Quintana & CorreaQuintana & Correa

Se tiene la idea de que el cabello crespo es indomable, también se cree que es difícil encontrar un peinado de novia que luzca increíble, pero nada más lejos de la realidad. La clave está en encontrar el tratamiento adecuado y saber qué le favorece y qué no. Para ello, es importante que conozcas el tipo de crespo que tienes para que encuentres la forma más conveniente de lucirlo y que despierte la admiración de todos los asistentes. Aquí te compartimos algunos consejos para que consigas la mejor versión de tu cabellera con alguno de los peinados elegantes que tienes en mente ¡los amarás!

Cabellos crespos

Por la estructura de este tipo de cabellos sugerimos optar por peinados semirrecogidos, dejando algunos mechones a los lados cuidadosamente sueltos y definidos, recogido hacia un lado, o recoger parcialmente el cabello para despejar el rostro y dejar caer los crespos en cascada hacia atrás. Las alternativas son muchas, pero para que puedas hallar la indicada, primero revisa cuál es tu tipo de cabello y podrás definir mejor tus opciones.

Tipo 3A

Los de este tipo son cabellos con rizos grandes y sueltos, con forma de S bien definida.

Consejo de cuidado: Con el cabello aún húmedo, tomar diferentes mechones y enrollarlo en los dedos, o apretarlos con la palma de la mano desde abajo hacia arriba para conseguir una mayor definición del crespo. Puedes cuidarlo dos veces por semana con aceite de coco y de oliva; 20 minutos antes de tomar una ducha mezcla estos dos ingredientes y aplícalo sobre el cabello, después lávalo como de costumbre.

Cinema Corazón

Tipo 3B

Rizo con más volumen y más apretado que el anterior. Su forma es similar a la de una espiral, de textura más gruesa y más densa pero aún se puede considerar como un rizo fino.

Consejo de cuidado: Es necesario bloquear la humedad ya que tienden a ganar frizz con facilidad. Puedes preparar una mascarilla con un banano maduro y la pulpa de un aguacate, luego mezclarlos hasta que consigas una crema. Aplícalo sobre el cabello húmedo y déjala actuar de 20 a 30 minutos. Después enjúagalo como lo haces habitualmente. Realizarlo dos veces por semana será suficiente.

Tipo 3C

Rizos bien definidos y apretados, la forma de este tipo de pelo cuenta con una curvatura más pequeña y se asemeja a la de un sacacorchos. Tienden a ganar volumen con mucha facilidad.

Consejo de cuidado: Dos o tres veces por semana puedes probar aplicarte un tratamiento de cristal de sábila (aloe vera) con jengibre. Se deben triturar estos dos ingredientes y luego colar la mezcla. Aplícalo desde el cuero cabelludo hasta las puntas, masajeando durante 3 minutos para que se estimule el riego sanguíneo. Cúbrelo con un gorro plástico o bolsa y déjalo actuar por 30 minutos, luego enjuagar como de manera habitual. Adicionalmente, podrás hidratarlo con aceite de argán y con silicona para peinar.

Cabellos Afro

Los cabellos afro son delicados, pero con los cuidados adecuados pueden lucirse maravillosamente con peinados para cabello suelto sujetos con peinetas o tiaras, por ejemplo. O sencillamente sin nada, al natural. También pueden escoger peinados recogidos decorados con una corona de flores y conseguir un look bellísimo. Antes de definir cuál llevarás, es importante que identifiques sus cuidados para potenciarlo al máximo.

Tipo 4A

Rizo muy definido y muy apretado, continua teniendo un patrón en forma de S y puede tener un poco de brillo.

Consejo de cuidado: Necesitarás 1 aguacate, 3 cucharadas de miel y la yema de 1 huevo, mezcla bien todos los ingredientes hasta que no hayan grumos, aplícalo sobre el cabello seco y deja actuar por 30 minutos, finalmente debes lavarlo bien hasta que desaparezcan todos los residuos, ¿el resultado? brillo y suavidad.

Tipo 4B

En este caso el patrón del rizo es más como una Z en lugar de enrollarse en forma de S, es más grueso y apretado. Es un cabello frágil y que puede perder con facilidad los aceites naturales del cuero cabelludo.

Rebecca IngramRebecca Ingram

Consejo de cuidado: Para conseguir conservar los aceites naturales, aportarle brillo y suavidad, prepara en un recipiente la mezcla de 1 huevo, 1 cucharada de aceite de oliva y 2 de mayonesa hasta conseguir una combinación consistente y homogénea. Aplícalo sobre el cabello seco, que quede totalmente cubierto, déjalo de 20 a 30 minutos, enjuaga como de costumbre hasta que no quede ningún residuo. También puedes probar con aceite de coco o aceite de ricino para ayudar a retener los aceites, ponlos directamente en el cuero cabelludo según sientas la necesidad, 30 minutos antes de tomar un baño.

Tipo 4C

La densidad es similar al anterior, pero la diferencia radica en que es menos definido y más apretado. Son cabellos muy delicados que tienden a quebrarse con facilidad.

Consejo de cuidado: Para reducir la fragilidad del cabello, mejorar la calidad y aportarle un brillo natural, según la cantidad de cabello y de su largo vierte en una ollita aceite de ricino y aceite de soya, calienta a baja temperatura por aproximadamente 2 minutos, sin que hierva. Aplica la mezcla desde el cuero cabelludo hacia las puntas masajeando suavemente. Al terminar envuelve el cabello en una toalla de 20 a 25 minutos, retira la toalla y peina suavemente, puedes dejarlo o retirarlo según lo prefieras. Recuerda el uso diario de productos hidratantes

Importante que en cualquiera de los casos acudas al profesional de belleza para que pueda asesorarte sobre lo que va mejor para ti de acuerdo a la forma de tu rostro y de qué otra forma podrías cuidar tu pelo.

Así que, una vez identificado el tipo de rizo podrás previamente dedicarle a tu cabello todos los cuidados que necesita. Esperamos que puedas aplicar estos consejos para que consigas el estilismo perfecto luciendo tu vestido de novia.