mesas tiene un ítem en la lista de pendientes, y no solo para definir los centros de mesas para boda que irán en ellas. Bien dicen que la diferencia entre lo simple y lo espectacular radica en el valor que se les da a los detalles. Así que, siendo conscientes del estilo particular que cada empresa de catering y restaurante puede tener para ser diferenciada, el protocolo de eventos dispone unos lineamientos de cómo organizar y presentar las mesas, para no dejar ningún detalle esencial por fuera.

Definir el tipo de mesa para el montaje

Existe un tipo de mesa idónea para cada tipo de evento a realizar. Para los matrimonios, lo clásico y tradicional son los tipos de mesas redondas, en las que se pueden disponer de 6 a máximo 12 puestos por mesa. Las mesas cuadradas se usan para celebraciones familiares más pequeñas y en especial cuando el número de invitados termina en par, porque van de 4 o máximo 6 puestos. Las mesas imperiales o las rectangulares, que tienen la posibilidad de tener un mayor número de sillas por mesa (hasta 50) son usadas en bodas estilo bufé.

Seleccionar el tipo de montaje

Un Sueño de Boda

Analizando la dimensión del espacio, número de invitados y personalidad del evento, se elige un tipo de montaje.

El montaje tipo U: especialmente para reuniones pequeñas, se ubican las mesas en forma de la vocal, con las sillas en la parte externa.

El montaje tipo imperial: solo se ubica una mesa larga en donde no excede el número de 50 invitados. Sin embargo, puede usarse varias mesas rectangulares de 20 o 15 puestos cuando son matrimonios grandes al aire libre.

El montaje tipo banquete: es el más tradicional y en el cual se usan mesas redondas con un espacio promedio de 1 metro entre sí, para darle paso a los invitados. En ocasiones, se considera la tarima para ubicar la mesa principal donde ustedes se sentarán, para tener mayor visibilidad de los asistentes. Y para las recepciones más pequeñas se suele optar por el montaje tipo cóctel aunque es el menos usual en los matrimonios, pues es indicado cuando hay una gran cantidad de asistentes, el espacio es pequeño, solo se ofrece comida ligera y no dura más de una hora porque los invitados estarán de pie. 

Se viste el mobiliario

Limón Dulce Eventos

Después de establecer la imagen integral de la decoración de salón para matrimonio, se definen los elementos decorativos para las mesas. En un banquete clásico, los elementos serán:

  • Las fundas: ya sea elástica, recta o plisada para las mesas y, si se desea, también para las sillas. Debe cubrir hasta el suelo, tapando las patas y del color que mejor vaya con la decoración.
  • La mantelería: cubre toda la mesa sin llegar al suelo deberá hacer juego con la vajilla, cristalería y centros de mesa.
  • Los centros de mesa: se debe prestar especial atención para que no supongan barreras de comunicación o de incomodidad entre los invitados, para ello se debe cuidar el volumen, olores y altura. Cuando son candelabros, las velas pueden ser encendidas solo en cenas y después que los comensales se hayan sentado. Y si es una mesa larga, lo ideal es disponer de 50 o 60 cm de distancia entre cada decorativo.

Mesa servida

Ilusiones Organización y Protocolo

Sin apreturas ni demasiados artilugios que no se vayan a utilizar, las mesas se sirven respetando 60 cm de espacio mínimo para cada comensal y con los elementos que se mencionarán a continuación, de forma que sentarse a la mesa sea algo cómodo, ameno e ideal para inspirar frases de amor cortas en la participación del brindis:

  • Los platos o vajilla en los que se sirven los alimentos no deben ponerse directamente sobre el mantel. Siempre se usa el plato bajero, plato base o trinchero, ubicado en ángulo recto a unos 2-3 cm del borde de la mesa y separados entre sí a 45 cm de distancia. Los platos se sirven siempre por la izquierda del comensal y se retiran por la derecha. Y si hay plato para el pan, se ubica en la parte superior izquierda del plato base.
  • Los cubiertos, que no deben exceder 3 unidades por servicio, se ubican a 3 o 4 cm del plato. Los tenedores al lado izquierdo, se usarán de izquierda a derecha en el orden de cada servicio. Los cuchillos, al lado derecho junto con las cucharas, de afuera hacia adentro en el mismo orden mencionado y con la hoja mirando hacia el interior.

Ana Maria Barriga

  • No hay una regla estricta para la ubicación de las copas, estas se suelen colocar de acuerdo al orden del servicio, por el tamaño u otra alternativa que se considere. Es común encontrar que primero esté la copa del agua, seguido las copas de los vinos blanco y tinto, y por último, la de la champaña para el brindis.
  • Las servilletas, van dobladas de forma sencilla en forma de triángulo o cuadrado e idealmente puestas al lado derecho del plato.

Ana Maria Barriga

Recuerden que la asesoría de su proveedor les ayudará no solo a saber cómo debe ser el servicio y disposición de las mesas para su matrimonio, también les permitirá estar más tranquilos en cuanto a la planificación. Cuando se entrevisten con el/la profesional denles los detalles de lo que desean para su enlace, si tienen alguna idea podrán planteársela para conocer si es viable o no. Y no se preocupen si están pensando cómo debe ir la decoración para matrimonio civil o el religioso, con la orientación que les brinden sabrán qué elementos no pueden faltar y de cuáles prescindir. Luego de resolver esta actividad de su lista de tareas podrán continuar con los demás detalles ¿seleccionar la música para la fiesta? o ¿buscar las tarjetas de matrimonio? ¡Ánimo! seguramente quedan cosas por decidir.